HB4 y los 5 puntos que dividen a la agroindustria local

El trigo HB4, producto de la investigación pública y el desarrollo privado, despierta tensión entre molineros y ciencia. Recientemente se aprobó en Brasil la comercialización de harina de trigo HB4. Su aprobación para el grano todavía está pendiente. Pero, ¿de qué se trata este cultivo que genera tensión en el campo argentino?

1. La tecnología HB4 y sus impulsores
El trigo HB4 es un desarrollo realizado en conjunto entre la empresa rosarina Bioceres y el Conicet-Universidad Nacional del Litoral (UNL). El equipo liderado por la Dra. Raquel Chan es el responsable del hallazgo de la tecnología que involucra el traspaso del gen resistente a la sequía HB4, que se encuentra originariamente en los girasoles.

Por otra parte, estos esfuerzos de 15 años están también marcados por una articulación público-privada a nivel internacional, ya que el desarrollo de estas variedades de Trigo HB4 está en manos de Trigall Genetics, que comprende a Bioceres y Florimond Desprez de Francia, líderes a nivel mundial en genética del trigo.

2. Qué importancia tiene a futuro la tecnología HB4
Teniendo en cuenta el panorama climático, que tenderá a complejizarse en los próximos años, la actividad agrícola debe encontrar la manera de adaptarse y no perder su productividad. Y esto también compete al trigo. En este marco, un equipo de biólogos moleculares e investigadores del Conicet-UNL descubrieron la tecnología HB4, que consta de modificaciones genéticas basadas en el traspaso del gen homónimo que originalmente tiene el girasol. Este gen le permite a diversos granos ser más resistentes a la sequía. En este punto es donde se vuelve relevante el cambio climático, ya que se espera que las sequías se vuelvan más frecuentes e intensas en los próximos años y es necesario mantener la capacidad de siembra y cosecha.

3. Principales ventajas de esta innovación
Esta variedad es pionera en el uso de esta tecnología en trigo, la primera que cuenta con aprobación regulatoria por parte del Ministerio de Agricultura pero no es el único grano en utilizarlo. La soja es el otro cultivo que cuenta con una variedad HB4 ya aprobada en Argentina, Estados Unidos, Brasil y Paraguay.

Datos de ensayos realizados desde la campaña 2008/9 a 2017/18 permiten estimar una mejora promedio del 11% en el rendimiento de la oleaginosa, llegando en los mejores casos a un 30%; mientras que para el trigo se estima un incremento del 40% en su performance, gracias a la capacidad de tolerar mejor los períodos de estrés durante más tiempo y sin detener la acumulación de biomasa. Esto quiere decir que el trigo HB4 no sólo toleraría mejor la sequía, sino que también podría aprovechar mejor la materia orgánica que le sirve como nutriente.

4. La comercialización y la zona de debate
Una de las principales preocupaciones con la aprobación de la comercialización y con el permiso a la siembra y acopio de esta nueva variedad deriva de la posible contaminación genética de granos si comienza a cultivarse trigo HB4 en los mismos campos en los que hay otras variedades del cereal. El trigo HB4 aún no cuenta con aprobación para la comercialización en los mercados más importantes, empezando por el mismo Brasil, que importa de Argentina alrededor del 60% del trigo que consume.

La contaminación genética tiene lugar con la mezcla de las semillas, generalmente al cosecharse, producto del uso de las mismas máquinas. Pero esto también puede darse durante el transporte, acopio o a través de cualquier medio que permita que esto pase. De mezclarse con este trigo aún no aprobado, muchas cargas de exportación podrían toparse con una luz roja al ingresar a otros países y se corre el riesgo de cierre de mercados.

Los representantes de la cadena triguera a nivel nacional ya habían expresado su preocupación previamente: “el uso comercial nacional del trigo HB4 impactará en los precios y abastecimiento de trigo en el país; y pone en riesgo los esfuerzos conjuntos (público-privado) realizados para consolidar nuevos mercados y expandir fuertemente las exportaciones” además de que en el plano político y de las negociaciones había generado dudas el procedimiento de toma de decisión de parte del Estado, percibido como unilateral por la cadena del trigo, al no haber consultado con ellos en octubre del año pasado respecto de la aprobación comercial.

5. ¿Cómo sigue la historia?
El escenario actual solamente cuenta con la aprobación para la comercialización de la harina conseguida a partir del trigo HB4. En octubre de 2020 el Ministerio de Agricultura de la Nación había aprobado su regulación a nivel nacional. Ahora, la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) de Brasil es el organismo que dio el visto bueno para comercializar la harina obtenida de esta variedad, confirmando que se trata de un producto inocuo. No obstante, el grano y las semillas aún están en busca de la aprobación para ingresar a uno de los mercados más importantes para el rubro.

Mientras tanto, distintos actores de la cadena de valor se reunieron el pasado 19 de noviembre en el Ministerio de Agricultura de la Nación, con el fin de tomar conocimiento del sistema de trazabilidad público-privada de esta nueva variedad y además de conformar una mesa con el objetivo de protocolizar el trabajo.

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú