» HOME  » REGISTRARSE  » CONTACTO 
WallpapersPublicar avisoListado de rubros
Usuario Contraseña
» Busqueda
  << VOLVER   .: HISTORIAS DE COLECCION
Juan Bautista Bairoletto
HISTORIA

Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9,
parte 10, parte 11, parte 12, parte 13.


GALERIA DE FOTOS
PARTE 1º

Investigar sobre la vida de Juan Bautista Bairoletto es un nuevo desafío que me he propuesto y espero me acompañen tal como lo hicieron con El Pibe Cabeza. Tengo que confiarles que a medida que voy avanzando en su historia, leyendo todo el material que e conseguido juntar, lo que más me sorprende es la solidaridad de la gente que vivía en el campo por aquellas épocas, su hospitalidad como regla y el compromiso que asumían ante los problemas que los circundaban. En ese entonces, las leyes y autoridades que imperaban, generalmente eran fruto de elecciones fraudulentas y golpes de estado, que favorecían solamente a las clases dominantes y pudientes. Por que les comento esto?....para que puedan entender desde el vamos, esta historia. Bairoletto era considerado en la zona que actuaba, y lo es en la actualidad, un héroe, un verdadero benefactor, que no robaba a sus amigos ni a los que le prometían su solidaridad, sino solamente a los ricos y poderosos que hacían oídos sordos a los reclamos de los más pobres, al mismo tiempo se había convertido en el vengador de las injusticias sociales que se cometían a diario entre la gente mas humilde. Los pobladores lo veían de esa manera, por esta razón lo protegían y lo apodaban cariñosamente el Robin Hood criollo, por que robaba a los ricos y ayudaba a los más necesitados. Y es así como nace el mito, reverenciado por las clases mas desposeídas y repudiado por las clases más poderosas.

Juan Bautista Bairoletto o Juan Bautista Vairoletto, en cuyo prontuario (legajo policial) se registran los alias Marcelino Sánchez, Martín Mirando y El pampeano, y en el ámbito popular bautizado como el “Robin Hood criollo”, “Atila de La Pampa” y “San Bautista Bairoletto”, nació el 11 de noviembre de 1894 en la ciudad de Santa Fe. Era el segundo de los seis hijos de Victorio Bairoletto y Teresa Bondino, que eran inmigrantes italianos. Siendo un jovencito, sus padres se trasladaron desde Santa Fe para arrendar un campito en La Pampa central, en la zona de Castex. Aparecía, en ese entonces, como un humilde labrador que había dejado sus estudios primarios para ayudar a su familia. No tuvo una infancia feliz y la temprana muerte de su madre, siendo un adolescente, lo impulso hacia cierto destino de desprotección, sin embargo pese a todo, era un chico simpático y supo desde muy joven que la clave para poder seguir en la vida era mostrarse emprendedor. Tuvo varios trabajos: changarín, mozo, cuidador de plaza, alambrador y hasta comerciante. En otro medio social, Bairoletto hubiese sido, quizás, un individuo prospero, si se piensa que la sagacidad, la audacia y variadas habilidades le pertenecían. Pero, tenia la contra de haber nacido en un medio muy humilde, que le impidió por cuestiones económicas, recibir una instrucción acorde a su inteligencia, y por su carácter y su forma de ser, no era un tipo que precisamente se iba a resignar tan fácilmente a su suerte.

Bairoletto, era de contextura física menuda, estatura mediana, pelo rubio, con cutis blanco y ojos verdosos. Y lo que más impresionaba en él, según los que lo conocieron personalmente, era su mirada penetrante. Vestía bien a lo gaucho, chambergo y camisa negra, pañuelo blanco al cuello, bombacha de campo gris y botas o alpargatas negras, según la ocasión. Se había hecho hacer dos tatuajes en los brazos: en el derecho el dibujo de una mujer, y en el izquierdo un triangulo que encerraba el numero 13 con sus iniciales; J.B.

Lo curioso de esta historia, es que si se recorre las zonas en que Bairoletto actuó, en la actualidad es considerado un mito reverenciado por sus pobladores, principalmente por las clases mas desposeídas. Versos, canciones, historias relatadas y libros enmarcan su vida, colocándolo con una imagen casi inmaculada. De esta manera la tradición oral permite corregir la versión de los delitos cometidos, mejorar sus actitudes pródigas para con los humildes y justificar los asesinatos como hechos inevitables y hasta como ajusticiamientos. En general las muertes no se le atribuían a él, sino a sus cómplices. Su tumultuosa vida transcurrió en ambientes prostibularios, comités y casas de juego. Convertido en salteador, sostuvo tiroteos con la policía en los alrededores de la ciudad de Castex primero y luego en otras localidades de La Pampa y provincias vecinas como Mendoza y San Luis.

Bairoletto parece verse, por aquel entonces, comprometido por el medio social que lo rodeaba, que le exigía una conducta determinada y por ende, actúa en consecuencia. La gente lo ayudaba a huir, le hacia llegar mensajes cuando se refugia en algún monte y le proporcionaba alimentos. Y Bairoletto, que no era codicioso ni buscaba amasar fortunas, logra así acrecentar su personalidad y convertirse en una especie de vengador de los sufrimientos de sus semejantes, que no eran pocos, en su ámbito social.

Hay quienes afirman, que no robaba para él solo, sino que repartía su botín entre sus amigos, protectores y gente necesitada.

Ya en la década del 30, no hay asalto, pendencia o muerte de los que no se lo haga responsable. La policía le seguía el rastro, llegando casi siempre tarde, justo cuando Bairoletto, ya alertado, emprendía la fuga. Se convierte en una sombra, un fantasma, un azote. Desaparece en Castex, aparece en el desierto de San Luis, comete desmanes en Villa Regina, Río Negro, se lo ve por General Alvear, en Mendoza... Y es así como va trascurriendo su vida de delincuente “benefactor”.







En el próximo capítulo les voy a contar sobre el primer crimen que comete y como comienza con sus andanzas casi novelescas que hicieron que se transformara en uno de los Bandidos Rurales más destacados de la historia. Hasta la próxima entrega.
Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9, parte 10, parte 11, parte 12, parte 13.

Galería de fotos
Todas las historias
Butch Cassidy
 
Juan Bautista
Bairoletto
 
Mate Cocido
 
 
  << VOLVER    
       
NOTICAMPO (C) Y (R) 2004 - WWW.NOTICAMPO.COM - INFO@NOTICAMPO.COM - TEL: 02362 15505371 - JUNIN (B)
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar