Para Salvador Di Stéfano no es rentable hacer trigo

Para el conocido Consultor en Economía y Agronegocios, Salvador Di Stéfano, no es rentable para un productor hacer trigo en la próxima campaña de granos finos.

En una larga nota que publicó hoy el portal Infobae, Salvador Di Stéfano detalló que él y su equipo no recomiendan hacer trigo esta próxima campaña. Se basa en que, si bien en la campaña 2021 los productores perdieron 17 dólares por hectárea, en esta de 2022 podrían llegar a perder hasta 58 dólares por hectárea.

La nota firmada por Di Stéfano comienza diciendo que “La dinámica de los negocios agropecuarios hace que muchas veces lo que veas no es la realidad. En el mercado mucho se habla de la suba en el precio del trigo, en los últimos 12 meses aumento el 29,1% en dólares, mientras que los costos directos para poder sembrarlo aumentaron el 65,8%. Mientras el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, habla de la abundancia del sector agropecuario, tendría que saber que para la campaña 2022 del trigo los resultados empresariales serán negativos, pensando en un lote en que estimamos un rinde de 4 toneladas por hectárea, y un alquiler de 85 quintales de soja. El Gobierno, sin estudio alguno, se queja de la riqueza generada por el campo, pero omite estudiar los costos de sembrar trigo y cuál podría ser su resultado”.

Luego aporta un dato interesante, dice Salvador Di Stéfano que “Mientras que en 2021 sembrar trigo en un campo de la zona núcleo generó una pérdida de USD 17 por hectárea, para la campaña 2022 se espera una pérdida de USD 58 por hectárea. El ejercicio lo realizamos parándonos en mayo del año 2021, tomamos el precio futuro del trigo 2021 a ese momento y los costos de insumos en ese momento del año. Para la proyección 2022, tomamos el precio futuro del trigo a diciembre 2022 y los costos asociados a su producción a su precio actual”.

Finalmente cierra la nota con una lectura política/económica: “En resumen, nuestra recomendación para el productor es que de cara a este año no es rentable hacer trigo, por lo tanto, si el funcionario sigue agraviando al sector y se cumple nuestro pronóstico de que es inconveniente hacer trigo, es altamente probable que la expectativa de siembra disminuya, esto trae como consecuencia menos trigo para exportar y menos oferta para el mercado interno. Esto implica que el Gobierno se está pegando un tiro en el pie, tendrá como resultado para el año 2022 una suba en el precio del trigo en el mercado interno por menor producción, menos ingreso de dólares al país, menos ingresos fiscales por retenciones y consecuentemente más déficit fiscal, lo que trae aparejado más emisión, inflación y devaluación”.

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú