» HOME  » REGISTRARSE  » CONTACTO 
WallpapersPublicar avisoListado de rubros
Usuario Contraseña
» Busqueda
  << VOLVER   .: TODAS LAS NOTICIAS REFERENTES AL SECTOR AGROPECUARIO
21/07/08
Regalito a las exportadoras
Los primeros beneficiarios de la baja de las retenciones serán las grandes exportadoras y la industria aceitera. Mientras rigió la Resolución 125, esas empresas compraron a los productores casi 10 millones de toneladas de soja con el descuento de las retenciones móviles, en promedio 45% desde marzo. A partir del lunes podrán exportar esas compras y pagar las retenciones de 35 por ciento. La diferencia podría alcanzar los 530 millones de dólares.

Al publicarse el decreto que instruyó al ministro de Economía a derogar la Resolución 125, el precio de la soja en el mercado de futuros de Rosario se disparó el máximo permitido. En la plaza de Chicago, donde se arbitra el precio internacional, la cotización perdió tres por ciento.

“Si la expectativa de suba de retenciones era un incentivo para adelantarse y despachar al exterior antes de que sucediera, la expectativa de una baja era un incentivo para comprar granos , retenerlos, y despachar después”, explicó la economista de la Bolsa de Cereales de Rosario, Patricia Bergero.

Así lo hicieron las industrias y grandes exportadoras. Compraron granos para exportarlos con retenciones menores. Mientras duró la Resolución 125 y las protestas de productores, esas compañías compraron a los chacareros unos 10 millones de toneladas de soja. Es el 20,8% de la cosecha. Pero todavía no los exportaron.

Desde el inicio de la comercialización de la actual cosecha, los chacareros vendieron 28 millones de toneladas de soja. Unas 12,5 millones las compraron las compañías exportadoras y casi 16 millones la industria aceitera. De esa cantidad, sólo despacharon al exterior el equivalente a 15,5 millones de toneladas, entre porotos, aceite y residuos del proceso industrial.

Durante el vigor de las retenciones móviles, los derechos de exportación subieron y bajaron de acuerdo con el precio internacional, pero en promedio fueron de 45 por ciento. Las exportadores y las fábricas les pasaron ese descuento a los productores.

Pero a partir de la semana próxima, volverán a regir los derechos de 35 por ciento. Y las exportadoras pagarán sólo el 35% por las 10 millones de toneladas ya compradas durantela vigencia de las móviles, que adquirieron con descuento de 45 por ciento.

Sobre un precio oficial promedio de 529 dólares por tonelada registrado durante el vigor de la Resolución 125, la diferencia entre comprar con descuento de 45% y vender con retenciones de 35% son nada menos que 529 millones de dólares. Es un monto que cedieron los productores y el Estado a favor de las exportadoras.

La cifra puede ser algo menor. Parte de las ventas realizadas por los productores desde el 11 de marzo fue bajo la modalidad “precio a fijar”, que los protegía en caso de que las retenciones finalmente fueran modificadas. Pero no está claro cuántas de esas operaciones tuvieron esa cobertura. Sobre todo, recuerdan en Federación Agraria, cuando la mayoría de esas ventas fue “por necesidad” de los chacareros cuando tenían que enfrentar pagos impostergables.

No es la primera vez que modificaciones en las retenciones dejan un beneficio extra a las exportadoras. Antes de la suba de noviembre de 2007 declararon exportaciones anticipadas para congelar los impuestos a los valores anteriores a la modificación. Luego, el Congreso aprobó la Ley Martínez Raymonda, que las obligó parcialmente a pagar las retenciones nuevas.
20/07/08
Obvio: El conflicto agropecuario sigue latente
Hay un grave inconveniente en la perspectiva gubernamental acerca del conflicto agropecuario: el reclamo no comenzó el 11 de marzo por la resolución ministerial 125 sino que ya venía desde antes, y por lo tanto suponer que luego de la votación en el Senado 'aqui nada ha pasado' es, por lo menos, una irresponsabilidad de parte de los gobernantes.

El dirigente de CRA, Ricardo Buryaile, dijo al canal de noticias C5N que sigue "pendiente" el reclamo de una política agropecuaria. Las entidades pidieron a la Casa Rosada un interlocutor "válido" para una "solución superadora".

Luego de que el Gobierno anunciara la derogación de las retenciones móviles que desataron el conflicto con el campo, la dirigencia rural exigió "un interlocutor que sepa y tenga poder" para retomar la mesa de diálogo de cara a una política agropecuaria.

Así lo remarcó el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, en diálogo con Radio 10. "Hasta ahora si tenía poder, no entendía y si entendía, no tenía poder", reclamó el dirigente.

Por su parte, el dirigente de CRA, Ricardo Buryaile, dijo que "nada cambió" con la derogación de la Resolución 125 y pidió segmentar las retenciones, que a partir del lunes volverán a ser fijas para todos los productores.

"Ahora debemos empezar a construir una política agropecuaria distinta, faltan muchas cosas, en nada se ha avanzado de los temas pendientes", aclaró el dirigente.

"Esto va a quedar como una experiencia a la que no debemos volver, está todo dado para que nos encaminemos, dependerá de los actores, hoy el panorama es distinto", agregó.

"Veremos si podemos entrar en la negociación para que se compense a los productores, hago votos para que esto se pueda a través del diálogo, hay cosas que cambiar, no se puede seguir con el mismo esquema, hay que discutir, hay realidades distintas productores con distintas realidades", completó.

En tanto, el titular de la SRA, Luciano Miguens, subrayó que ahora resta fijar compensaciones para los pequeños productores.

"No sé si fue torcerle el brazo al Gobierno o conseguir el rechazo a una medida que era tan inoportuna, tan injusta, y que causó ese reclamo tan importante del sector en todo el país", indicó Miguens a radio AM Mitre.

A su criterio, la derogación de la resolución 125 "es un paso adelante", pero subrayó que todavía queda discutir "la segmentación de los productores chicos". Al respecto, precisó que "el lunes habrá una reunión de la Comisión de Enlace donde se decidirán los pasos por seguir".

El titular de la Sociedad Rural destacó que "esa previsibilidad, esas reglas claras que se necesitaban para que Argentina se reintegrara al comercio internacional, [con la eliminación de la movilidad en las retenciones] no cabe duda que es un avance, un paso importante".

De todos modos se lamentó porque "se perdieron cuatro meses sin haber solucionado el conflicto en su momento", y puntualizó que "eso fue una circunstancia muy desfavorable para el país".

Miguens indicó que "hubo una negativa muy equivocada del Gobierno", porque afirmó que "se veía que esta medida era increíblemente gravosa para el sector".

Asimismo, consideró que la presidenta Cristina Fernández debería realizar cambios en su gabinete, al señalar que "se necesitan interlocutores válidos para poder discutir un proyecto agropecuario".

El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet, calificó hoy como "un paso muy grande" la derogación de la resolución 125 y sostuvo que ahora es el momento de "sentarse en una mesa grande para hablar de política agropecuaria".

El ruralista opinó que es necesario establecer "una mesa con reglas de juego claras", para los distintos sectores productivos como la "ganadería y la lechería para lograr sustentabilidad".

En ese marco, él señaló que le "gustó" el proyecto presentado por el senador santafesino Carlos Reutemann, que proponía descontar del impuesto a las ganancias parte de lo invertido en fertilización de la tierra.

"Tengan confianza en la gente del campo. Si lo toman como socio, como parte de la Argentina productiva, vamos a producir muchísimo", enfatizó Roulet en diálogo con Radio 10, al tiempo que valoró el apoyo que recibieron los dirigentes de las cuatro entidades de la gente del interior del país.
18/07/08
Cómo fue el momento de mayor tensión?
Julio Cobos: Si una votación se empata, se abrirá una nueva discusión, se repetirá enseguida la votación y si esta vuelve a ser empatada; decide el voto del presidente. Puede participar en la segunda votación los senadores que han estado presentes en la nueva discusión, obviamente están todos. Senador Pichetto.

Miguel Ángel Pichetto: Presidente nosotros en función del reglamento vamos a ratificar todos nuestros argumentos dados a lo largo de este largo día. El bloque del oficialismo se reafirma en lo que ya dijo, en el voto por el dictamen de la mayoría y vemos a pedir que se vote nuevamente para cumplir con el reglamento. Si hay empate presidente, vamos a pedir que usted, conforme también lo dice el reglamento, decide. Senador Sanz.

Ernesto Sanz: En el mismo sentido presidente, ratificamos los argumentos y desde nuestros bloques solicitamos entonces la votación.

J.C.: Permítanme entonces que antes de que se decida la segunda votación haga uso de la palabra, me parece que corresponde, así que solicito la autorización pertinente para dirigirme a ustedes. Yo le pido antes. No, no, bueno, le estoy pidiendo antes. Si consideran que no es oportuno... Yo quiero pedirle antes. Bueno.

(...): Si quiere hablar antes, hable.

J.C.: Muchas gracias. Miren, sé que el país nos está mirando, las cuatro de la madrugada y hay gente en las calles, en las plazas esperando del Congreso una respuesta. Una respuesta que no tiene por qué traducirse en una derrota, en una victoria, sino está esperando una respuesta que es solución a este conflicto para que se preserve la institucionalidad, se preserve la paz social y se busque el consenso.

Obviamente que el consenso no está presente, es como si los senadores que representan a las provincias acá, está el país partido, es la verdad. Están todos, nuestros hijos, algunos se han acercado acá, todos preocupados. A mí me han tocado momentos difíciles en la vida. Cuando tenía 23 años y no transitábamos gobiernos democráticos se les ocurrió a dos presidentes de facto llevar un país casi a la guerra, por el conflicto del Beagle. Estaba casi terminando la universidad, me quedaban tres materias y de repente me vi envuelto en ese conflicto que podría haber sido catastrófico para la Argentina y para Chile. Era inentendible cómo dos países hermanos con tanta historia, con tanta tradición podían enfrentarse (...) frontera. Realmente no podía entender por qué estaba ahí.

Después sucedieron muchas cosas en mi vida, pero esa fue una de las cosas que quedó a marcado a fuego. Vino el tema de Malvinas así que lo percibí como todos los argentinos, otro problema. La historia me hizo gobernar una provincia importante, la provincia de Mendoza. Una provincia que hace alardes de su institucionalidad porque las fuerzas están repartidas normalmente, entonces todo hay que consensuarlo.

Todo antes de remitirlo al Congreso, tiene que ser consensuado, a la Legislatura como decimos. Es una provincia no hay reelección, una provincia donde como el caso mío hijos de padres con escuela primaria, sin apellidos, sin historia, sin cuna, puede llegar a gobernar la provincia. Realmente como todo hombre con vocación de servicio, es un honor representar a su provincia. Hoy creo que debe ser el día más difícil de mi vida, junto con aquellos momentos que viví en la juventud.

No sé por qué el destino, la historia, me pone en esta situación y obviamente para un hombre hecho de carne y hueso, con sentimientos, con emociones, como todos ustedes, hace que en uno se generen contradicciones, porque es así. Yo recuerdo que vivimos una época muy difícil en el 2001, yo estaba dirigiendo una facultad y veía como el país se deshilvanaba, de deshilachaba y la gente nos pedía que nos pusiéramos de acuerdo, los políticos, todos. Éste era el mensaje. Esta circunstancia totalmente distinta, porque no es la situación que vivimos en el 2001, donde prácticamente se pedía, la gente pedía que un gobierno se fuera porque a lo mejor no había cumplido con las expectativas.

Por eso cuando asumió el presidente en ese entonces, después de una transición traumática, todos comenzamos a recuperar la esperanza y todos apostamos a consolidar el crecimiento, a consolidar el esfuerzo, el sacrificio que muchas familias habían realizado, algunos perdiendo sus ahorros, otros su trabajo, otros pasando a la pobreza y otros a la indigencia. Así poco a poco comenzamos a recuperar un gran país, el que tenemos, el que fue fruto del trabajo de muchos inmigrantes, como fueron mis abuelos.

Unos se radicaron acá en Chacabuco. Mi abuelo cosechaba, iba, salía con la casilla y por ahí demoraba 15 o 20 días para volver, estaba trabajando en el campo. Otros empleados de ferrocarril. Pero todos supieron construir metas colectivas, diferentes razas, religiones. Son estas ventajas que tiene nuestro país, que no la tienen ningún otro. Además de nuestros recursos naturales, nos ha dado esa posibilidad que no haya diferencias ni raciales, ni religiosas. Pero parece que nos cuesta ponernos de acuerdo. Es algo que cuesta entenderlo.

Por eso cuando veíamos que este país crecía, que este país se alejaba de cualquier riesgo como el que ya vivimos en el 2001, un grupo de hombres y mujeres, a lo mejor de distintos partidos, creímos en esto que llamamos la concertación. A algunos nos costó y mucho, la expulsión de un partido al cual milité. Pero lo hicimos convencidos que teníamos que aportar entre todos, sortear las diferencias. Había crisis en los partidos políticos, habían perdido esa representatividad o ese rol intermediario entre el gobierno y la gente.

Hoy hemos llegado a una situación en la cual la sociedad, me imagino que se preguntará por qué tenemos que estar de esta manera, distanciados. Hay hombres del oficialismo y mujeres del oficialismo que están pensando distintos. Hay hombres y mujeres de otros partidos que piensan distinto también. Yo estoy seguro que lo que está esperando la ciudadanía, el campo, el gobierno, la gente, nuestros hijos, todos, es que de aquí salga una solución consensuada, una solución la cual en esta excepcionalidad que le da la Constitución, tenga el vicepresidente de la Nación tomar la definición que seguramente no traerá la solución que todos están esperando. Esto es lo que yo siento en estos momentos. Créanme que está en mí el mejor de los anhelos para que nuestro gobierno, el gobierno que encabeza la presidenta de los argentinos sea el mejor de todos, pero ella delegó en el Congreso la solución de este conflicto.

Se avanzó bastante en la Cámara de Diputados y se llega hoy aquí para que de alguna manera hayan realizado su aporte, definan quienes representan a las provincias argentinas. En estas circunstancias y en estos días que hemos vivido yo puse ahí como ejemplo algunas cosas que se lograron con el consenso, con los acuerdos, por eso fue la idea mía de convocar a los gobernadores, porque había sido gobernador de una provincia y porque así avanzamos en leyes importantes que permitieron agilizar y facilitar la labor legislativa.

Puse de ejemplo la ley de hidrocarburos, que gracias a la Constitución del 94 se reconocía el dominio originario del subsuelo. Y así trabajamos en la OFEPHI y salió la ley. Vinimos acá, hablamos con el presidente, (...) senador Gioja, nos recibió, estaba el senador Sanz, toda la comisión, después fuimos a Diputados. Y se logró destrabar una ley que llevaba 14 años y que impedía que las provincias visitaran sus propios recursos, en este caso los hidrocarburíferos.

Otro ejemplo en el que trabajamos mucho, a mí no me tocó, no quiero formar parte de ese mérito, pero sé que lo trabajaron porque cuando yo asumí como gobernador ya estaba prácticamente resuelto, que fue el plan estratégico vitivinícola. Un plan a 20 años, un plan donde el sector privado y el sector estatal trabajan en conjunto, donde son parte de los problemas y de las soluciones. Y así hemos logrado inclusive convenciendo al ex presidente de la Nación, en sustituir impuestos a cambio de inversiones, como fue el caso de los vinos espumantes.

También lo logramos por el pedido de los gobernadores, con la actual presidenta de los argentinos. Yo sé que formo parte de este gobierno y que vengo de otro sector, de otro espacio político y por ahí esto me permite disentir o diferir en algunas cosas, esto es la pluralidad. Esto es actuar de acuerdo a las convicciones que uno tiene. Por eso he hecho todo lo posible, a veces anticipadamente y con críticas que las entiendo, pero sabía que este tema tenía que llegar o intuía, lo más consensuado posible aquí al Senado, donde están las provincias.

Obviamente no llegó así, muestra de ello es este resultado. La ciudadanía no está esperando que desempate el presidente del Senado, lo que está esperando a mi humilde entender, es que de acá salga algo consensuado y yo sé que está en el ánimo de todos ustedes aportar a ese consenso. Ha habido varios proyectos y ninguno termina de convencer porque no se ha podido unificar en las comisiones, a pesar de haber recibido distintos actores, intendentes, gobernadores, economistas, especialistas.

Yo sé que uno tiene una responsabilidad institucional en estos momentos. Sé que tengo que con mi palabra o tal vez con la decisión de ustedes, aportar para fortalecer un gobierno, para encontrar una solución y dar tranquilidad a todos los argentinos que quieren vivir en paz, que quieren vivir tranquilo porque sabemos que las cosas están bien y que este tema ha llegado a generar esta división que para mí resulta inexplicable, inentendible para muchos argentinos.

Porque pareciera que se adoptan posturas extremas, que de alguna manera no ayudan y no facilitan al tema. Entonces yo les quiero hacer un pedido, yo sé que esto se ha hablado y que ha intentado el senador Verani, hemos hablado con algunos amigos de distintos partido, que a lo mejor no está en el ánimo, pero yo se los quiero pedir, ustedes decidirán, sino yo después tendré que tomar una decisión. Les quiero pedir que evalúen la posibilidad de un cuarto intermedio para encontrar una solución que es la que está esperando la ciudadanía, sin mezquindades de cada uno de los sectores, porque el país está mirándonos.

En el sector del oficialismo ha habido mucha gente que ha pensado distinto, no por ello tiene que ser un impedimento para que comprendamos el mensaje de que está el Senado dividido, los representantes de las provincias divididos. Yo le pido al bloque del oficialismo que evalúe esta posibilidad y a los sectores de la oposición, la responsabilidad que hoy nos demanda la historia, las circunstancias. El país está pidiendo que nos pongamos de acuerdo y quizás necesitamos un tiempo más para arribar a una solución más consensuada que dé la respuesta que el pueblo argentino está esperando. Se los pido en nombre de muchos argentinos que creo están esperando el mayor acuerdo posible para terminar este conflicto y para mirar hacia delante. Nada más.

M.A.P.: Presidente, Jesús les dijo a los discípulos: "Lo que haya que hacer, hagámoslo rápido". Tengo instrucciones, nosotros hemos reafirmado una posición, presidente, no quisiera estar en su lugar, es una responsabilidad inmensa la que usted tiene. Seguramente también la historia va a hacer una evaluación del rol que usted defina y decida esta noche. Nosotros vamos a pedirle que usted haga uso de la facultad que le otorga el reglamento, este debate está agotado, y la Constitución por supuesto, este debate está agotado.

El Congreso ha hecho un esfuerzo extraordinario de buscar lo que usted plantea, un fin loable, pero acá estamos en un debate muy fuerte, un debate de intereses, de posiciones políticas, de discusión de autoridad, de perfil del nuevo país, del país que queremos construir y nuestra posición es la que hemos expresado. Presidente, hay una frase de un líder radical que quiero decir al final: "Que se rompa, pero que no se doble", presidente. Nosotros esperamos su voto.

E.S.: Solamente para adherir, pero además para incluir dentro de los argumentos para que esto se termine esta noche, por la tranquilidad y la seguridad personal de todos los señores senadores.

María Eugenia Estenssoro: Antes que pasemos a votar quiero decir que me pareció su propuesta, que no sé si es una propuesta que es reglamentaria o está en el reglamento, pero sentí que usted habló con el corazón y que personalmente me hubiera gustado acompañarlo.

Carlos Rossi: Pido la palabra señor presidente, porque lo escuché atentamente, así que le pido... Presidente yo pido la palabra. Yo lo he escuchado atentamente y sé que usted me escuchó atentamente a mí cuando hacía uso de la palabra y yo proponía algo en el debate, lo propuse en el trabajo de comisión, testigos presenciales ha sido los presidentes de la comisión, que tratáramos de buscar una ley para todos, que obviamente no se consiguió. Cuando digo para todos, hablo con el consenso y el mayor esfuerzo. Yo también comparto la preocupación de todos de este día histórico que estamos viviendo y donde la unidad pareciera que es el camino que hemos perdido, (lo que se resuelva la mayoría), pero particularmente si fuera un esfuerzo para poder conseguir una ley que nos contenga a todos, yo no tendría ningún problema en ponerme a trabajar y buscar ese consenso. Pero obviamente si así no lo fuere, obviamente yo voy a sostener mi voto negativo al proyecto en tratamiento. Gracias presidente.

J.C.: Votando por favor.

(...): Resultan 36 votos afirmativos; 36 votos negativos. Empate.

J.C.: Yo sé que me cabe una responsabilidad histórica en esto. Hay quienes desde lo político dicen que tengo que acompañar por la institucionalidad, por el riesgo que esto implica, mi corazón dice otra cosa y no creo que esto sea el motivo para poner en riego el país, la gobernabilidad, la paz social.

Quiero seguir siendo el vicepresidente de todos los argentinos, el compañero de fórmula hasta el 2011 con la actual presidenta de los argentinos. Vuelvo a decir que es uno de los momentos más difíciles de mi vida. No persigo ningún interés. Estoy expresando o tratando de expresar lo que mi convicción, mis sentimientos, empujan la decisión muy difícil seguramente. Yo creo que la presidenta de los argentinos lo va a entender, me va a entender, porque no creo que sirva una ley que no es la solución a este conflicto.

La historia me juzgará, no sé cómo. Pero espero que esto se entienda. Soy un hombre de familia como todos ustedes, con una responsabilidad en este caso. No puedo acompañar y esto no significa que estoy traicionando a nadie. Estoy actuando conforme a mis convicciones. Yo le pido a la presidenta de los argentinos que tiene la oportunidad de enviar un nuevo proyecto que contemple todo lo que se ha dicho, todos los aportes que se han brindado, gente de afuera o aquí mismo. Que la historia mi juzgue, pido perdón si me equivoco. Mi voto no es positivo, mi voto es en contra.

(...): En consecuencia el proyecto queda rechazado en los términos del artículo 81 de la Constitución Nacional por el voto del señor vicepresidente.
18/07/08
El futuro de la "125" luego del rechazo
La polémica Resolución 125/2008 que desató 128 días de conflicto entre el Gobierno y el campo sigue vigente, incluidas las últimas modificaciones anunciadas por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, según cofirmaron voceros oficiales.

Luego del rechazo del Senado, con el desempate del vicepresidente Julio Cobos, al proyecto oficialista que ratificaba la norma, desde sectores de la oposición comenzaron a exigir la derogación de "la 125".

El abogado constitucionalista Gregorio Badeni explicó que la situación es la misma que antes de la definición en el Senado: "Hasta que el ministerio de Economía derogue esa resolución, o hasta tanto lo haga el Poder Ejecutivo por decreto, o hasta que el Congreso sancione una ley dejando sin efecto la facultad que se atribuyó el Ejecutivo para modificar el monto de las retenciones".

Por su parte, el abogado Roberto Boico detalló otra vía para resolver la cuestión: "Si la norma fuera objetada judicialmente cualquier tribunal debería tener en cuenta cuál ha sido la expresión del Congreso, que en definitiva es el único facultado por la Constitución (artículos 4, 9 y 75 inciso 1) para establecer el tributo. Por lo que la resolución ha quedado privada de legitimidad".

Badeni sostuvo esa idea: "Lo que en este momento está ocurriendo es que hay gran cantidad de sentencias judiciales que han declarado inconstitucionales a las retenciones. De modo que si este tema no se resuelve por vía de una ley nuevamente el Poder Judicial tendrá que dar la cara y restablecer el orden constitucional. En última instancia lo hará la Corte Suprema".

"La resolución siempre fue violatoria del principio de ilegalidad tributaria. Cuando se somete al Congreso un proyecto que ratifica la resolución y el Congreso la rechaza emergen todas las cuestiones respecto de la ilegalidad tributaria y el Congreso es el único que debate tributos", sumó Boico.

El 30 de mayo pasado, luego que se multiplicaron por todo el país las protestas del campo encabezadas por las cuatro entidades rurales (SRA, CRA, Coninagro, FAA), el Gobierno realizó modificaciones a la resolución original, que al día de hoy son las que rigen para la exportación de soja, trigo, maíz y girasol. Los monotributistas que produzcan hasta 30 hectáreas mantienen la posibilidad de acceder al reintegro o bonificación.

El proyecto sancionado por la Cámara de Diputados, que ratifica el régimen de retenciones móviles y que resultó rechazado por el Senado, no podrá ser debatido nuevamente este año por el Congreso bajo este mismo título, según establece la Constitución Nacional.

En su artículo 81, la Carta Magna sostiene que "ningún proyecto de ley desechado totalmente por una de las cámaras podrá repetirse en las sesiones de aquel año".

Tampoco el Congreso podrá debatir el proyecto impulsado por la oposición que pedía derogar la resolución 125 del Ministerio de Economía del 11 de marzo pasado.
17/07/08
Un antropólogo en la tribu de zulúes
El rostro desencajado, las contorsiones en el sillón y el nudo en el que se transformó el jefe del bloque oficialista Miguel Pichetto también quedará en la antología del Senado: sufría como en una final del mundo por penales, se frotaba las manos, buscaba algo en su bolsillo una y otra vez y pensaba –seguramente– en los insultos que acababa de escuchar del presidente Kirchner por teléfono, mientras lo hacía único culpable de todo.

A las cuatro y diez Cobos pidió, antes de que se ratificara la votación y se viera compelido a desempatar, el uso de la palabra. Desde pasada la medianoche circulaba un rumor que, en ese momento, comenzó a sonar verosímil: Cobos vota que no y renuncia –me dijeron dos fuentes distintas hablando desde dentro del recinto–. Cobos comenzó a hablar pausado y refirió a un viejo incidente durante su colimba en el Sur, en años del conflicto por el canal de Beagle.

Hablaba lento, y desde el corazón. Estaba nervioso, pero no hacía mucho por ocultarlo. Todo el recinto del Senado lo escuchaba en un silencio religioso. Verlo fue conmovedor: había ahí una persona; entre tanto animal político, negociador de raza, vendedor profesional de ilusiones, había aparecido una persona que podía decir con pudor que tenía miedo, que vivía contradicciones.

Un antropólogo hablando en medio de la tribu de zulúes que estaba a punto de meterlo en la olla hirviente. Dijo lo lógico, lo que cualquiera de los cientos de miles que miraban por la televisión hubiera dicho: el país está partido, una ley así no vale la pena, hay que consensuar, no se muere nadie, etc., etc. Pichetto se retorcía como un cascabel con dolor de estómago. Pidió un receso. Un cuarto intermedio para encontrar una solución.

El delegado de K citó la Biblia: –Hagamos lo que haya que hacer, y que sea rápido.

María Eugenia Estensoro agradeció la sinceridad de Cobos y le dijo que le hubiera gustado acompañarlo en el receso. El resto quería sangre.

Cobos volvió a hablar. Más lento aún. Dijo que no era un traidor. Dijo que creía que Cristina iba a entenderlo. Quise adivinar a Cristina, en ese momento, en Olivos, pero mi imaginación fracasó. Después dijo que No. Una persona les dijo que No. Fue increíble.
 
Por Jorge Lanata
17/07/08
Cobos afirmó que no va a renunciar
Pocas horas después de haber protagonizado el dramático desenlace del debate de las retenciones móviles en el Senado, con su definitorio voto en contra de la iniciativa del Gobierno, el vicepresidente Julio Cobos afirmó que no va a renunciar y cuestionó la posibilidad de que la presidenta Cristina Kirchner le pida que deje el cargo. También aseguró que todavía no habló con la jefa del Estado ni con ningún funcionario.

"No pienso renunciar", afirmó el vicepresidente esta mañana a una maraña de micrófonos que lo esperaban en la puerta de su casa tras su crucial decisión de ayer en el Senado. "La institucionalidad también se logra preservando la figura del vicepresidente", añadió.

Minutos antes había demostrado que la relación con la Presidenta es más tensa que nunca. "No he hablado con la Presidenta", aseguró.

Luego, ante una consulta de los periodistas sobre la posibilidad de que la jefa del Estado le pida que dé un paso al costado, fue contundente: "Si se me pide la renuncia se va a estar afectando la institucionalidad. No se le puede pedir la renuncia de alguien que fue elegido por la misma cantidad de votos que la Presidenta".

"Según mi conciencia".
"Espero que el país entre en otra etapa. Ojalá que se entienda el mensaje que quise dar. Mi decisión la tomé conforme a mis convicciones, a mis principios. Hubiera querido que el proyecto quedara una semana más en comisión", señaló Cobos. "Actué de acuerdo a mi conciencia", repitió cansado por el trajín legislativo.

El vicepresidente confesó además que los únicos que conocían su decisión eran el senador justicialista José Pampuro y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

Cobos indicó que, si desde el Gobierno "lo dejan solo", se dedicará a presidir la Cámara alta, pero estimó: "Mi función es un poco más amplia. Me encantaría que naciera una nueva relación. Yo no he contestado los agravios".

Por último, el vicepresidente negó que, a partir de su decisión, exista una crisis política. Habló, en cambio, de "crisis social". "Hay que darle respuesta a mucha gente que no es del campo. La gente quiere vivir tranquila y quiere que los políticos tengamos humildad", concluyó.

"Que la historia me juzgue".
En la madrugada, Cobos había justificado su voto en contra de las retenciones con exposición cargada de frases fuertes.

"Que la historia me juzgue, pido perdón si me equivoco. Mi voto no es positivo, mi voto es en contra." De esta manera, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner, se manifestó en contra de la resolución 125 y generó un escenario de inédita derrota para el kirchnerismo.

El vicepresidente habló luego de una larga alocución, en la que planteó la posibilidad de que la Cámara alta plantee otra alternativa con mayor consenso. "Les pido que evalúen la posibilidad de pasar a un cuarto intermedio para encontrar una solución que es la que está esperando la ciudadanía, sin mezquindades de cada uno de los sectores, porque el país está mirándonos", dijo.

Su idea no fue aceptada.
"Jesús les dijo a sus discípulos: «Lo que tengamos que hacer, hagámoslo rápido»", disparó el presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto. La negativa de otros senadores acortó la agonía del kirchnerismo.

Entonces, llegó la definición más esperada. "La Presidenta de los argentinos, nos va entender. Me va a entender. Porque no creo que sirva una ley que no de la solución a este conflicto. La historia me juzgará, no se cómo", señaló Cobos con gestos de nervios.

"Mi voto no es positivo, mi voto es en contra", sentenció cuando faltaban pocos minutos para las 4.30.

Largo debate.
Con el paso de las horas, mientras seguía la discusión, que duró 18 horas, aumentaba la expectativa y la tensión respecto de cómo terminaría la votación.

En este contexto, Emilio Rached, senador por Santiago del Estero, se convirtió en el legislador que agregaría el voto necesario para que se igualen los sufragios. Hasta ese momento, el oficialismo ganaba con 36 sufragios en detrimento de los 35 de la oposición.

Tensión.
La mayoría en la que el oficialismo confiaba hasta anteanoche, sufrió en la mañana de ayer dos bajas, lo que complicó los cálculos oficiales y esperanzó a la oposición.

Finalmente, el tablero reflejó el empate: 36 votos a favor y 36 en contra de las retenciones. El escenario del desempate fue inevitable y Cobos jugó su carta más fuerte.

En el discurso de cierre del debate, Pichetto había advertido que si Cobos votaba en contra dejaría al Gobierno "herido de muerte".

17/07/08
Cómo votó cada Senador?
EN CONTRA (36):
Hilda Duhalde (PJ, Buenos Aires)
Oscar Castillo (Frente Cívico y Social, Catamarca)
Marita Colombo (Frente Cívico y Social, Catamarca)
Roy Nikisch (UCR, Chaco)
Norberto Massoni (UCR, Chubut)
Samuel Cabanchik (Coalición Cívica , Capital)
María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica, Capital)
Carlos Rossi (Partido Nuevo, Córdoba)
Pablo Verani (UCR-K, Río Negro)
María Sánchez (UCR, Corrientes)
Arturo Vera (UCR, Entre Ríos)
Luis Petcoff (UCR, Formosa)
Gerardo Morales (UCR, Jujuy)
Juan Carlos Romero (PJ, Salta)
Sonia Escudero (PJ, Salta)
Adolfo Rodríguez Saá (PJ, San Luis)
Liliana Negre (PJ, San Luis)
Alfredo Martínez (UCR, Santa Cruz)
Carlos Reutemann (FpV, Santa Fe)
Roxana Latorre (PJ, Santa Fe)
Rubén Giustiniani (Partido Socialista, Santa Fe)
Roberto Basualdo (PJ, San Juan)
Carlos Salazar (Fuerza Republicana, Tucumán)
Delia Pinchetti (Fuerza Republciana, Tucumán)
Juan Pérez Alsina (FpV, Salta)
Roberto Urquía (FpV, Córdoba)
Carlos Menem (PJ, La Rioja)
Ernesto Sanz (UCR, Mendoza)
Juan Carlos Marino (UCR, La Pampa)
Rubén Marín (FpV, La Pampa)
Teresita Quintela (FpV, La Rioja)
Elena Corregido (FpV, Chaco)
Horacio Lores (MPN, Neuquén)
María Rosa Díaz (ARI, Tierra del Fuego)
José Martínez (ARI, Tierra del Fuego)
Emilio Rached (Frente Cívico y Social, Santiago del Estero)

A FAVOR (36)
Eric Calcagno (FpV, Capital)
José Pampuro (FpV, Buenos Aires)
Fabio Biancalani (FpV, Chaco)
Silvia Giusti (FpV, Chubut)
Marcelo Guinle FpV, Chubut)
Daniel Filmus (FpV, Capital)
Fabián Ríos (FpV, Corrientes)
Isabel Viudes (Partido Nuevo, Corrientes)
Blanca Osuna (FpV, Entre Ríos)
Pedro Guastavino (FpV, Entre Ríos)
José Mayans (FpV, Formosa)
Guillermo Jenefes (FpV, Jujuy)
Liliana Fellner (FpV, Jujuy)
Mónica Troadello (FpV, Mendoza)
María Perceval (FpV, Mendoza)
Luis Viana (FpV, Misiones)
Elida Vigo (FpV, Misiones)
Eduardo Torres (FpV, Misiones)
Nanci Parrilli (FpV, Neuquén)
Marcelo Fuentes (FpV, Neuquén)
Miguel Pichetto (FpV, Río Negro)
María José Bongiorno (FpV, Río Negro)
Mariana Riofrio (FpV, San Juan)
César Gioja (FpV, San Juan)
Daniel Pérsico (FpV, San Luis)
Selva Forstman (FpV, Santa Cruz)
Nicolás Fernández (FpV, Santa Cruz)
Ada Iturrez (Frente Cívico y Social, Santiago del Estero)
Ana Corradi (Movimiento Santiago Viable)
Mario Collazo (FAUPE, Tierra del Fuego)
Julio Miranda (FpV, Tucuman)
Haidee Giri (PJ, Córdoba)
Silvia Gallegos (FpV, La Pampa)
Ada Maza (FpV, La Rioja)
Adriana Bortolozzi de Bogado (FpV, Formosa)
Ramón Saadi (FpV, Catamarca)
16/07/08
"El presidente del INTA no tiene honestidad intelectual"
La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) lamenta la agraviante y triste exposición realizada por el titular del INTA, Carlos Cheppi, quien nuevamente aporta a la desinformación sobre la realidad del campo que impulsa el Gobierno Nacional y deja en evidencia una deshonestidad intelectual que afortunadamente no se ve reflejada en los destacados técnicos con que cuenta el organismo.

Cheppi prioriza en su discurso, barnizado de tecnicismos, una fuerte deformación ideológica y política. Subyace aún su intención de postularse como intendente de un distrito bonaerense.

El titular del INTA manifestó que los pequeños productores argentinos, a los que el funcionario incluye en la ridícula categoría de 1 a 15 hectáreas, no correrían peligro de desaparecer si se implementara la resolución 125. Las experiencias pasadas demuestran unánimemente dos cuestiones que dan por tierra con la exposición de Cheppi.

Primero, la aplicación de un impuesto distorsivo siempre repercute con mayor fuerza en las economías de menor escala que no pueden recortar gastos, y que finalmente se ven forzados a vender y ser absorbidos por grupos más grandes. Segundo, la metodología de reintegro vía compensaciones ha demostrado ser, por lo menos, ineficaz e inviable, y estar siempre determinada por el cambiante “humor político” del Gobierno, que decide discrecionalmente los tiempos y montos de las mismas.

Manifiesta también el funcionario, con razón, que para potenciar la producción se deberían aplicar más fertilizantes y generar una rotación de cultivos que permita la recuperación del suelo. Lo que omite Chepi es señalar que durante este gobierno hubo total ausencia de políticas para que ello ocurra, como así también que la política de control de precios sobre los productos agropecuarios que impulsa el gobierno al que representa y defiende, hace que sean inviables producciones que podrían alternarse con la soja.

CARBAP lamenta la perdida de visión sanmartiniana en la conducción de un organismo fundamental para el crecimiento y desarrollo sectorial en pos del bienestar nacional. Tal vez la actual mirada bolivariana, fruto de sus frecuentes viajes a Venezuela, sea la que le impide a Cheppi actuar con honestidad intelectual y decir claramente que los reclamos sectoriales están basados en trabajos técnicos realizados por el INTA, institución que el preside.
15/07/08
El acto del campo se metió en la interna sindical
Tras la ruptura de la CGT oficial, la diferenciación no se hizo esperar. Mientras el titular de la Central Sindical oficial llamó a un cese de actividades para mañana a fin de garantizar la participación en el evento K en Congreso, el titular de la CGT disidente, Luis Barrionuevo, recibió esta tarde con representantes de las entidades agrarias.

Barrionuevo ratificó esta tarde que mañana va a "acompañar la marcha" a favor del campo, tras lo cual comparó la lucha del campo con la pelea que ese sector mantiene con la CGT de Hugo Moyano.

"Vamos a acompañar la marcha en el día de mañana", afirmó Barrionuevo, para quien la gente del campo "está luchando de alguna manera como lo hacemos nosotros" por cuestiones injustas y "que tienen que ver con plata".

"Hay alguien o alguienes (sic) que intentan definir a las instituciones", señaló el gremialista, quien llamó a "que nadie crea en un golpe" porque la democracia "la hemos conseguido nosotros, los trabajadores".

Por su lado, el titular de la Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) Mario Llambías llamó esta tarde a que nos "saquemos de encima la dominación", en clara alusión al kirchnerismo, al tiempo que pidió "la unión de los argentinos".

"Parece que aca ha llegado el momento de la unión de los argentinos", afirmó Llambías en un acto junto al gastronómico, Luis Barrionuevo.

El titular de CRA, reclamó que "nos saquemos de encima la dominación, unámonos".



La CGT oficial

Por su parte, la CGT oficial salió a diferenciarse de la paralela -denominada "Azul y Blanca"-, anunciando que mañana, a partir del mediodía, habrá un cese de actividades.

La medida se centra en garantizar a los tabajadores agrupados en la Central sindical la llegada al acto kirchnerista que será a las 15 horas.

El sector oficial del sindicalismo argentino salió así a diferenciarse de la rama encabezada por Barrionuevo, que ya mostró su posicionamiento juntándose con el ex presidente, Eduardo Duhalde.

Lo cierto es que mañana, más allá de la complicación en las actividades diarias que traerá aparejado la gran concentración de gente que se movilizará por las calles porteñas, el normal desenvolvimiento se notará por la paralización de las tareas de los sectores cercanos a la CGT oficial.
13/07/08
Harán presentaciones por "Incontitucional"
El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Ricardo Buryaile, confirmó que el campo recurriría a la Justicia si la Cámara de Senadores aprueba el proyecto oficial de retenciones.

Para Buryaile si los senadores sancionen la ley las entidades del campo deberán "seguir la pelea de otra manera" y anticipó que más allá de lo que resuelvan el miércoles próximo "la gente va a protestar, y seguirá de vigilia hasta el 2009". En la misma línea, la jefa de la CC, Elisa Carrió, dijo que "lo peor que le puede pasar al Gobierno es ganar, en términos de sobrevivencia democrática" . Y explicó que eso significaría "una recesión profunda del pueblo".

El dirigente aseguró que su plan de lucha seguirá "en primer término, con 'Memoria activa' y haciendo presentaciones inconstitucionales, y no cabe duda que aunque no lo planteamos desde las entidades, va a haber una desinversión muy grande".

ACTOS A FAVOR Y EN CONTRA.
Consultado sobre la movilización que promueven los ruralistas en la Ciudad de Buenos Aires el próximo martes, desde las 15, Buryaile sostuvo que la Mesa de Enlace "no" teme que se produzcan reacciones que afecten la movilización, ya que indicó que los ruralistas "hemos estado con la Policía, y se garantiza los movimientos absolutamente".

Sin embargo advirtió que "cualquier alteración del orden está claro de que sector va a venir, y eso puede perjudicar la votación del Senado para el gobierno".

Sobre la convocatoria del presidente del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, a la misma hora frente al Congreso Nacional, el dirigente de CRA explicó que la convocatoria "es muy triste y lamentable, ya que lejos de estar confrontando, debemos estar en un plano distinto".

"Esto lo esperábamos, si se hace memoria siempre que la Mesa de Enlace hemos dicho, luego nos confrontaron: por ejemplo, dijimos que íbamos a poner una carpa en la Plaza del Congreso, y nos pusieron ocho", dijo en declaraciones radiales.
 
  << VOLVER   PAGINAS DISPONIBLES:   1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138
       
NOTICAMPO (C) Y (R) 2004 - WWW.NOTICAMPO.COM - INFO@NOTICAMPO.COM - TEL: 02362 15505371 - JUNIN (B)
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar