» HOME  » REGISTRARSE  » CONTACTO 
WallpapersPublicar avisoListado de rubros
Usuario Contraseña
» Busqueda
  << VOLVER   .: TODAS LAS NOTICIAS REFERENTES AL SECTOR AGROPECUARIO
24/07/09
Se creó la Asociación de Ingenieros Zootecnistas

El último domingo 26 de abril se realizó la primer Asamblea General Ordinaria de la Asociación de Ingenieros Zootecnista de Argentina en la cual además de aprobar el Estatuto de la nueva entidad, se eligió la Comisión Directiva.


La misma esta compuesta por:


Presidente Ing. Zoot. Fernando Monod Nuñez


Vicepresidente Ing. Zoot. Ernesto Benavidez


Tesorera Ing. Zoot. Fabiana Barletta


Secretaria Ing. Zoot. Florencia Godoy


Vocales Ing. Zoot. Mariano Copes


Ing. Zoot. Juan José Jorrat


Ing. Zoot. Fernando Cartazzo


Vocales Suplentes Ing. Zoot. Mariana Sánchez


Ing. Zoot. Guillermo Diamante


Ing. Zoot. Gustavo Carlino


Los objetivos que llevará a cabo la Asociación serán: Promover la difusión de la Zootecnia en la República Argentina. Ser el ente consultor y de defensa de los derechos de los Ingenieros Zootecnistas. Promover el desarrollo de la producción animal como estrategia nacional.


La Zootecnia es una rama dentro de las Ciencias Agrarias que se dedica exclusivamente a la Producción Animal. Esta área productiva, tiene una gran cantidad de actividades que interactúan entre sí, todas ellas en su conjunto, son las que tienen como eje la carrera de Ingeniero Zootecnista.

24/07/09
Hay cuestiones que no se negocian ni se eluden

En septiembre de 2008 señalamos en un documento, que el gobierno dictó la  “Resolución 125” no solamente como una herramienta pensada para hacerse de fondos; sino que fue un instrumento más del proyecto de poder hegemónico instalado el 25 de mayo de 2003.


 


Ese proyecto, al cual la mayoría de la sociedad le dijo no el 28 de junio de 2009, consistía en una fuerte concentración económica, extender el clientelismo político y -lo más peligroso- desgastar las instituciones hasta deslegitimarlas. O sea, en la Nación Argentina había que acabar con el federalismo, la representatividad y el republicanismo.


 


Las instituciones no son una entelequia o un ejercicio teórico a resolver por intelectuales; son la garantía de una convivencia civilizada y su degradación sistemática hasta hacerlas prácticamente suprimirse, significan automáticamente la desaparición de las salvaguardias, frenos y contrapesos que  prevé nuestra Constitución; lo cual lleva inmediatamente a la aparición de la discrecionalidad, la arbitrariedad, la sombra de la corrupción y lo peor de todo: La ominosa tentación de la suma del poder público.


 


Pero reiteramos, el 28 de junio se deshizo el sueño del oficialismo de perpetuarse en el poder y en gran medida a que toda la cadena agropecuaria resistió la batalla ideologista emprendida el 11 de marzo de 2008 y le dijo no a un “modelo” con franco perfil autoritario.


 


El gobierno ha reconocido la derrota a regañadientes y ha convocado al diálogo. Nadie podría estar más de acuerdo en esa convocatoria, pero dialogar no es otra cosa que dos o más personas hablen entre ellas intercambiando ideas alternadamente, más entre interlocutores que tienen responsabilidades institucionales. Lamentablemente, ni el gobierno, ni el arco opositor, ni el empresariado, ni los demás sectores invitados a “dialogar” entendieron esta premisa; del lado oficial se lo hizo más como una  concesión graciosa y del otro lado se entendió como una competencia para ver quién presenta el mayor número de exigencias y quién le arranca más concesiones a un gobierno magullado. Magullado por sus propias torpezas, eso sí. A estas alturas, nadie ha hecho más por instalar el clima “destituyente” que el propio gobierno y nadie quiere “destituirlos”, se tienen que hacer cargo hasta el 10 de diciembre de 2011.


 


De nada vale sentarse a “dialogar” si antes no se establecen términos que son irrenunciables e innegociables. De nada vale sentarse a “dialogar” sobre si es mejor el presidencialismo que el parlamentarismo, si conviene el voto electrónico o la boleta única, sobre el sistema tributario, la educación, la salud, la inclusión social, la producción y toda una lista de temas importantes, serios y graves a resolver; pero todo este listado corre el riesgo de transformarse en una discusión estéril hasta tornarse irrelevantes. Lo que es irrenunciable e innegociable y de lo cual nadie habla y exige, tanto sea desde el oficialismo que bien se ha encargado de denostarlas y burlarse de ellas, como tanto sea desde el arco opositor y el sector empresarial que se las menciona poco y nada más allá de una declaración de circunstancia; es que primero de todo se deben reconstruir las instituciones consagradas en la Constitución de la Nación Argentina, hoy prácticamente convertida en letra muerta. Si no se empieza por ahí, cualquier intento para encaminar el país es prácticamente inútil.


 


Por último, cabe recordar al famoso “Pacto de la Moncloa” de España del cual muchos hablan y recomiendan copiar y al menos famoso “Pacto del Punto Fijo” de Venezuela. De ambos lo primero que hay que decir es que los respectivos países salían de respectivas dictaduras. De ambos lo que hay que decir es que todos los firmantes cedieron algo a la hora de pactar. Del Pacto de la Moncloa debemos decir que fue firmado por partidos políticos, organizaciones empresariales y organizaciones sindicales o sea todos. Del Pacto del Punto Fijo debemos decir que fue rubricado por todos los partidos políticos y su primer postulado fue la defensa de la constitucionalidad.


 


Aquí en la Argentina, no necesitamos recurrir a pactos, consejos o acuerdos sectoriales. Nos alcanza y sobra con recurrir a la Constitución promulgada en 1853.


 


Movimiento PAMPA SUR de la Provincia de Buenos Aires   


Alejandro Villa Abrille – Presidente

23/07/09
El nuevo proyecto de la Comisión de Enlace

El proyecto de retenciones presentado en la Cámara de Diputados por los dirigentes de la Comisión de Enlace Agropecuaria contempla un tope para la soja de un 25% con una escala gradual para que el impuesto sea eliminado definitivamente en un plazo de cinco años.

"Propusimos de manera unificada la eliminación de retenciones para la totalidad de los productos, cereales y oleaginosas, con excepción de la soja, que consensuamos un tope del 25% y una segmentación para las primeras 700 y 1500 toneladas" comercializadas, indicó el presidente de Coninagro Carlos Garetto.

Concretamente, el proyecto contempla que para las primeras 700 toneladas de soja comercializadas el productor reciba un bono que funcionaría como una suerte de bono fiscal para deducir impuestos nacionales y cargas sociales. En cambio, entre las 701 a 1500 toneladas, dicho bono sólo sería aplicable en el caso del Impuesto a las Ganancias.

De todas maneras, Garetto indicó que "creemos, por sobre todas las cosas, que las retenciones deben ser eliminadas totalmente a un plazo no superior a los cinco años".

Además, la idea de los titulares de la Comisión de Enlace es que se cree una comisión de seguimiento para fiscalizar la cantidad de soja comercializada por cada empresario agrícola (dado que uno de los principales obstáculos de la segmentación es cómo controlar un universo tan grande de empresas).

Por otra parte, los representantes de la Comisión de Enlace presentaron otro proyecto destinado a limitar las funciones de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).

"Somos partidarios de que la Oncca deje de tener participación en la decisión de cerrar exportaciones y abrirlas, de emitir permisos de exportación y, por sobre todas las cosas, que deje de ser el organismo que reparte cifras millonarias en compensaciones y subsidios, que definitivamente tienen que desaparecer", apuntó Garetto.

Por supuesto que las retenciones agrícolas, si bien es uno de los más importantes, no es el único problema que debe afrontar el sector agropecuario. "Los temas presentados ayer (en Diputados) son los medulares, pero atrás de ellos hay una gran variedad de problemas aún no resueltos y que será el Congreso el ámbito propicio para aportar soluciones", indicó el vicepresidente de Federación Agraria (FAA) Pablo Orsolini (diputado electo por la UCR; Chaco).

23/07/09
Scioli pedirá una baja de retenciones

Por pedido de la dirigencia agropecuaria bonaerense, el gobernador Daniel Scioli encabezará un reclamo que hubiera sido impensado hasta hace poco tiempo: le pedirá al gobierno nacional la rebaja o eliminación de las retenciones al trigo y la reapertura de las exportaciones de carne. Además aplicará medidas de ejecución inmediata para el campo, en otro gesto en la cada vez más clara diferenciación de la administración kirchnerista.


Ayer no fue la única señal. A eso también le sumará reclamos económicos. Por su parte el ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, pidió públicamente una "redistribución" de los fondos de la coparticipación.


El acuerdo con el campo ayer llegó después de una reunión encabezada por el mandatario provincial, a la que asistieron los miembros de la mesa agropecuaria provincial, de la que participan representantes de Carbap, Federación Agraria, Sociedad Rural y Coninagro.


Durante una conferencia de prensa tras el encuentro, que se extendió casi tres horas, el ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó, dijo que "el gobernador se comprometió a llevar los reclamos al gobierno nacional y vamos a poner una línea de prioridades, la baja de las retenciones al trigo y la apertura de las exportaciones a la ganadería".


"Scioli se sumó a nuestro equipo", dijo, exultante, Abel Guerrireri, de la Sociedad Rural, al sintetizar los resultados de la reunión de la que los dirigentes del campo dijeron salir "satisfechos".


Guillermo Gianassi, de Federación Agraria, consideró que "éste es el mayor aporte que puede hacer el gobernador para facilitar el diálogo", ya que, según el dirigente, "el gobierno nacional ha priorizado el diálogo político y a los productores agropecuarios, y a las organizaciones que lo representan no se los ha llamado".


El titular de Carbap, Pedro Apaolaza, dijo, durante una conferencia de prensa, que el gobernador "ha asumido el compromiso público para que al menos en la Nación podamos tener una mesa como la que se ha dado esta mañana en la provincia, que permita ir resolviendo los problemas que tenemos".


 


 


"No queda otra opción"


"Esperamos que esta gestión tenga el mayor de los éxitos, porque esto va a normalizar la situación". Y acotó: "Sería bueno que el gobierno nacional tomara lo que ha pasado hoy en La Plata como señal muy clara, para entender que el diálogo, despojado de partidismo, es muy bueno".


Para los ruralistas, "no queda otra opción, porque estamos ante una crisis terminal y en las elecciones quedó bien en claro que el interior bonaerense se expresó en contra de esta manera de hacer política".


Esta postura, con distintas palabras, es repetida por algunos funcionarios bonaerenses: escuchado el "mensaje de las urnas", es hora de cambiar las políticas hacia el sector, opinó Apaolaza.


En su oportunidad, el ministro Monzó anunció una serie de medidas para el sector: el otorgamiento de un subsidio de 5 centavos por litro de leche para los tambos con una producción inferior a los tres mil litros que estén en emergencia, entregados a través de los municipios con fondos del Ministerio de Asuntos Agrarios; el lanzamiento de una línea de créditos para recomposición de forrajes por $ 100 millones.


También estuvieron presentes el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño; el presidente del Banco Provincia de Buenos Aires (Bapro), Guillermo Francos, y el responsable de ARBA, Rafael Perelmiter, además del representante del Banco Nación, Esteban Acerbo.


Perelmiter informó sobre la postergación de las intimaciones de ARBA a productores en emergencia y la transferencia de una deuda residual de $ 160 millones con el Banco Nación, que será absorbida por el Fideicomiso del Bapro y refinanciada a 20 años para los productores, en especial los del Sudoeste. Por su parte, Francos anunció que reclamará al gobierno nacional recursos de la Anses por 220 millones de pesos, que ya estaban comprometidos para promover nuevas líneas de crédito para el agro.

23/07/09
El titular del Oncca, Emilio Eyras habló

Uno de los temas que quiere tratar la Mesa de Enlace con el Gobierno es poner un límite el poder de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca). La queja se refiere, fundamentalmente, a las restricciones a las exportaciones de trigo y carne y al precio que reciben por la leche. En entrevista con Página/12, Emilio Eyras, el presidente de la entidad de control agropecuario, explicó que “la Oncca tiene la obligación de asegurar el abastecimiento de alimentos a la población. Una vez cumplido, el resto se libera para la exportación”. También aseguró que el problema de la leche y la carne tiene que ver con la caída de los precios internacionales y no con las políticas de la Oncca.


–Los jefes gremiales del campo afirman que la Oncca, al limitar las exportaciones, está desincentivando la producción. ¿Cuál es su opinión?


–La estrategia de la Oncca es asegurar el abastecimiento interno; todo el resto de la producción es exportable. Con lo cual, salvo esa cantidad, no existe restricción real. Es una política de Estado cubrir las necesidades de la población a precios acorde con el poder adquisitivo de los argentinos. Pero esta política no tiene por qué desincentivar la producción. Pueden producir para acá y para el exterior.


–En el pasado ese control no existía y no había desabastecimiento.


–Tampoco existían los precios internacionales que hay hoy. En el país hay un sistema de redistribución general que tiene que ver con las retenciones agropecuarias y con una reasignación de recursos por parte del Estado. Si no existiesen ciertas políticas de control, quizá muchos precios, como por ejemplo el de la harina, un producto imprescindible, serían mucho más altos.


–No todos los precios están más altos. La carne y el trigo se mantienen a precios históricos.


–En 2008, con esta burbuja financiera que se había generado, el precio de los commodities se duplicó. Si no hubiesen existido determinadas políticas, los argentinos hubieran pagado estos productos, que hacen a su mesa de consumo de todos los días, mucho más caros. Y a veces en esta discusión, como la Argentina es un país productor, no se empieza a ver qué pasó en el mundo. Un país como Vietnam, principal productor de arroz, cerró directamente sus exportaciones, porque los precios a los que había llegado el producto impedían que su población pudiese acceder al arroz, que es básico para su alimentación. Lo mismo hizo la India.


–¿Cuál es el problema particular con el tema de la carne?


–Lo que deprimió el precio de la carne es la crisis internacional. Es todo. Yo tengo diálogo habitual con las cámaras exportadoras y ellos concuerdan con que lo que ha deprimido los precios ha sido la crisis: no tiene nada que ver el sistema. Lo que hacemos es garantizar el abastecimiento interno de un producto como la carne, que es fundamental para los argentinos, pidiendo que los frigoríficos no exporten más del 35 por ciento de su stock. Es decir, dos terceras partes quedan para el mercado interno y el resto se libera. Pero el precio se cayó en el mundo. En muchos países, parte de la población reemplazó la carne vacuna por pollo u otros alimentos de menor valor. Es un problema de la coyuntura. No se puede ganar lo mismo en medio de una crisis histórica que en un momento normal.


–¿La caída de la producción de trigo y de maíz a qué se debe?


–Por la sequía y, fundamentalmente, porque en la Argentina está habiendo un cambio importante en la producción agropecuaria: la rentabilidad de la soja trae aparejada que sea mucho más tentador la producción de la oleaginosa que otros granos. Una cosa que la gente no sabe es que la mayoría de los campos que se trabajan son arrendados y eso tiene un costo muy alto, que obliga a buscar un producto que tenga la mayor rentabilidad. A partir de ahí se toman decisiones empresariales.


–¿Qué pasa con la lechería? La Mesa de Enlace afirma que por políticas del Gobierno se cierran los tambos.


–El tema de la lechería es un punto que también está bastante desvirtuado. Yo recuerdo hace unos años atrás, cuando había otras medidas de otros gobiernos, los tamberos también se quejaban del precio de la leche que se le pagaba por su producción. Tiraban la leche a la vera de la ruta y no había estas políticas. El precio de la leche bajó a nivel internacional y, por otro lado, al igual que en otros casos, los chacareros prefieren trabajar soja. Por eso, cuando se reclama una baja en la retención de la soja, parece que nadie está analizando qué pasaría del otro lado. Cuanto mayor rentabilidad deje la soja, menor será la producción de leche y otros productos agropecuarios. Esto está pasando también en otros países. En Estados Unidos se debate lo mismo. Está bien que el productor busque el lucro, porque son empresarios. Pero yo creo que el Estado tiene que velar por los intereses del conjunto.


–Las cámaras del campo también señalan que existe discrecionalidad cuando se piden los registros de exportación (Roes).


–En los Roes, el rojo, que es el de la carne, el circuito pasa primero por la Secretaría de Comercio Interior, que hace sus evaluaciones. Lo que hacemos en la Oncca es el chequeo formal de que ese contribuyente no tenga deudas fiscales, que tenga en regla toda su situación ante el organismo, que pague las matrículas y, si todo es normal, se aprueba y se libera el Roe.


–Lo que usted explica no significa que no haya discrecionalidad.


–No son ciertas las acusaciones, el Roe de carne común tiene quince días y el de cortes selectos lo bajamos a cinco. Y están saliendo normalmente.


–¿Qué porcentaje se aprueba y cuál se rechaza?


–En el Roe rojo (de la carne) el año pasado sobre 25.000 pedidos se rechazaron 500, un porcentaje menor si se toma en cuenta las irregularidades históricas del sector.


–¿Hacia dónde va la Oncca?


La Oncca debe ser un organismo de control fuerte. Creemos que como cualquier actividad del comercio agropecuario rural en el mundo debe ser auditada. Hoy ningún operador puede operar si no tiene una matrícula de la Oncca oficial. Vamos en camino a seguir federalizando el organismo, queremos que esté en todo el país, porque así se beneficia el operador, que no tiene que viajar a Buenos Aires por un trámite. Y profundizar nuestro rol de control, que creo que es el más importante.


–Las cámaras patronales dicen que se discrimina al sector porque son los únicos que tienen restricciones a la exportación.


–En principio, es lógico que un país priorice la alimentación de sus ciudadanos por sobre otros temas. Además, que esta es la parte importante de nuestro modelo de gobierno, se apunta al valor agregado. La idea es que los bienes que se exportan tengan la mayor cantidad de valor agregado posible, porque esto es mano de obra, esto es inclusión social. De hecho, es una cuestión filosófica que las retenciones de las patentes de las materias primas sean más altas que las retenciones de los derivados de esos productos.


–Si la estrategia es restringir la exportación de productos, como el trigo y la carne, para asegurar abastecimiento y precios razonables para el mercado interno, y la producción de esos alimentos está cayendo. ¿El sistema está fallando?


–No hay otro sistema. Lo que ocurre es que la soja condiciona todo el negocio. Australia y Canadá son países que tienen retenciones fuertes en lo que es su producción agrícola y tienen importantes entes de control. En esos países la situación es similar a la de acá. El tema de la soja es un problema que se generó en la mayor parte de los países productores, el control que hay para que no sea monocultivo y pueda darse lugar a otros cultivos fundamentalmente hacen al consumo humano y de las poblaciones. Puede haber distintas formas de ver el problema: una de las formas también puede ser mayor intervención del Estado.

22/07/09
Pese al "diálogo", algunos no irán a La Rural

Por segundo año consecutivo, la Secretaría de Agricultura y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) no tendrán espacios propios en la muestra, mientras que sí participan de otras muestras rurales del interior.


Todo parece estar dado para que la Exposición Rural vuelva a ser escenario del prolongado conflicto que mantienen el Gobierno y el campo, así como tribuna política, especialmente luego del resultado de las elecciones legislativas del 28 de junio.


Esta nueva edición de la Exposición Rural contará con stands de provincias que no participaron durante Palermo 2008, así como con reiteradas ausencias de estados provinciales que responden al kirchnerismo.


Entre los "faltazos" más notorios se ubican los espacios que dejarán vacíos Tucumán y Chaco, que tampoco estuvieron representadas por sus producciones el año pasado, ambas gobernadas por los referentes oficialistas José Alperovich y Jorge Capitanich, respectivamente.


En el caso del stand de Tucumán, durante Palermo 2008 el espacio fue escenario de varias controversias entre quienes habían comprometido asistencia al predio, pero posteriormente decidieron no abrir el stand que ya estaba levantado y resolvieron pintarlo totalmente de negro.


Respecto de la provincia de Chaco, tampoco presentará stand este año, al igual que en 2008, cuando numerosos artesanos quedaron sin espacio para presentar y promocionar sus productos.


Quienes sí tendrán presencia en Palermo 2009 son los representantes de Formosa y Chubut, que a pesar de responder a gestiones peronistas, decidieron participar del encuentro, al igual que Córdoba y Santa Fe, gobernada la primera por un justicialista no alineado con la gestión 'K' como Juan Schiaretti y la otra, por el socialista Hermes Binner.


En los dos casos, se había decidido, en 2008, no participar de la Exposición, para no irritar al Gobierno, luego de que se fracasara el intento de aprobar la resolución 125, explicaron los organizadores del encuentro.


Entre tanto, el histórico Pabellón que otrora ocupara la provincia que gobierna Daniel Scioli en este caso bajará el perfil de su presencia y presentará parte de sus producciones en el stand que ocupará el Banco de la Provincia de Buenos Aires.
 
Formosa presentará la optimización de las producciones del norte de la provincia, la elaboración de miel orgánica que se exporta a la Unión Europea, así como la comercialización de carne, el crecimiento que muestran tanto la cría de búfalos como de ganado caprino.


Córdoba y Santa Fe, por su parte, dos estados provinciales de neto corte agropecuario en numerosas actividades, ultimaban detalles en el montaje de sus stands, para exponer desde el jueves.

22/07/09
Scioli recibe al agro, que pedirá soluciones

En un intento por mostrar su perfil más diplomático y dialoguista, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, se reunirá hoy con la Mesa Agropecuaria Provincial. Los ruralistas lo recibirán con un reclamo: que la instancia de diálogo abierta se transforme con urgencia en soluciones para el sector.

Según el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Emilio Monzó, entre los temas por tratar estarán las diversas líneas de crédito que el Banco Provincia destina a pequeños productores, especialmente de carne, leche y trigo, así como el lanzamiento de una nueva línea de crédito para forraje.

Lo quieren presentar como una apertura de diálogo, pero la Mesa Agropecuaria tiene su historia de varios años. Necesitamos que se termine el reunionismo y lleguen las soluciones”, indicó ayer Jorge Solmi, de la Federación Agraria Argentina.

El diálogo siempre es bienvenido, pero lo que estamos esperando de la reunión con el gobernador es una definición política: si sostiene las políticas de Kirchner o si va a defender los intereses de los habitantes de su provincia”, agregó Jorge Srodek, de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa.

22/07/09
El campo plantea 25% de retenciones
La gira mediática de los dirigentes rurales tuvo ayer un nuevo capítulo. Se reunieron con representantes de los bloques opositores de la Cámara de Diputados. Les presentaron un nuevo proyecto de retenciones por el que sólo tributaría la soja, de manera segmentada, con un tope del 25 por ciento. Y les sugirieron que sean ellos quienes le impongan la agenda al Gobierno y marquen los tiempos políticos.

El flamante proyecto de retenciones impulsado por el agro liberaría de carga impositiva al maíz, al trigo, al sorgo y al girasol. Y segmentaría la producción de soja: hasta 700 toneladas no pagaría, de 700 a 1.500 toneladas se tomaría como anticipo de pago del impuesto a las Ganancias, y de allí en más regiría una retención del 25 por ciento. La propuesta incluye un plan de cinco años en el que cada 12 meses la retención baja una quinta parte hasta desaparecer y un sistema de bonos que el productor recibiría para presentar ante la AFIP o para usar –en el caso de las primeras 700 toneladas– como si fuera un cheque.

“Presentaron un proyecto íntegro de retenciones. Muy serio, alejado de la chicana política. El número de la retención a la soja, que es de 25 por ciento, muestra seriedad. Quedamos en analizarlo rápidamente y discutirlo entre los bloques”, le dijo a este diario el diputado Federico Pinedo, presidente de la bancada de Propuesta Republicana. La reunión fue en la sede del bloque de Coalición Cívica. Y también participaron radicales, socialistas y legisladores del peronismo disidente cercanos a Carlos Reutemann y a Alberto Rodríguez Saá, entre otros.

Los ruralistas también convocaron a buscar el mecanismo adecuado para quitarle poder a la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). En el PRO creen que la forma es suspender por un año las normas que restrinjan la comercialización externa e interna. Pero, en este punto, todavía no encontraron coincidencias con la Coalición Cívica y con el radicalismo, aunque coinciden en que los permisos de exportación traen más problemas que soluciones.

Los legisladores prefirieron no sacarse una foto con los ruralistas, quienes, en cambio, improvisaron a la salida de la reunión una conferencia de prensa. “No es que estamos generando un frente antioficialista. Creemos que dentro del oficialismo hay conciencia de que hay cosas que modificar y vamos a trabajar en conjunto para resolver algunas cuestiones”, aseguró Pinedo. “Lo de hoy fue apenas para que nos cuenten el proyecto. No está lejos del proyecto que teníamos nosotros, se modifica la segmentación. Fue una reunión de trabajo. Con esta agenda le mostramos el camino al oficialismo”, se jactó Adrián Pérez, jefe de la bancada de la Coalición.

L
os diputados de la oposición ya acordaron tratar la semana que viene en la Comisión de Agricultura dos proyectos: una nueva ley de emergencia agropecuaria –que promueve un fondo de unos mil millones de pesos– y otro sobre lechería.

Por la noche, los presidentes de las entidades agropecuarias se sacaron una nueva foto. Esta vez, con los miembros de Asociación Empresaria Argentina. Aunque se preocuparon por aclarar que, esta vez, no fueron ellos los que levantaron el teléfono.
21/07/09
La última chance del trigo 2009/10

Las lluvias y tormentas que están ocurriendo en estos momentos en buena parte del país son la última chance del trigo 2009/10 en las regiones sudoeste y sudeste de Buenos Aires y sudeste de La Pampa.

En la macro-zona comprendida entre el sudoeste bonaerense y sudeste de La Pampa existe una intención de siembra de trigo 2009/10 del orden de 550.000 hectáreas. Pero hasta la semana pasada, según el último informe publicado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se llevaban sembradas solamente 192.5000 hectáreas.

En tanto, en el sudeste de Buenos Aires la superficie sembrada de trigo hasta la semana pasada era de apenas 718.900 hectáreas, mientras que la intención de siembra por parte de los productores es de 1,02 millones de hectáreas.

Las precipitaciones registradas hoy ayudarían a cumplimentar las labores que faltan realizar en las regiones del sur bonarenese (en las cuales el trigo es un cultivo clave en la rotación agrícola). Sin embargo, en el resto de las regiones trigueras ya prácticamente se cerró la ventana de siembra óptima.

A la fecha se habrían implantado a nivel nacional casi 2,00 M/ha de trigo, según indicaron fuentes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Con las lluvias de hoy podrían subir las chances de que se cumpla el último pronóstico de la entidad a nivel nacional: 2,75 M/ha (ya no existen posibilidades de superar ese techo).

Por otra parte, en los próximos días en la provincia de Chaco (que se vio castigadísima por la sequía) comienza la siembra de girasol 2009/10 y las lluvias que están ocurriendo en estos momentos en dicha provincia jugarían un papel importantísimo en la toma de decisiones de muchos productores.

21/07/09
El mapa de la pobreza en la Argentina

A pesar del “veranito económico” que vivió la Argentina durante el quinquenio 2003-2007, donde se llevó adelante un período con fuerte crecimiento en la industria y la producción, el mismo no se pudo ver reflejado en una mejora de la situación para la sociedad. Por el contrario, la pobreza, la marginación, la indigencia y la menor inserción social de los más pobres siguió en ascenso, sin que los números macroeconómicos llegaran a los que más sufren las vicisitudes de nuestra economía.


 


Los números que muestra el cuestionado Indec (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), que continúa comandando el inefable Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, no dan cuenta de la realidad que se vive en la Argentina, sino que más que nada, muestran una Argentina irreal, que no hace más que seguir construyendo un nuevo “Diario de Yrigoyen” para el matrimonio presidencial, que sólo acepta escuchar lo que sus oídos quieren oír.


 


La sociedad argentina, es consciente que la situación económica ha hecho que miles de ciudadanos caigan en la pobreza e incluso en la marginación total, alcanzando los 15 millones de pobres y más de 4 millones de indigentes, dejando a las claras que las políticas implementadas para mejorar la situación de los más necesitados han fallado y dejado en el camino a millones de argentinos.


 


A pesar del crecimiento económico y de los datos macroeconómicos que dan por sentado el fuerte desarrollo de la economía del 2002 al 2007, el mismo no pudo absorber a la gran masa de excluidos que dejó el neoliberalismo de los ’90, y que al contrario de lo dicho por el gobierno, en vez de achicarse la brecha entre los más ricos y los más pobres, la misma parece extenderse y ser imposible de reducir a pesar de la bonanza de los primeros años del kirchnerismo.


 


Datos contrastantes


 


Según datos suministrados por el Indec y que antes de las elecciones fueron dados a conocer con bombos y platillos por el gobierno nacional, en el segundo semestre del año 2008, donde la crisis financiera internacional mostraba sus características más fuertes, la pobreza en nuestro país descendió al 15,3% de la población activa, con respecto al 17,8% de la primera mitad del año. Esos números también dicen que la indigencia cayó al 4,4% de la población, desde el 5,1% del semestre previo.


 


Estos números contrastan gravemente con los que asegura el Obispo de San Isidro y titular de la P astoral Social, Jorge Casaretto, quien aseveró que la Iglesia "no coincide" con la cifra de la pobreza difundida por el Gobierno, y reiteró que para esa institución, alcanza "treinta y pico" el porcentaje de pobres en el país. Para uno de los miembros más importantes de la Iglesia en nuestro país, “esta realidad puede palparse en las diferentes parroquias, a las que acude cada vez más gente en pos de obtener ropa y alimentos que no puede adquirir por sí misma", y arremetió con fuerza contra el Ejecutivo al expresar que “la curva de la pobreza empezó a ascender nuevamente”.


 


Hace unas semanas atrás, un estudio efectuado por Idesa (Instituto para el Desarrollo Social Argentino), en base a datos del Indec, mostraba que en la población hasta 18 años de edad la pobreza ascendía al 41%; en la población entre 19 y 60 años, la incidencia de la pobreza era del 22%; y entre los mayores de 60 años, la pobreza llegaba al 12%. Con esto, se deja en claro que la pobreza ataca a los más jóvenes con una crudeza mayor, ya que multiplica por tres con respecto a la población mayor de 60 años, originando serias deficiencias en el crecimiento de las personas y mostrando un panorama por demás oscuro de cara al futuro para nuestro país.


 


Esta democracia en la que vivimos, es hoy en día, más democracia teórica que práctica. La misma propone igualdad de oportunidades, educación gratuita y libre acceso social a las profesiones, pero la libertad que de verdad poseemos es mucho más libertad para los que disponen de más medios que para otros. Los otros, los pobres, los que nacieron humildes y condenados al fracaso, no tuvieron acceso a un sinnúmero de oportunidades, por lo tanto es mentira que la mayoría sean incapaces, sólo tuvieron distinta suerte.


 


Si los chicos de entrada van a la escuela sólo a alimentarse es imposible que haya igualdad para todos, porque es evidente que un chico con la panza llena piensa más y tiene más predisposición al estudio que un chico con la panza vacía y que cuando está en el colegio piensa más en la comida que tendrá al mediodía o la merienda de la siesta, que en estudiar para progresar en la sociedad. Con los índices de pobreza por las nubes, y sin una política seria por parte del Estado nacional para contrarrestar esta situación, la desigualdad se va haciendo normal, dando por sentado que hay algunos que nacieron mejores y para mandar, y otros para obedecer, sólo por nacer en distintos lugares de la población.


 


Idesa en su informe, señala claramente que “las condiciones de pobreza entre niños y adolescentes tienen asociadas flagelos como el trabajo infantil, la explotación de menores, la drogadicción, el narcotráfico y la delincuencia juvenil. La discusión en torno a ‘mano dura’ o ‘garantismo’ son completamente estériles. Con esta falsa antinomia se trata de disimular que la cuestión de fondo es si el Estado seguirá sirviendo a los sectores más acomodados actuando en función de las presiones corporativas o asume el compromiso de garantizar a todos los ciudadanos desde el momento de su concepción condiciones mínimas que garanticen su desarrollo personal”.


 


Datos proporcionados por la Consultora Ecolatina, dan cuenta que la pobreza trepó al 31,8% y la indigencia al 11,75 en el primer semestre de 2009, por lo que más de 17 millones de argentinos tienen sus necesidades básicas insatisfechas, precisando que 12,7 millones de argentinos son pobres y 4,7 millones indigentes.


 


Los relevamientos del índice de Precios al Consumidor (IPC) de la consultora indicaron que la Canasta Básica Alimenticia (CBA) -que mide la línea de indigencia- subió 11,3 por ciento en junio y acumula 5,1 en el año. La CBA alcanzó 261,7 pesos en junio para un adulto equivalente y 809 pesos para una familia tipo (padres y dos hijos), duplicando su costo en tres años. Las estimaciones arrojaron que el 11,7% de la población no pudo costear la canasta alimenticia (CBA) en la primer mitad del 2009, por lo que se ubicó por debajo de la línea de la indigencia. Ese valor se ubicó por encima del primer (10,5%) y segundo semestre (11%) del año pasado.


 


El Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (IADE R), señala que la pobreza ya afecta a más del 30% de la población en nuestro país. Este prestigioso instituto también muestra las divergencias que hay entre los datos que brinda el Indec sobre la pobreza y la realidad, siendo en la mayoría de los casos muy superior a lo que dicen los índices oficiales.


 


En Chaco, donde según el Indec la pobreza al primer semestre se ubicó en 35,4 por ciento de la población, medida en Resistencia, tomando una tasa de inflación más realista se elevaría a 49,3. Las provincias más afectadas por la pobreza, además de Chaco, son Corrientes, con 46,6 por ciento de su población; Misiones, con 46,1; Santiago del Estero, 45,9; Formosa, 45,5; Jujuy, 44,3; Salta, 43,6; y Tucumán, 41,4.


 


Según el IADER, la situación crítica en materia de pobreza no se limita solo a las ocho provincias con tasas superiores a 40 por ciento. Hay 15 jurisdicciones donde la tasa se ubica arriba de 30 por ciento, con elevados niveles de vulnerabilidad.


En Catamarca, donde según el Indec la pobreza al primer semestre afectó a 24,3 por ciento de su población, de acuerdo al instituto privado, se ubica en 37,6. En San Luis, la pobreza oficial es 22 por ciento, pero recalculada por el IADER se estaría ubicando en 34; en La Rioja asciende según el Gobierno a 18,2 pero sincerando la inflación rondaría 33,7.


 


En Santa Fe la tasa medida en la Capital provincial rondaría 30,7 por ciento, versus 18,2 que registra el INDEC. Otras dos jurisdicciones donde la pobreza es elevada, son San Juan y el Gran Buenos Aires, con 30,3 y 30,5 por ciento, respectivamente. Las provincias con menores tasas de pobreza continúan siendo las ubicadas en la región Patagónica. En Santa Cruz, la pobreza recalculada se ubicó en 7,9 por ciento al primer semestre; en Chubut rondaría 9,5; y en Tierra del Fuego sería de 9,9. Asimismo, en la Ciudad de Buenos Aires, oficialmente es de 7,3 por ciento de la población viviría por debajo de la línea de pobreza, recalculándola en base a la inflación real estaría en 13,5.


Para el segundo semestre del año, s egún este análisis, la pobreza a nivel país estaría ubicándose en un 32% y una tendencia similar se registró en las provincias, donde en las más complicadas la tasa ya estaría afectando a más de la mitad de su población.


 


Pero esto no es algo que concierne sólo a nuestro país, sino que es una realidad que vive la mayoría de los países de la región, donde por ejemplo el Banco Mundial, a través del director para la Reducción de la Pobreza y Administración Económica en América Latina y el Caribe de ese organismo multilateral, Marcelo Giugale, afirmó que la crisis económica internacional provocará que seis millones de personas más caigan en el abismo de la pobreza en 2009 en Latinoamérica, de esos seis millones de personas, cuatro son de clase media que acabarán empobrecidos. Los dos millones restantes son pobres que habrían podido ascender este año en su estatus socioeconómico, pero esos esfuerzos se verán truncados por la crisis internacional, detalló el experto.


 


Otros síntomas de la pobreza en nuestro país, están dados por el brote de dengue que viene sufriendo la Argentina en los últimos meses, más el aumento de enfermos por el mal de chagas, no hacen más que demostrar que nuestro país está sumergido de lleno en el tercer mundo que tanto se encargo de denostar durante la década del ’90, queriendo hacerle creer a los argentinos que vivíamos en una panacea primermundista.


 


Hace unos años atrás parecía imposible que la Argentina pudiera volver a tener fuertes brotes de enfermedades de este tipo, pero las sucesivas administraciones han sumergido a nuestro país en una profunda crisis que lo ha llevado a estar al nivel de los países más pobres en este sentido. Basta recordar el profundo brote de cólera que hubo en la Argentina a principios de los ’90, cuando el gobierno de Menem decía que habíamos dejado atrás el retraso para entrar de lleno al progreso.


 


El 50% de las muertes que se producen en América Latina tienen como telón de fondo la desnutrición y nos hablan a las claras de una falla social grave, que la Argentina no ha podido modificar, y con el correr del tiempo lo único que hace es crecer, sin que las políticas implementadas surtan el efecto deseado de bajar tan lamentables índices, que dejan en claro la verdadera situación social de nuestro país.


 


Como puede verse, un problema que en vez de amainar tiende a agravarse, debido en gran causa a la falta de políticas activas por parte de todos los gobiernos de la región a acabar con el hambre, a pesar de que todos los mandatarios se han encargado de asegurar en reiteradas oportunidades que ponen todo su empeño en trabajar para que en la región haya “hambre cero” y que ningún chico menor de 18 años pase hambre, lo que implica para la mayoría de ellos, un serio delito que los Estados deben dar solución en forma inmediata.


 


Las declaraciones de Casaretto no hicieron más que poner en el centro de la escena una problemática que venía siendo ocultada en los últimos tiempos de las grandes discusiones nacionales por las elecciones legislativas, y que cuando se trataba se defenestraba al que lo hacía por decir que se estaba haciendo política con el hambre de la gente y no se pensaba en soluciones rápidas y reales para la gran parte de la población que sufre este problema.


 


Sólo con una fuerte política de Estado que tienda al mejoramiento gradual y sustancial de la situación social, que lleve a un mejoramiento de las condiciones de vida de los individuos, que procure atender las causas y no que atienda los hechos consumados, la Argentina podrá volver a recuperar la excelencia que supo tener en una época, y evitar que se siga cayendo en el desgaste y deterioro de las últimas décadas.


 

 
  << VOLVER   PAGINAS DISPONIBLES:   1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138
       
NOTICAMPO (C) Y (R) 2004 - WWW.NOTICAMPO.COM - INFO@NOTICAMPO.COM - TEL: 02362 15505371 - JUNIN (B)
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar