» HOME  » REGISTRARSE  » CONTACTO 
WallpapersPublicar avisoListado de rubros
Usuario Contraseña
» Busqueda
  << VOLVER   .: HISTORIAS DE COLECCION
Butch Cassidy
HISTORIA

Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9,
parte 10, parte 11, parte 12, parte 13, parte 14, parte 15, parte 16, parte 17

GALERIA DE FOTOS

Parte 17

Esta historia con este capítulo, termina, como toda historia tiene su fin. Coincidentemente concluye con este año que ya esta dando sus últimos destellos. Les cuento que para mí no fue una tarea fácil, no soy historiadora por lo tanto la investigación me costó llevarla adelante, solo espero que el producto de mi tarea les haya gustado. Aprovecho para agradecer al escritor, historiador y editor del Diario La Capital de Rosario Osvaldo Aguirre, sin su aporte no hubiese podido llevar adelante esta apasionante historia.

Recién el 1991, con la intervención del antropólogo forense Clyde Snow, se realizó la exhumación de un esqueleto y parte de una calavera en la supuesta tumba de Butch y Sundance, en el cementerio de San Vicente. Allí fueron inhumados sus restos mortales en forma anónima, por no tener los medios para identificarlos en su momento. Los estudios de ADN revelaron que lo restos exhumado no correspondía a ninguno de los dos bandoleros. Descubriendo los investigadores que los huesos pertenecía a un alemán minero llamado Gustav Zimmer.
Como verán sus vidas y su desaparición esta aun llena de interrogantes, razones que dio lugar a que se entrelazara lo real y lo inventado, en su momento, por los pobladores del lugar. Hecho, que originó una historia de vida llena de anécdotas que en la actualidad no se pueden comprobar su veracidad debido al tiempo transcurrido y a que gran parte de la reconstrucción de su vida, fundamentalmente su paso por la Argentina, fue aceptado hace algunos años, basándose los datos obtenidos en  la tradición oral, es decir en los recuerdo o anécdotas de la gente que los conoció, siendo en su gran mayoría descendientes de los verdaderos protagonistas, debido a que muchos de ellos habían fallecido. Lo que dio lugar, este conjunto de circunstancias, a la reconstrucción de  una de las más insólitas, novelescas e enigmáticas historias de vida
La vida del cowboy Butch Cassidy junto a Sundance Kid y Etta Place, no fue nada fácil.  Llegaron a la  Argentina, huyendo de la ley, en búsqueda de la paz perdida en el laberinto delictivo que eligieron en su país natal y no se sabe por que causas retomaron el camino que hizo que tuvieran que fugarse de su país.
Se ha investigado mucho sobre sus vidas, se han escrito libros, se han organizado Simposios de historiadores  y hasta Hollywood se hizo cargo de ellos en la película “Dos Hombres y un Destino” protagonizada por Paul Newman en el papel de Butch Cassidy y Robert Redford en el papel de su fiel amigo y cómplice Sundance Kid, en donde además se integra a esta dupla la bella y enigmática compañera Etta Place, pero aun siguen flotando ciertas incógnitas que no cierran, como por ejemplo el por qué del regreso al mundo del delito.  
La historia de Butch Cassidy y de su inseparable amigo Sundance Kid vivida en los Estados Unidos como en la Patagonia bien pudo haber sido sacada de una producción western de Hollywood de los años 50, pero no lo fue. Se han dado a conocer incontables andanzas de estos dos legendarios personajes en los desiertos del oeste norteamericano, hasta que debieron huir hacia nuestro país, en las que se sumaron también historias, muchas de ellas increíbles.

En el sur argentino encontró un hábitat ideal para llevar adelante sus planes logrando así dar un giro a su vida. Butch traía dinero suficiente como para encarar una vida honesta, tranquila y cumplir su sueño, que todos sus viejos amigos conocían, que era tener sus propias tierras para la cría de ganado, sabiendo que aquí en este país, lo encontraría. Topándose al llegar a la Patagonia mas precisamente a Cholila, con grandes extensiones de  tierras de pioneros, suelos aptos para la ganadería, escasa vigilancia policial, amenaza de salvajes nativos que no le preocupaban, vientos rigurosos y polvo en el aire, escenario que le recordaba nostálgicamente su tierra natal.
La vida real suele desbordar los moldes habituales dejando huellas que ingresan en el territorio de las tradiciones y el anecdotario popular que combinados dieron origen al mito, encontrando en esas tierras inhóspitas escenarios aptos para que esto sucediera.
Si bien existen diferencias entre lo épico, lo mítico y lo legendario, estos tres planos suelen conectarse entre sí y a veces hasta se confunden, porque están referidos a sucesos asombrosos, pero en la vida todo es posible.
Lo épico es un conjunto de hecho grandiosos, de gran trascendencia para la historia de un pueblo o comunidad, y la transmisión oral y/o escrita a través de generaciones, en el afán de ensalzarlos o exagerarlos, les agrega ciertos ingredientes que dan lugar al nacimiento de los mitos.
Una “leyenda” es también una narración de sucesos fabulosos que se transmiten por tradición, a lo largo del tiempo, como si fuesen históricos, aunque a diferencia de la “épico”, la leyenda puede referirse también a personajes individuales, no siempre heroicos ni dignos de culto comunitario. Y como se asienta sobre hechos reales, a los que se les han ido agregando ingredientes imaginarios y fantasiosos, cuanto más tiempo pasa, más se afianza la convicción de que esa leyenda es totalmente verdadera.
En el caso concreto de Butch Cassidy, Sundance Kid y Etta Place, se presentan varios de estos ingredientes. Lo épico está dado por sus increíbles periplos, que los muestran actuando en distintos escenarios de Norteamérica y América del Sur, en tiempos en que cubrir esas distancias constituía una gran dificultad. Luego esto se conecta con lo legendario, porque a partir de esas andanzas, la imaginación popular comenzó a atribuirles hechos, acciones y características personales que rebasan la realidad e ingresan en el plano de las leyendas. Y también sus historias llegan a veces a rozar lo mítico, en la medida en que se tejen versiones muy disímiles acerca de sus destinos finales, las verdaderas circunstancias de sus muertes, y demás aspectos que todos ustedes muy bien conocen.
Cuando comencé a investigar su vida me propuse realizar una tarea seria, metódica, rigurosa, consulte fuentes fidedignas y con todo ese material procure reconstruir los hechos con el mayor grado de objetividad y fidelidad. Pero como es absolutamente imposible tener un registro completo de todos los hechos de la vida de un ser humano y mas tratándose de Butch, fue inevitable en mi tarea investigativa que surgieran interrogantes y zonas de su existencia que no me cerraban, despertando mi curiosidad e imaginación, algo que seguramente les pasó a quienes siguieron esta historia, dejando una estela de misterio flotando, acerca de varios aspectos de sus vidas y el más importante de todos, su verdadero destino final.

Considero que la combinación de estos ingredientes contribuyó sin lugar a dudas a convertirlos en personajes legendarios. Al atribuirles hazañas o delitos novelescos, razón por la cual, es evidente, se mantuvo vivo el interés por investigar más a fondo sus historias de vida. A tal punto que hoy, a más de un siglo de sus andanzas su historia esta mas viva que nunca y lo demuestra la convocatoria voluntaria en donde se reúnen grupos de investigadores, estudiosos y escritores para participar de los  Simposios sobre Bandoleros Norteamericanos que se realizan en la Patagonia desde 1997 hasta la fecha, para debatir e intercambiar información en torno a sus figuras tan intrigantes como atractivas.
Justamente el 6 de Noviembre pasado se cumplió 100 años de su desaparición, si murió Butch junto a Sundance en aquel entonces, nadie lo pudo confirmar, lo que si puedo asegurar es que a partir de esa fecha comenzó a nacer un mito que día a día  va tomando más fuerza.



                                                                  FIN  

Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7, parte 8, parte 9, parte 10, parte 11, parte 12, parte 13, parte 14, parte 15, parte 16, parte 17.

Galería de fotos
Todas las historias
Butch Cassidy
 
Juan Bautista
Bairoletto
 
Mate Cocido
 
 
  << VOLVER    
       
NOTICAMPO (C) Y (R) 2004 - WWW.NOTICAMPO.COM - INFO@NOTICAMPO.COM - TEL: 02362 15505371 - JUNIN (B)
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar