» HOME  » REGISTRARSE  » CONTACTO 
WallpapersPublicar avisoListado de rubros
Usuario Contraseña
» Busqueda
  << VOLVER   .: TODAS LAS NOTICIAS REFERENTES AL SECTOR AGROPECUARIO
16/12/10
FAA: “Se esta gobernando para las exportadoras…”

Este miércoles 15, unos 400 productores participaron en la localidad entrerriana de Paraná, en el acceso al túnel subfluvial, de la protesta organizada por la Federación Agraria, exigiendo una solución para los problemas en la comercialización de trigo. Estuvieron presentes el titular de FAA, Eduardo Buzzi, el secretario gremial Omar Príncipe, y el director Alfredo De Angeli. Además, participó el titular de SRA, Hugo Biolcati. También estuvieron en el acto los directores de FAA Carlos Baravalle, Agustín Pizzichini y Ciriaco Fortuna.
 
En su discurso, Buzzi señaló: “Hay que decir con claridad que las políticas de este gobierno en materia triguera son un desastre. Hay un señor nefasto, como Guillermo Moreno, que ha instalado una lógica de transferencia brutal, en la que perdemos los productores,  actuando como gerente de los grandes grupos exportadores y los molineros. Empresas como Cargill, Bunge, Dreyfus, Cañuelas, entre otros, son los beneficiarios de las acciones que se toman desde la Secretaría de Comercio”.
 
Enseguida, el presidente de FAA recordó: “El 11 de marzo de 2008, antes de que se sancione la Resolución 125, desde la Federación Agraria ya estábamos movilizados frente a las terminales portuarias para poner en la agenda estas maniobras, que hoy seguimos padeciendo y denunciando”. En este sentido, Buzzi advirtió: “Este puede ser el inicio de otra 125, porque no nos gusta que nos arrebaten con autoritarismo nuestro presente y nuestro futuro. Hay que estar preparados, por si hace falta un cese de comercialización, o volver a las rutas si es necesario. Esperemos que la presidenta reciba a la Mesa de Enlace, que no es una coordinadora de partidos políticos de oposición, sino un órgano de representación de los productores, que estamos en problemas con estas políticas”.
 
Luego, el titular de Federación Agraria anticipó más movilizaciones en el caso de que no haya resultados urgentes: “Debemos mantenernos en alerta y movilización. En las próximas semanas podremos ir a los puertos exportadores y a los molinos para denunciar lo que está pasando. Y algún día deberemos ir a las puertas de la Secretaría de Comercio, para decirle en la cara a Guillermo Moreno que es el gerente de la molinería y de las multinacionales exportadoras”.
 
A su vez, Buzzi cuestionó el pago de la deuda externa que en estos días está negociando el ministro Amado Boudou: “Se dicen nacionales y populares, pero están discutiendo cómo pagarle al Club de París con lo que se llevan de las retenciones. En los últimos siete años, el gobierno nacional ha sido el más pagador a  los organismos financieros internacionales. Cumplen con una deuda ilegítima, pero siguen postergando la enorme deuda interna con el pueblo argentino, como vimos reflejado en el conflicto de Villa Soldati”.
 
El titular federado dijo también que la protesta no puede agotarse en la enumeración de los problemas, sino que deben generarse propuestas para salir adelante. En este sentido, indicó: “El libre mercado no es la forma de resolver nuestros problemas. En esta coyuntura, la apertura de exportaciones sin cupos es necesaria, para que dejen de ‘pescar en la pecera cuatro o cinco vivos’, empresas que hacen hoy grandes negocios en el corto plazo. Pero también hace falta avanzar en la creación de instrumentos que regulen el comercio de granos. No puede ser que sigamos dejando que se cartelice. Necesitamos un instrumento moderno, que venga a parar con las posiciones dominantes, que recupere lo mejor de la Junta de Granos, y que tenga participación de los productores. Con la democratización en el ‘cómo se resuelve’ podemos evitar que la intervención –como pasa hoy- sea distorsiva. La riqueza que creamos debe distribuirse con equidad, y debe traducirse en un mejor precio a los productores”. 
 
Asimismo, hubo reclamos ante la falta de respuestas por parte del Congreso de la Nación: “La Comisión de Agricultura debe hacerse cargo de las expectativas de los productores. Tienen que actuar en beneficio de la mayoría del pueblo argentino, de una vez por todas”, señaló Buzzi.
 
Unos minutos antes, había hablado Alfredo De Angeli: “Hay 13 millones de toneladas que se esperan para esta campaña de trigo, más 2 millones que aún no se vendieron de la cosecha del año pasado, pero siguen cerradas las exportaciones. Alcanza y sobra para abastecer al mercado interno. Esto se lo explicamos al Ministro de Agricultura, se lo explicamos a los gobernadores, y todos lo entienden. Pero la presidenta de la Nación hace oídos sordos. No nos va a quedar otra que seguir más juntos que nunca. Y en 2011, si el gobierno no atiende nuestros reclamos, se van a profundizar las protestas”, argumentó.
 
El director FAA de Entre Ríos alentó a los productores a seguir organizados: “Tenemos que llenarnos de coraje porque nos sobran las razones. Y no vamos a parar hasta conseguir la solución. Si alguno pensó que la Federación Agraria negoció con el gobierno, se equivocaron. Nosotros no somos un partido político de oposición. Somos una entidad gremial que conseguimos cosas. Por eso hemos gestionado medidas y asistencia económica para citricultores, cooperativas, pequeños y medianos productores. Pero en los problemas de la ganadería o el trigo, que siguen estando, jamás vamos a negociar con un gobierno algo indigno para nuestra gente. Mantengámonos alerta, y sigamos adelante, que no nos van a ver de rodillas”, finalizó De Angeli.

15/12/10
Biolcati y Buzzi encabezarán marcha triguera

FAA), Eduardo Buzzi, junto al entrerriano Alfredo de Ángeli, encabezarán hoy una marcha de productores trigueros hacia el túnel subfluvial que une la capital de Santa Fe con la entrerriana de Paraná, para exigir el fin de la intervención oficial al mercado triguero.


La protesta servirá para medir cuánto creció el malestar de los productores en momentos en que para vender su trigo sufren descuentos en torno a u$s 50 la tonelada. “Los ánimos están más que caldeados y lo de Paraná servirá como paso previo para lanzar una protesta nacional”, comentaban desde la mesa de enlace nacional.


Ayer, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, intentó calmar los ánimos chacareros, al ponerse como garante personal de que el mes próximo se liberará de manera total la exportación del cereal. Según estimaciones oficiales, con una cosecha de unas 13 millones de toneladas, y un consumo interno en torno a 6 millones, querían 7 millones más otro millón (remanente de la cosecha previa) para vender al exterior. De ese total, se autorizaron anotaciones por 3 millones y solo a cuentagotas, bajo el férreo control del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, lo que según los productores generó la distorsión en el mercado y carterización por parte de los traders.


El total del saldo exportable de trigo quedará liberado en enero. Estamos trabajando para que las empresas paguen el valor que corresponde al productor”, planteó Domínguez, quien enfatizó que el “acento” oficial está puesto “en la defensa al precio del productor”.


Estamos trabajando para que se respete el FAS teórico, que es el problema que hay”, agregó el ministro, y agregó que comenzó a convocar “a las exportadoras para analizar esta situación”.


Pero los productores desconfían de las promesas oficiales. Más cuando la última vez que el ministro auguró liberación de exportaciones para el maíz, terminó sucumbiendo a los designios de Moreno que el recortó el cupo.


Por eso, la dirigencia agropecuaria mantiene sus cronogramas de reclamo. Para hoy De Ángeli, Biolcati y Buzzi escucharán los reclamos para que convoquen a un cese de comercialización, con bloqueo a puertos cerealeros e industria molinera.


No obstante el reclamo de las bases, los líderes nacionales esperan todavía una señal desde el Gobierno, tras dos pedidos de audiencia cursados a la presidenta Cristina Fernández. En caso de no obtener respuesta satisfactoria, las protestas arrancarían en los primeros días de enero.


Tras el acto en el túnel subfluvial Santa Fe-Paraná, los dirigentes nacionales viajarán a Buenos Aires. Por la noche, confirmaron su presencia en el coctel de fin de año del Círculo Argentino de Periodistas Agropecuarios (Capa), donde se encontrarán con Domínguez.


 

14/12/10
Una Cooperativa de Chacabuco distribuye ganancias

En un hecho muy poco usual, al menos para el noroeste bonaerense, la Cooperativa Defensa de Agricultores de Chacabuco distribuirá entre sus asociados el 100 por ciento de las ganancias obtenidas durante su último ejercicio económico. Se trata de 812.000 pesos, el 60 por ciento de los cuales serán abonados en efectivo y el resto en insumos.


 


El reparto de los excedentes fue decidido durante la asamblea anual de la institución, realizada el pasado viernes 26. Durante la reunión también se trataron temas relacionados con la marcha de la entidad, entre ellos la puesta en marcha de un proyecto de engorde intensivo a corral.


 


El período fue realmente muy bueno.Venimos de un año malo como 2009, donde tuvimos que tocar parte de las reservas que en su momento se habían hecho con un criterio de prudencia, dijo el gerente de la Cooperativa, Sergio Rocca, al referirse a la situación de la entidad en los últimos tiempos. Agregó que este año la situación se revirtió, ya que las cosechas finas y gruesas tuvieron excelentes rindes en la región.


 


Eso nos permitió no solo reconstituir las reservas, sino también formar previsiones nuevas de cara al futuro, completó el gerente. Agregó que, merced a eso, también se pudo disponer la distribución de las ganancias, lo cual no es muy común, ya que la mayoría de las cooperativas suelen capitalizar las utilidades que se generan.


 


La Cooperativa cerró su ejercicio económico 2010/2011 el pasado 31 de agosto. En nuestro caso, el año fue muy bueno desde lo productivo y también en la respuesta que tuvimos de la gente. La Cooperativa ha tenido récord de acopio en todas sus plantas y, por eso, se pensó en poder devolverle las ganancias a los productores que confiaron su producción a la institución, explicó Rocca.La medida tiene como antecedente lo sucedido en 2008, cuando la Cooperativa Defensa cumplió 90 años. En aquella ocasión se decidió distribuir entre los socios un porcentaje de los excedentes, pero a través de la entrega de agroquímicos. En ese caso, como en el de ahora, los dividendos a abonarse serán en forma proporcional a la operatoria que cada socio haya tenido con la entidad.


 


Actualmente, la Cooperativa que tiene 713 socios cuenta con una capacidad de acopio que supera las 130.000 toneladas, y está distribuida en ocho plantas. Dos de ellas están en Chacabuco, también hay dos en OHiggins y el resto están ubicadas en las localidades de Cucha Cucha, Los Indios, Inés Indart e Irala.Entre servicios y tonelaje acopiado entre todas las plantas se superaron las 175.000 toneladas, comentó el gerente.


 


Además de su actividad en el acopio de cereales, desde hace algo más de un año la Cooperativa Defensa comenzó a incursionar en la producción ganadera. Como parte de eso, meses atrás fue alquilado un predio que cuenta con instalaciones para el funcionamiento de un feed lot, y posteriormente se compró un campo de 30 hectáreas, situado en el Cuartel III del partido de Chacabuco.E


 


n ese lugar vamos a instalar el feed lot propio. Por ahora seguimos haciendo hotelería en otro campo, y se han comercializado más de 2.200 cabezas y se ha tomado hacienda de terceros. Ese es nuevo servicio que presta la Cooperativa, señaló el gerente, quien además de cumplir esas funciones es presidente de ACA Salud.


 


En relación a otros proyectos, se trabaja con el INTI en la posibilidad de instalar en Chacabuco una planta piloto destinada a la extracción de almidón de maíz. Por otra parte, en los próximos meses se pondrían en marcha otros dos emprendimientos de menor porte basados en la producción de alimento para pájaros y de girasol confitero.

14/12/10
El Grupo Los Grobo con nuevos negocios

De empresa familiar a reyes de la soja, los hermanos Grobocopatel no dejan de analizar oportunidades de negocios. A pocos meses de anunciar su incursión en la fabricación de pastas para la exportación y así integrarse hacia adelante en su línea de producción de trigo, están tentados de invertir en biocombustibles.


Estamos evaluando la oportunidad de los biocombustibles”, reconoció el CEO de Los Grobo, Alejandro Stengel, quien agregó que aún se encuentran en “una etapa exploratoria”, en este negocio que implicaría ampliar el margen de valor agregado de la soja que los hizo famosos.


 


El grupo, oriundo de Carlos Casares, Buenos Aires, cultiva más de 260.000 hectáreas en la región, entre Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay. De ese total, más de 100.000 están en el país.


En lo que respecta al cereal, hace 10 años, la firma comenzó un proceso de diversificación de actividades con la compra de su primer molino, en Bahía Blanca. Hoy ya posee tres establecimientos de molienda en la Argentina –los otros están en Chivilcoy, Buenos Aires, y en El Talar, Entre Ríos– e instalaciones en Brasil. En conjunto, la capacidad de molienda alcanza las 1.000 toneladas de harina para exportar y también para abastecer la fábrica de pastas, en Chivilcoy, en la que están invirtiendo u$s 5 millones.


 


En materia de biocombustibles, el país es el primer exportador mundial de biodiesel y se estima que cerrará este año con una producción de 2 millones de toneladas del derivado de la soja, volumen que duplica el de 2009. Las buenas cosechas y los beneficios impositivos que reporta el producto –mientras el grano tributa 35% de derechos de exportación el biodiesel paga 20%– junto con el creciente consumo interno, inspiraron a más de una empresa a anunciar ampliaciones en la producción del combustible ecológico cuyas exportaciones alcanzan las 1,5 millones de toneladas, principalmente, con destino a Europa.


 


Por caso, Unitec, del grupo Eurnekián, está invirtiendo u$s 70 millones para construir una nueva planta de elaboración de biodiesel y duplicar su actual nivel de producción. Otro caso es el de Cargill, que anunció un desembolso de u$s 450 millones para levantar dos establecimientos para entrar en el negocio nacional de los biocombustibles. También Ecofuel está construyendo una nueva planta para aumentar su capacidad de producción en el Gran Rosario, la región donde se concentran las inversiones del rubro. Por último, Molinos Río de la Plata, de Perez Companc, Oleaginosa Moreno, del grupo Glencore, y la aceitera nacional Vicentín anunciaron un desembolso de u$s 350 millones a través de su sociedad, Renova, que elabora biocombustible de soja.


 


Según Stengel, las miradas de la empresa están puestas en el crecimiento de la producción global de granos y derivados, principalmente en Brasil y la Argentina.


 

12/12/10
Los Contratistas sin precio de referencia

La intervención del gobierno nacional en el mercado de trigo provocó que los precios de cosecha de trigo pagados a los contratistas rurales de la región pampeana argentina experimenten enormes contratiempos dependiendo de las distintas zonas.

"El hecho de que no exista un precio de referencia en el mercado triguero influye negativamente sobre nuestra cobranza porque genera que los valores se desvirtúen", comentó hoy Jorge Scoppa, presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Maquinarias Agrícolas (Facma).

Scoppa señaló que la entidad que preside envió días atrás una carta dirigida al subsecretario de Agricultura Oscar Solís solicitando el fin de la intervención oficial en el mercado. "Pedimos que se revea este tema porque el contratista está siendo muy perjudicado", agregó.

La lista de precios de referencia establecida Facma determina un valor de 267 $/ha para un rinde de 40 qq/ha de trigo
(el documento completo puede verse aquí). Pero los valores que se están negociando actualmente en la zona núcleo pampeana van de 220 a 260 $/ha para rindes de 45 a 55 qq/ha.

En tanto,
según informó el último informe de estimaciones agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), a la fecha se cosechó 1,12 millones de hectáreas (un 26,4% del total del área estimada de siembra) en todo el país.

"La cosecha de trigo (que ya ha comenzado en el centro y oeste de la provincia de Buenos Aires con altas productividades) está siendo mucho mayor de lo esperado generando que haya una gran demanda de trabajo", dijo el contratista Jorge Damiani, quien opera el sur de Córdoba y de Santa Fe. 

"La principal preocupación que existe hoy por hoy en el sector es la falta de lluvias de cara a la campaña gruesa; hay un desconcierto muy grande porque esto podría jugar muy en contra a los contratistas", concluyó Damiani.

12/12/10
La nueva clase agropecuaria

En 2008 el precio de los alimentos se disparó a escala mundial, empujado por la demanda de las economías asiáticas y por los biocombustibles. Esto, que afectaba a los países dependientes de las importaciones de trigo, arroz y maíz, generó la preocupación de las Naciones Unidas. En cambio, los países productores, como en el caso del Mercosur, resultaron altamente beneficiados.


A raíz de esta nueva realidad, en la Argentina se renovó el conflicto en torno a la distribución dentro de la sociedad del excedente producido por las exportaciones. En esas circunstancias, el gobierno de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, por la Resolución 125 del Ministerio de Economía, elevó las retenciones agrícolas en forma móvil. Dichas retenciones, reimplantadas por el presidente Eduardo Duhalde en 2002 para compensar la devaluación que favorecía las exportaciones y ayudar a paliar la crisis, eran de por sí elevadas. Los productores rurales estaban resignados a pagarlas pero el aumento inconsulto, en un momento de altas expectativas y buenos precios, sumado a las reiteradas distorsiones en la comercialización de la carne y de la leche, dieron lugar a un conflicto que tomó dimensiones inesperadas.


 


Entre marzo y julio de 2008, las entidades ruralistas reunidas en la Mesa de Enlace (SRA, CRA, FAA y Coninagro) se movilizaron en contra de la Resolución 125 mediante un paro agropecuario de carácter nacional. Se cortaron las rutas para impedir el paso de camiones y los productores “autoconvocados” utilizaron la táctica del piquete. Dicho recurso, adoptado hacia 2001 por los que menos tienen, pasó a ser utilizado por los que tienen y desean progresar, pero sienten que su voz no es escuchada por los poderes públicos cuando se trata de tomar decisiones que los afectan directamente. A esto se agregaron cacerolazos, marchas y protestas en centros urbanos del interior y dos convocatorias multitudinarias, en Rosario y en Buenos Aires.


El Gobierno nacional se mantuvo en su posición y en su discurso utilizó la antinomia “pueblo peronista” contra “oligarquía nativa” y denunció el lock-out patronal y las intenciones “destituyentes” o golpistas de los estancieros.


 


También se retomaba el discurso de Jauretche: “Desde 1914 estamos en eso: en la lucha del país nuevo y real con el país viejo y perimido, que para vivir él impide el surgimiento de nuestras fuerzas”. Para sintetizar este punto de vista resulta de utilidad un texto del historiador Norberto Galasso, que califica a los estancieros de “clase parasitaria y ausentista que se apoderó de la renta agraria diferencial, que no se constituyó en una verdadera burguesía porque no sentía vocación por la reproducción ampliada, que se entronizó como clase dominante después de Pavón (1861), entrelazada con los intereses de los británicos, y se inscribió en la división internacional del trabajo sin impulsar un capitalismo autónomo”.


 


El concepto de que el campo no genera valor agregado es un mito, respondía Héctor Huergo. El experto en asuntos rurales ponía como ejemplo desde el lomo envasado que se exporta a Alemania a las nuevas semillas, fertilizantes y herbicidas que mueven al sector químico y petroquímico, la industria de la maquinaria agrícola y metalmecánica y en general a la actividad económica que está transformando la vida de los centros rurales. En materia de logros dio cifras: en 1996 se cosechaban 15 millones de toneladas de soja: en 2009, 45 millones. Lo contradictorio era que en 2008 el país nuevo que pugnaba por crecer era el del campo modernizado. Esto podía advertirse en la presencia de los chacareros en las movilizaciones del sur santafesino y entrerriano y el oeste cordobés y en la participación de la Federación Agraria (pequeños propietarios) –cuyos dirigentes se expresaban en lenguaje sencillo y comprensible– y de Coninagro (cooperativistas) junto a las asociaciones de estancieros tradicionales.


 


No obstante la colaboración, subsistían y subsisten serias discrepancias en torno del problema de los arrendamientos entre la FA, que originariamente agrupó a los colonos, y la SRA y CARBAP. Pero la emergencia nacional los mantuvo unidos. La firmeza del reclamo de los ruralistas tuvo asimismo la rara virtud de ser escuchada en el Congreso y en particular en el Senado, que debe representar los intereses de las provincias. Como son las economías provinciales las que producen granos y oleaginosas, las opiniones empezaron a dividirse. Se plantearon además temas como el de la siempre postergada ley de coparticipación y de la licitud del cobro de un impuesto aduanero que grandes y pequeños productores deben pagar por igual y que no es coparticipable. Cuando el Gobierno decidió llevar el tema al Congreso y propuso que la Resolución 125 se convirtiera en ley, en una votación parlamentaria, el vicepresidente de la Nación, Julio César Cobos, a quien le tocó desempatar, se pronunció por el reclamo del campo. Esto causó una verdadera conmoción en el juego de la política y lo lanzó a un inesperado liderazgo. También crecieron el descontento, el escepticismo, los negocios se paralizaron, hubo desabastecimiento y a esto se agregó una grave sequía. En ese clima, en las elecciones parlamentarias de junio de 2009, el electorado rural apoyó a la oposición –que se había preocupado por incluir a referentes de los ruralistas entre sus candidatos a diputados–. Se observó entonces que el Gobierno nacional había ganado los comicios de 2007 gracias al voto del campo (centros urbanos vinculados directamente a la actividad rural), mientras que el electorado de las grandes ciudades le había vuelto la espalda. Ahora, con el voto del campo en la oposición, el voto kirchnerista se había achicado sensiblemente. Pero el asunto volvió a foja cero, las retenciones se mantuvieron igual y los productores siguieron dándole preferencia a la soja (descalificada como “yuyito” en el discurso presidencial, pero ineludible al momento de exportar). Su elevado precio en el mercado externo y el hecho de que no esté ligada al consumo interno de alimentos justifica dicho interés, que se acentúa a costo del cultivo de trigo y maíz, de la lechería y del pastoreo. Entre tanto, las dificultades que padecía el agro ratificaron un fenómeno que ya estaba ocurriendo: el traslado de un número significativo de productores argentinos al Uruguay, adonde llevaban adelante una revolución silenciosa en la agricultura y daban impulso a las exportaciones ganaderas. Al comparar la producción agraria del primer Centenario (9.319.000 toneladas de granos) con la del segundo Centenario (87.172.000 toneladas), a pesar de que la superficie cultivada no llegó a triplicarse, observó el economista


Orlando Ferreres: “El agro es el ejemplo de modernización continua y de respuesta a las necesidades de todo el mundo desde la Argentina, es lo único que tenemos demandado a nivel mundial”. En cambio, la ganadería vacuna y porcina sólo se duplicó mientras los ovinos descendieron vertiginosamente. Llegó finalmente en 2010 el festejo del Bicentenario de la Revolución de Mayo. Un gentío se volcó a las calles de Buenos Aires y de las ciudades argentinas para reencontrarse, celebrar y disfrutar de la fiesta en paz. No obstante el clima de unidad que se reflejaba en la actitud popular, el relato histórico que se propuso desde el Gobierno nacional negó la existencia del aporte del campo a la construcción del país o lo redujo a sus aspectos folclóricos. Industria sí, campo no, pareció la consigna, aunque la Argentina sea conocida en el mundo, entre otras cosas, por sus grandes cosechas, por el sistema de la siembra directa y por la buena genética de sus reproductores ganaderos. ¿Borrar de la memoria oficial la contribución del campo a la construcción de la Argentina implica desconocer sus posibilidades de crecimiento futuro?


 


La primera versión de “Los estancieros”.


Mi primer acercamiento a la historia de los estancieros lo hice a fines de los setenta, para una colección de temas argentinos que dirigía Félix Luna en uno de sus proyectos editoriales que permitieron a los entonces jóvenes investigadores darse a conocer, en este caso, en la Editorial de la Universidad de Belgrano (dirigida por Luis Tedesco). Me tomó años escribirlo, buscar la documentación, tratar de comprender los cambios ocurridos entre los tiempos de la “incierta riqueza de la pampa”, en que el ganado cimarrón se cazaba en vaquerías, a los de las vacas gordas del primer Centenario. En dicha oportunidad, el campo y sus riquezas ocuparon el lugar central del festejo de una nación joven que figuraba entre los principales exportadores de carnes y granos del mundo, lo que permitía crear una infraestructura material y recibir un porcentaje de cien mil a doscientos mil inmigrantes por año. Para relatar esta historia, busqué en los documentos la voz de los estancieros y realicé entrevistas personales a representantes del sector que estuvieran vinculados a la historia del campo, desde sus orígenes hasta la actualidad. Recuerdo que al principio consulté a mis primos, Horacio Sáenz y Dalmiro Sáenz, que me ayudaron a hacer una lista de posibles entrevistados. Horacio relató su experiencia en el campo familiar que empezó a trabajar directamente luego de un largo período en que había estado arrendado; recordó sus comienzos en un ranchito junto al Canal 1 (General Guido), donde se bañaba con agua helada en pleno invierno y cómo para comprar provisiones o entretenerse en Maipú, a falta de otro vehículo, recorría 60 kilómetros a caballo. Todavía pasaba por esa ruta de tierra “la Galera”, que conservaba su histórico nombre aunque funcionara a motor, llevando recados y paquetes para los vecinos. Con el tiempo, la situación de Horacio mejoró: “Cuando está todo en orden, el molino anda y los animales en sus potreros, no hay nada que hacer. Si vendo el campo, tengo el equipo del [teatro] Maipo a mi disposición. Pero no lo hago por lirismo. Todo criador se caracteriza por el lirismo”.


 


Por su parte, Dalmiro (Boy), que había poblado un campo fiscal en la Patagonia a comienzos de los años cincuenta –ocupación que pronto abandonó por el oficio de escritor– describió al ganadero argentino como un filósofo de la economía y a los estancieros patagónicos como gente blanda, producto del buen trato, de la ayuda económica y crediticia. En cambio, observó, el empresario tiene una vida agitada por los vencimientos, los conflictos laborales.


 


Por: Por María Sáenz Quesada, historiadora

12/12/10
Malas noticias: llegó La Niña

Con un ojo sobre el lote y otro mirando el cielo, implorando las lluvias. Como no ocurría desde 2008/2009, el ciclo que marcó una de las peores sequías de la historia, con una pérdida de 33 millones de toneladas versus 2007/2008, la falta de precipitaciones está otra vez al tope de las preocupaciones de los productores. Y no es para menos: los efectos de La Niña, que ocasiona lluvias por debajo de lo normal, se están haciendo sentir con fuerza. A modo de ejemplo, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, más del 70% del área de la zona núcleo se encuentra con escasa reserva de humedad y sequía. "Sólo en el centro este de la provincia de Córdoba las condiciones mejoraron a lo largo de los últimos siete días", señala el informe de la bolsa rosarina. Lo que ocurre con el clima en esta zona es clave para la producción. Con 6 millones de hectáreas de soja y un millón de maíz, allí están el 32 y el 26%, respectivamente, de las hectáreas sembradas con estos cultivos. En volumen producido, en la última campaña representó el 37% en soja y el 39% en maíz.


Si se observan los mapas de lluvias, la situación venía relativamente bien hasta fines de octubre pasado. De hecho, se están conociendo súper rindes en trigo [ver aparte] que reflejan en que el año transcurrió climáticamente favorable para el cultivo. "El mes de noviembre, en gran parte de la región agrícola y más aún en la zona núcleo, registró muy bajos niveles de precipitaciones", expresó Maximiliano Zavala, de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.


 


La situación no es homogénea en toda esta zona, pero es más evidente la escasez de agua en el norte bonaerense. En Santa Fe, por ejemplo, en torno de Venado Tuerto hay buenas condiciones y ocurre lo mismo en parte del centro este cordobés.


Un informe de Silvia Re, del área de agrometeorología del INTA Pergamino, es revelador sobre lo que está pasando en esta ciudad y zona de influencia, que tiene una media histórica de 100 años con 205 milímetros para octubre y noviembre, pero hoy cayó por debajo de la mitad.


 


"Si tenemos en cuenta sólo octubre y noviembre, en 2009 fue de 242 milímetros y de 111 milímetros en 2010. Este último año llovió un 54% menos que el año anterior y un 45% menos que la media histórica", comentó Re.


En este contexto, Julio Lieutier, consultor, señaló que en términos generales en el norte bonaerense "la última lluvia importante fue en la segunda quincena de octubre".


 


El déficit de lluvias es notorio en otras zonas de la región núcleo. Juan Pablo Ioele, asesor CREA del sudeste de Córdoba, contó: "En la zona de influencia de Marcos Juárez, si consideramos los meses de septiembre a noviembre incluido, vemos una diferencia de 142 mm [de lluvias] menos que igual período del año pasado".


Pero hay más reportes sobre la situación de falta de lluvias en el cinturón agrícola. "En el sur de Santa Fe, en la zona de Teodelina y María Teresa, de enero a fines de noviembre de 2010 llovieron 585 mm, contra 700 mm de 2009. Estamos muy lejos de la media del promedio de los últimos cinco años, de 725 mm", indicó Agustín Avellaneda.


Gustavo Sutter Schneider, del CREA Rosario, comentó un panorama crítico. "Estamos con una sequía muy grave. En la zona cercana a Rosario llovieron sólo 40 milímetros en noviembre, cuando lo normal es 100 milímetros", destacó. "Los maíces están floreciendo a la altura del alambre o menos, con lo cual la cosecha de maíz está jugada", añadió.


 


En Hughes, el productor Alberto Marchionni llevaba contabilizados 108 mm entre octubre y noviembre, contra 338 mm de igual período de 2009.


En este contexto, para Liliana Nuñez, jefa del departamento de agrometeorología del Servicio Meteorológico Nacional, acercó el dato de que para el trimestre diciembre/febrero en zonas donde se prevén precipitaciones normales o inferiores a las normales "no se descarta la ocurrencia de eventos de lluvia localmente intensa, particularmente en el comienzo del trimestre". Esto sería interesante: lluvias en medio de una sequía.


 


Las consecuencias


Gustavo López, de la consultora Agritrend, hoy proyecta en maíz rindes 14% inferiores a 2009, aunque subiría la cosecha total por mayor siembra. En soja calcula una reducción del 11% en la producción total [ver aparte]. Hay zonas complicadas para la siembra de soja de segunda y el maíz comienza a jugarse su rinde en la zona núcleo, ingresando en un período crítico que demanda al menos 7 milímetros por día.


A nivel país, en soja la siembra está en el 65,1% de los 18,7 millones de hectáreas proyectados. Hay un atraso: en 2009 a esta altura había 1,4 millones de hectáreas más sembradas que ahora.


 


Según el consultor Julio Lieutier, en el norte bonaerense todos los perfiles que salen de la cosecha fina están completamente secos y no se encuentran en condiciones para la siembra de soja o maíz de segunda. "Se están cambiando a soja los lotes de arveja destinados a maíz de segunda por lo seco del perfil", señaló.


Sobre el maíz en Pergamino y zona de influencia, Silvia Re, de INTA Pergamino, comentó que "su estado en la zona no es óptimo debido a la falta de lluvias, pero tampoco es el peor".


 


Lieutier añadió: "Los maíces tienden a acartucharse al mediodía, pero la situación no es crítica. De todos modos las reservas de humedad se van consumiendo". Según el consultor, hacia fines de diciembre tendrían que llover 100 mm para asegurar un buen rendimiento de maíz.


 


En Hughes, Marchionni está preocupado porque la humedad del perfil no es suficiente para afrontar el período crítico. "De seguir las condiciones con poco milimetraje, el rendimiento se verá afectado", afirmó.


 


En opinión de Avellaneda, quienes apuntaron a sembrar la soja a partir de noviembre se quedaron sin humedad suficiente. Terminaron de implantarla a fines de noviembre. "Esto implicaría mermas en los rendimientos de un 10 a 15%", comentó. Rodolfo Rossi, de Nidera, advirtió que las condiciones actuales en la zona núcleo "condicionan" a que en los próximos meses haya al menos precipitaciones similares a la media para mantener los rendimientos altos. "Se produjeron atrasos que condicionan a que no tengamos los récords del año pasado", subrayó.


 

09/12/10
Escándalo en la Federación Agraria

El pasado 10 de noviembre se realizó en la localidad bonaerense de Bragado una reunión entre algunos presidentes de filiales bonaerenses de Federación Agraria (FAA).


Si bien el hecho no tuvo trascendencia mediática, en dicho encuentro se definieron cuestiones centrales referidas a la dinámica interna de FAA.


Pudimos acceder al texto completo del acta surgida de la reunión. Allí los dirigentes federados expresaron su malestar por la falta de comunicación y respuestas a los pedidos realizados a las autoridades nacionales de la entidad.


"Abierto el acto, se considera el tema de la falta de respuestas del Consejo Directivo Central (de FAA) a las inquietudes de las bases. Varios de los presentes comentan las dificultades de comunicación con las autoridades nacionales de la entidad", menciona el texto.


A la reunión realizada hace casi un mes atrás asistieron dirigentes de las filiales de Bragado, Los Toldos, Gral. O`Brien, Bolívar, Junín y 25 de Mayo (la idea de los dirigentes era mantener en reserva los contenidos del encuentro, aunque por el contenido de este artículo es evidente que hubo alguna filtración).


Además los representantes de dichas filiales de FAA reclamaron la eliminación total de retenciones en todos los productos agrícolas, menos en soja, tal como determina el proyecto consensuado este año por las principales fuerzas legislativas de la oposición (el cual no fue apoyado los legisladores que responden a FAA Ulises Forte y Pablo Orsolini).


Los dirigentes federados hicieron mención al futuro de la Comisión de Enlace Agropecuaria, donde, según dice textualmente el acta, "deberán generarse todas las medidas que se apliquen al sector agropecuario, en la cual deberá respetarse la particular ideología de las cuatro entidades que la integran, pero donde deberá acordarse sobre aquellos problemas comunes que consoliden su funcionamiento".


Por último, el documento indica que "se considera el tema de la ideología particular que ha sostenido la FAA desde su fundación, llegándose que ésta debe mantenerse y defenderse, pero actualizándola de acuerdo a la evolución de la historia".

03/12/10
Trigo: El Gobierno anunció apertura de cupo

Tal como lo anticipamos la semana pasada, el Gobierno nacional anunció hoy oficialmente la liberación de 2.300.000 toneladas de trigo para la exportación con el objetivo de intentar calmar los ánimos de los productores que vienen evaluando la posibilidad de iniciar acciones de fuerza.

Si bien esta medida -que busca dar un golpe de efecto en el mercado- se conoció hace una semana atrás, lo cierto es que durante los últimos días no aparecieron compradores de trigo ya que tanto la exportación y la molinería están virtualmente retirados por la intervención oficial.

Esta situación terminó generando un fuerte malestar en los productores trigueros de todo el país, quienes efectuaron presiones a sus respectivas entidades rurales para que adviertan públicamente la situación actual del cereal (por este motivo, la Mesa de Enlace realizó una conferencia de prensa en conjunto).

Así las cosas, ante la ausencia de compradores y los descuentos de hasta un 20 por ciento en los precios por parte de la industria, los funcionarios kirchneristas intentarán otra vez desactivar las protestas de los productores trigueros con una batería de anuncios.

Según se pudo averiguar esta tarde con fuentes oficiales, además de la apertura del cupo de exportaciones de hoy, la semana que viene el Gobierno nacional podría anunciar compensaciones a los más de 6 mil productores que quedaron fuera de la devolución de retenciones.

También los funcionarios se comprometerían públicamente a abrir un nuevo cupo exportable de trigo en febrero próximo para darle una señal más clara al mercado. Con esta batería de anuncios, el Gobierno pretende destrabar la problemática que está afectando a los productores.

Mientras tanto, el Ministro de Agricultura Julián Domínguez junto a una numerosa delegación de funcionarios de dicha cartera rural se encentran en China cerrando una serie de acuerdos agroalimentarios y regresarían al país recién el lunes que viene.

En tanto que desde los sectores productivos volvieron a manifestar su disconformidad con el manejo del Gobierno en los mercados agrícolas. “Este tipo de método de manejo de las exportaciones sigue siendo perjudicial para la transparencia del mercado”, disparó el analista Javier Buján.

Hay un saldo exportable potencial y de 8.500.000 de toneladas, lo cual demuestra que no tiene ningún sentido seguir con esta cuotificación de Roes, que lo único que logran es provocar no sólo distorsiones en los precios, sino lo más grave dejarnos sin mercado”, agregó el especialista en mercados granarios.

01/12/10
La soja gana u$s 5 y sigue con rumbo alcista

El precio de la soja tocó los 1.300 pesos por tonelada gracias a la tendencia positiva que reportó el mercado de Chicago y la demanda local creciente para adquirir lotes de oleaginosas.


En la Bolsa de Comercio de Rosario, nuevamente fueron la soja y el girasol los granos que mostraron nuevas subas en sus valores de mercado ante los nuevos pedidos cursados por las fábricas locales y los pedidos llegados desde el exterior.


El maíz recibió un precio de 155 dólares para las entregas concertadas a enero de 2011, mientras que por el cereal de la nueva campaña, para entregar a mayo o julio próximo, se pagó a razón de 167 dólares.


Para el trigo, los exportadores abonaron unos 170 dólares por tonelada entregada en febrero o marzo, con la negociación en el recinto rosarino de un lote de 15 mil toneladas.
 
En Chicago, el cierre fue alcista para el trigo y la soja, aunque concluyó en baja para el maíz, producto de la presión que registró la firmeza del dólar y la ronda de pedidos de fin de mes.
 
Los exportadores pagaron 530 pesos por tonelada de sorgo, sin pautar su descarga en puerto, y se concertó un valor de 540 pesos por la entrega del cereal en enero de 2011.
 
El cereal de la próxima cosecha obtuvo un precio de 135 dólares, contra entrega en marzo o abril.


Para el caso de la soja a futuro, el precio del grano de la próxima campaña ofreció un precio de 305 dólares para lotes entregados en mayo de 2011 para la exportación.
 
El girasol disponible contó con un valor de 1.325 pesos pagado por las fábricas para su entrega inmediata, mientras que para los lotes entregados en diciembre se pagó por tonelada unos 335 dólares.


 

 
  << VOLVER   PAGINAS DISPONIBLES:   1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138
       
NOTICAMPO (C) Y (R) 2004 - WWW.NOTICAMPO.COM - INFO@NOTICAMPO.COM - TEL: 02362 15505371 - JUNIN (B)
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar