Durante este 2021, Argentina perderá US$700 millones por el cepo a la carne

Por efecto del cepo a las exportaciones de carne vacuna, cuando finalice 2021 la Argentina se habrá perdido de vender al exterior el equivalente a US$700 millones. El cálculo corresponde a un análisis del consultor ganadero Víctor Tonelli, que se detuvo en la dinámica que venía registrando la exportación antes de la restricción y el comportamiento en el mercado internacional.

El 17 de mayo pasado, tras regresar de una gira por Europa, el presidente Alberto Fernández le anunció a la industria frigorífica exportadora un cierre completo de las exportaciones por 30 días, exceptuando las cuotas arancelarias asignadas al país, como a Europa y los Estados Unidos. La medida se oficializó el 20 de ese mes. El 23 de junio último, en tanto, tras vencer esa medida con el decreto presidencial 408 se procedió a una cuotificación al 50%.

Luego se hizo una flexibilización incorporando 3500 toneladas extra para vender a Israel y el 12 de octubre pasado se dispuso, además, la faena de 140.000 vacas viejas para su exportación a China. Las restricciones a la exportación van hasta el 31 de diciembre próximo. La industria exportadora está aguardando contactos del Gobierno para ver cuál será el panorama exportador de 2022.

“Se pierde de ingresar por exportaciones de carne US$700 millones, que surgen de multiplicar el promedio de venta de agosto y septiembre por 180.000 toneladas”, dijo Tonelli, para quien ese volumen adicional sobre el año pasado podría haber exportado el país.

Según datos del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), el año pasado el país colocó en el mundo 897.464 toneladas por US$2709,9 millones. Sobre el volumen de 2020, siguiendo la proyección de Tonelli, con 180.000 toneladas extra, 2021 podría haber finalizado con 1.077.464 toneladas, un salto del 20%.

Hasta el momento, el año récord en volumen, de acuerdo a la estadística del Ipcva fue 2020 con 897.464 toneladas. Vale recordar que, cuando dio a conoce la flexibilización para la exportación de 140.000 vacas viejas, el Gobierno estimó una exportación por todo 2021 de 779.376 toneladas, casi el 87% de 2020.

En septiembre pasado, pese al cepo y por el impulso de las cuotas arancelarias, con 77.728 toneladas res con hueso los embarques mostraron una mejora del 15% respecto de agosto. En tanto, el acumulado enero-septiembre de 2021 dio 618.665 toneladas por US$2019,3 millones. Para comparar, en enero-septiembre de 2020 fueron 644.893 toneladas por US$2004,1 millones.

Ante una consulta, Francisco Ravetti, analista de ganados y carnes de AZ-Group, destacó que la exportación de carne vacuna venía creciendo el año pasado pese a la pandemia.

“En octubre de ese año se exportaron 86.000 toneladas, en noviembre 94.000 y en diciembre 72.000. La tendencia continuó de enero a mayo de 2021, cuando se superaron los embarques de 2020, que habían sido récord. En enero (2021) se exportaron 70.000 toneladas, en febrero 65.500, en marzo, 75.000, en abril 71.000 y en mayo 90.000. Luego se establecieron las restricciones conocidas, que derrumbaron los embarques hasta valores tan bajos como 50.000 toneladas mensuales”, señaló Ravetti.

Para el consultor, “con este ritmo exportador sólido hasta mayo se podría haber desarrollado un segundo semestre con registros superiores a los de 2020, que también habían sido récord”.

Ravetti recordó que el segundo semestre del año es la temporada alta para las exportaciones argentinas por la demanda estacional china por el Año Nuevo y remarcó: “De no haberse impuesto las restricciones que estableció el Gobierno, se podría haber alcanzado el objetivo que se enunciaba a principios de año de un millón de toneladas exportadas, sin comprometer la oferta necesaria para el abastecimiento del mercado interno, que demanda cortes distintos de los embarcados”.

Vale recordar que, con la excusa de bajar los precios, además de cuotificar los embarques, el Gobierno prohibió hasta fin de año la venta al exterior de siete cortes populares (asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío). Ahora, para vender la carne de las 140.000 vacas para China esa restricción no corre pero sí para el resto de las categorías de hacienda.

“La prohibición de exportar los siete cortes de la categoría vaca a China y la que dejó afuera (de vender) a exportadores sin plantas, fueron los temas que más afectaron al negocio”, dijo Tonelli, que detalló que la prohibición de los siete cortes generó “pérdidas innecesarias de valor e incluso acumulación innecesaria de stocks en los frigoríficos exportadores que por falta de demanda las tuvieron que mandar a depósitos con todos los costos involucrados”.

En tanto, consideró que al haber quedado afuera del mercado exportadores sin planta se “terminó concentrando la actividad exportadora en pocas manos y limitando la transferencia de los excelentes precios internacionales”.

Sobre esto último apuntó: “Desde el cepo a la fecha, el valor de la carne exportada a China subió mas del 35%, en tanto que, en dólares el valor de la vaca china (el animal de descarte) prácticamente alcanzó el mismo valor, luego de bajar hasta un 15% y recuperar el valor inicial en las últimas semanas”.

El cepo no fue exitoso para provocar una importante baja del precio de la carne al público. En rigor, tras subir un 6,1% en mayo y un 7,7% en junio de este año, se redujo 0,9% en julio, 1,4% en agosto, 0,1% en septiembre y 0,4% en octubre pasado, según datos del Ipcva. En síntesis, tuvo alzas acumuladas del 13,8% (mayo y junio) y bajas también acumuladas (desde julio a la fecha) del 2,8%. La Nación.

Destacadas, Ganadería

Te puede interesar:

Menú