Llegó a Latinoamérica la Peste Porcina Africana

Llegó a Latinoamérica la enfermedad que redujo un tercio el rodeo de cerdos de China. Se registró en República Dominicana un brote de Peste Porcina Africana que en 2019 provocó la pérdida de 117 millones de cerdos en China. Qué dice el Senasa.

La seguridad sanitaria de la región quedó en jaque ante el ingreso de una temible enfermedad que está generando estragos en China, otros países de Asia y Europa. La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) informó el viernes sobre un brote de Peste Porcina Africana (PPA) en cerdos de granjas de traspatio en las provincias de Sánchez Ramírez y Montecristi, República Dominicana.

Esto disparó el alerta sanitario en la Argentina, donde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), informó un esquema de refuerzo de los controles fronterizos para evitar el ingreso de la enfermedad.

La información publicada por la OIE hasta el momento describe dos focos ubicados cerca de la frontera con Haití y otro hacia el centro del país, afectando a 827 y 15 animales respectivamente, los animales sobrevivientes fueron sacrificados en forma preventiva.

Qué es la Peste Porcina Africana
La PPA es una enfermedad exótica que se está expandiendo por el mundo. Es viral, altamente contagiosa y mortal que afecta tanto a los cerdos domésticos como a los salvajes de todas las edades.

Si bien tal afección se encuentra principalmente en África subsahariana, en los últimos años se extendió por China, Mongolia y Vietnam, así como dentro de partes de la Unión Europea. Cabe destacar que nunca se detectó en la Argentina.

Otro punto importante es que la PPA no es una amenaza para la salud humana y no se puede transmitir de los cerdos a los humanos. Sin embargo, sus consecuencias económicas son descomunales.

En 2019, China registró los primeros casos de la enfermedad, que provocó una dramática merma del stock de cerdos. Según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), sus existencias porcinas pasaron de 428 millones de cabezas a fines de 2018 a 310,4 millones a finales del año 2019. Es decir, se perdieron 117,5 millones de animales (un 27% del rodeo) afectando fuertemente la producción local y, en consecuencia, las posibilidades de abastecimiento interno para satisfacer la demanda de la principal carne consumida por la población china.

Esto significó, además, el inicio del ciclo alcista de los precios de la carne bovina en el mundo, por el gran incremento de las importaciones chinas.

La PAA también está afectando a Alemania, uno de los mayores productores de carne porcina de Europa. Los casos reportados corresponden mayormente a jabalíes en estado salvaje. Recién el 17 de julio pasado se comprobó el primer caso en animales domésticos, en una granja ecológica de 200 animales en el distrito de Spree-Neisse y una pequeña granja con 2 animales en el distrito de Märkisch-Oderland.

El alerta de la FAO
Este lunes, la FAO (organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) alertó “a los países de las Américas la necesidad de tomar medidas de prevención” ante el brote de República Dominicana, el primero en el Hemisferio Occidental desde de la década de 1980.

En ese sentido, llamó a los países a “activar y revisar rápidamente sus planes de contingencia o de respuesta de emergencia a peste porcina africana” debido a que “existe un gran riesgo de que la enfermedad se disemine progresivamente al resto de la región”.

Entre otras medidas, recomendó:

– Reforzar los controles fronterizos para prevenir el movimiento de cerdos y productos porcinos.

– Aumentar el control de objetos personales de los viajeros que regresan de República Dominicana.

– Reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones porcinas.

– Reforzar la sensibilización y comunicación de riesgos sobre la peste porcina africana a productores, veterinarios, cazadores, empleados de mataderos y otras partes interesadas de la cadena de producción

Qué dice el Senasa
Ante la situación sanitaria, el organismo de control de la Argentina informó que reforzó las medidas de prevención en fronteras y en los controles de ingreso al país de puertos y aeropuertos.

Además, comunicó que no autoriza el ingreso de mercancías porcinas capaces de vehiculizar el virus de PPA desde países donde la enfermedad está presente. Y explicó que la información sanitaria de los países y la evaluación de riesgo de ingreso se actualiza periódicamente.

“Cabe destacar que no se registran importaciones de productos porcinos desde República Dominicana”, afirmó.

El día en que se informaron los casos, el Senasa mantuvo reuniones con los servicios veterinarios del Cono Sur y con la OIE de las Américas.

Entre otras medidas, decidió reforzar los controles del tratamiento de desperdicios y del ingreso ilegal de productos y subproductos de cerdos en aeropuertos y puertos. La medida se debe a que los residuos de aviones y buques transcontinentales provenientes de países donde la enfermedad es endémica, que luego pueden ser utilizados para alimentar porcinos, son una vía posible de ingreso de la enfermedad al país.

Además, recordó que es importante que los viajeros no ingresen productos como salames, jamón crudo o carne porcina fresca sin autorización sanitaria ya que este tipo de mercancías constituyen un riesgo ya que el virus puede permanecer en ellos durante meses correspondiente.

Para prevenir el ingreso del virus de PPA, los viajeros deben tener en cuenta lo siguiente:

-Esta enfermedad afecta a los cerdos domésticos y silvestres; no existe vacuna contra ella; el virus es altamente resistente al ambiente (más aún en los productos cárnicos).

-No representa un peligro para la salud humana, ni afecta las condiciones de los productos alimenticios contaminados.

-Puede ocasionar severas pérdidas económicas al país por su alta letalidad para los cerdos.

Destacadas, Ganadería

Te puede interesar:

Menú