En julio el precio de la carne bajó un 0,9%

Según las estadísticas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), en julio los precios de la carne mostraron una caída del 0,9% respecto al mes anterior y según los primeros datos de agosto la tendencia se continuaría consolidando. Este dato es el que mira con atención el Gobierno para avanzar con una ampliación del cupo impuesto a las exportaciones de carne vacuna, porque lo cierto es que en el comparativo interanual el producto de consumo básico en la mesa de los argentinos muestra un incremento de nada menos que el 84,4%, es decir prácticamente 30 puntos por arriba de la inflación.

Mientras la industria frigorífica presiona para que se ejecute una mayor apertura del cupo impuesto por el Gobierno a las exportaciones de carne vacuna, la mirada del oficialismo está puesta en números que siguen poca lógica. Porque si el incremento interanual del producto llegó al 84,4%, en cortes como el asado se eleva hasta el 91,1%. En este marco es que el ministro de Producción, Matías Kulfas, habla de “maniobras especulativas” por parte de los exportadores que incluyen desde evasión hasta triangulación de operaciones.

Lo cierto es que sigue estando sobre la mesa la paulatina apertura de los envíos de carne al exterior que llegaría en primer lugar con la denominada “vaca conserva” que prácticamente no se consume en el mercado interno y por el contrario es el producto que importa el principal comprador de la Argentina: China. Pero antes de llegar a esa instancia el Gobierno monitorea de cerca la tendencia y espera un retroceso más pronunciado en las góndolas.

La fórmula a la que apuesta el oficialismo es que mientras los salarios se recuperan, de la mano de los acuerdos paritarios, y la inflación general comienza a mostrar una desaceleración, la carne debe por lógica seguir el mismo camino. El trabajador debe recuperar poder de compra en las góndolas y ese el primordial objetivo de cara a lo que resta del año.

Al respecto desde la consultora económica Equilibria adelantan: “Como resultado de la reapertura de paritarias, el poder de compra de los salarios evidenciará una mejora de 3 puntos porcentuales en el tercer trimestre y comenzarán a ganarle la carrera nominal a los precios. Si se mide en términos de carne, esta mejora implica una suba de 5 kilos de asado. En tanto, entre las primarias y las generales los salarios reales mejorarán otro punto porcentual, equivalente a un kilo y medio de asado”.

Otro dato clave en el que presta especial atención el Gobierno es que la baja en el valor de la carne en las carnicerías y supermercados se sienta fehacientemente en los bolsillos de los sectores que más lo necesitan. Así, los datos de julio pueden leerse como alentadores porque, según consigna el IPCVA, los precios de la carne vacuna tuvieron caídas leves, del (-0,8%), en julio de 2021, con respecto a junio, en los puntos de venta que atienden en barrios de nivel socioeconómico alto. En los puntos de venta que atienden al nivel socioeconómico medio, los precios también mostraron caídas leves, que resultaron del (-0,8%); mientras que en aquellos que atienden al nivel socioeconómico bajo los precios mostraron caídas de mayor magnitud, que resultaron de un (-1,1%).

Destacadas, Ganadería

Te puede interesar:

Menú