Cruces entre ganaderos y Gobierno por supuestos “aprietes” en Cañuelas

Aparecieron audios de ganaderos que indicaban de «aprietes» y «amedranrtamiento» en el mercado ganadero de Cañuelas. Destacan que era para mantener el precio por debajo de los $ 1000.

En un intento por pisar el precio de la carne, desde el pasado lunes, comenzaron a circular por whatsapp mensajes anónimos dirigidos a compradores del Mercado Agroganadero de Cañuelas (MAG) -el referente a la hora de definir los valores que se pagan por la hacienda a nivel nacional- presionando para que no pagaran más de 1.000 pesos por kilo de ganado en pie, advirtiendo que quienes lo hicieran perderían sus permisos para operar. Incluso, algunos compradores aseguraron haber recibido la misma intimidación a través de llamados telefónicos.

El hecho no pasó desapercibido para la principal gremial agropecuaria de Buenos Aires, que rápidamente tomó posición.

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) denunciaron “aprietes” a consignatarios y compradores para bajar el precio de la hacienda y repudiaron “cualquier actitud insensata e intimidatoria que interfiera con el libre desarrollo del Mercado Agroganadero de Cañuelas (MAG)”.

Por su parte, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, negó estas versiones en su cuenta de X (ex Twitter). “Nosotros respetamos la actividad y trabajamos en conjunto para fortalecer toda la cadena. Nunca hemos actuado presionando ni amenazando a los actores del mercado ganadero para fijar los precios de la carne, ni a ningún otro actor del sector”, expresó. Además, el funcionario enfatizó: “Todas las decisiones las comunicamos públicamente. Con mentiras no se construyen las soluciones”.

El tema no quedó allí, pues CARBAP, con la firma de su presidente Horacio Salaverri, señaló que: “El amedrentamiento a consignatarios y/o compradores que operan en el Mercado Físico de Ganados mediante llamados telefónicos, mensajes o aprietes, instando a comprar hacienda a valores menores a los del mercado, con precios topes, nos retrotrae a acciones y medidas fracasadas realizadas hace 17 años con nefastas consecuencias por todos conocidas”.

“Es por ello que rechazamos de plano la idea de encontrarnos con este tipo de malas praxis por parte de funcionarios públicos, lo cual solo intentarían sin éxito tapar el sol con las manos. Sin reconocer que el origen del tema que se pretende solucionar (precio de la carne) está solamente en las variables inflacionarias y monetarias del país (alta inflación y bajo poder adquisitivo), y que ninguna medida en los mercados podrá resolver las causales del origen” detalló la entidad.

Al respecto, apuntó: “El titular de la Aduana, ahora a cargo de la Unidad de Control de Precios, Guillermo Michel, se equivoca claramente si pretende avanzar en ese sentido, tal como afirman versiones periodísticas”.

Por último, desde CARBAP concluyeron: “Defenderemos la normal operatoria del Mercado Físico de Ganados, hoy en Cañuelas, el cual es una importante referencia de los valores del precio de la ganadería en todo el país y rechazamos la intervención e imposición de precios de sugerencia o al oído”.

Otros actores del MAG indicaron que el mensaje podría haber llegado también desde los matarifes o los frigoríficos o algún gran supermercado en su afán de comprar hacienda barata. De cualquier manera, y por estas horas, más de un comprador pagó por arriba de los 1.000, entre 1.020 y 1.040, ante la necesidad de hacerse de hacienda.

Destacadas, Ganadería

Te puede interesar:

Menú