China tomó la decisión de aumentar su producción de soja

El ministro de Agricultura de China indicó que el gigante asiático busca sembrar soja en cada parcela de tierra posible este año, en un intento por reducir su dependencia de las enormes importaciones anuales.

El ministro, Tang Renjian, anunció su plan después de que el gobierno describiera una serie de medidas para aumentar la producción de soja. Estas medidas aparecen entre los pasos de China, en un importante documento de política rural, para impulsar la seguridad alimentaria.

“Haremos grandes esfuerzos… para ampliar la producción de soja y oleaginosas. Cada metro extra plantado cuenta, y cada tonelada cosechada cuenta”, dijo, utilizando medidas chinas para el área de tierra y el peso.
El Consejo de Estado dijo en la declaración de política, conocida como el «documento No.1», que la producción agrícola estable y los ingresos rurales crecientes eran fundamentales para un desarrollo saludable en el país, que enfrenta los desafíos de la pandemia de COVID-19.

Aunque China ha priorizado durante mucho tiempo la seguridad alimentaria, se ha vuelto mucho más prominente en la política desde que comenzó la pandemia a principios de 2020. China es en gran medida autosuficiente en alimentos básicos, pero se ha enfrentado a una gran escasez de carne de cerdo y una escasez de suministro de maíz en los últimos años, así como también registró fenómenos meteorológicos severos.

Las importaciones de soja cayeron recientemente muy por debajo de las expectativas, lo que llevó a Beijing a comenzar a liberar reservas. En este sentido, si bien reconoció el papel de los mercados internacionales, Tang enfatizó la necesidad de aumentar los suministros nacionales.

“Una botella de aceite debe contener tanto aceite chino como sea posible”, dijo a los periodistas.
China, principal importador de soja del mundo, experimentó una fuerte caída en su pequeña cosecha nacional el año pasado, ya que los productores optaron por plantar maíz.

El documento del Consejo de Estado, emitido el martes por la noche, dedicó una sección completa a impulsar el «proyecto» de producción de soja y semillas oleaginosas, utilizando medidas como el aumento de los subsidios para los programas de rotación de tierras y recompensas para los condados que producen grandes volúmenes de aceites comestibles.

Dudas

China también está desarrollando variedades de soja adecuadas para suelos alcalinos y experimentando con cultivos intercalados de soja con maíz para obtener la mayor cantidad de rinde y cosecha posible.

Pero los analistas dicen que es poco probable que los esfuerzos tengan un impacto importante. “Tal vez veamos medio millón de toneladas o un millón de toneladas más en producción, pero en el gran esquema de las cosas, no cambiará mucho”, dijo Darin Friedrichs, cofundador de la consultora Sitonia Consulting, con sede en Shanghái. Dijo que los precios del maíz seguían siendo altos, por lo que era poco probable que los agricultores cambiaran todas sus tierras a las semillas oleaginosas.

El gobierno también dijo que lidiará “activamente” con el impacto desfavorable de la siembra tardía de trigo y controlará estrictamente la producción de etanol combustible a base de maíz, entre otras medidas que buscan estabilizar el suministro de granos.

Las importaciones de maíz de China aumentaron a un récord el año pasado, en medio de precios internos altísimos y bajos inventarios. Si bien el documento del año pasado exigía la necesidad de diversificar las importaciones, el plan de este año no mencionó las importaciones en absoluto.

“Incluso en los últimos seis meses, ha habido mucho más enfoque en la autosuficiencia y no se ha hablado mucho de importaciones”, dijo Friedrichs.

China también quiere acelerar la expansión de la producción de carne de res, cordero y lácteos y “promover enérgicamente” la construcción de instalaciones de hortalizas en el norte mientras mejora los suministros de emergencia.

El año pasado, fuertes lluvias inundaron áreas clave de cultivo de hortalizas, lo que disparó los precios. Eso siguió a un gran golpe en su cosecha de maíz un año antes por una serie de tifones. El Consejo de Estado dijo en el documento que China fortalecerá la investigación sobre el impacto a mediano y largo plazo del cambio climático en la agricultura.

También pidió que se acelere el desarrollo de la agricultura de interior, como los invernaderos, y la promoción de equipos y tecnología avanzados.

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú