Qué pasó con el mayor proyecto exportador de la historia

En 2020, el Consejo Agroindustrial Argentino presentó al gobierno un proyecto exportador que crearía miles de nuevos empleos y aumentaría las exportaciones a 100.000 millones de dólares. ¿Qué pasó con el mayor proyecto exportador de la historia?

Un ambicioso proyecto exportador, acaso la mayor iniciativa del campo en conjunto en su historia, que prevé la creación de 700.000 nuevos empleos en la economía (210.000 de ellos nuevos aportados por el agro) e incrementar las exportaciones totales del país de US$65.000 a US$100.000 millones, aguarda no obstante hace casi un año en los escritorios del Ministerio de Economía para ser enviado al Congreso como proyecto de ley.

Se trata de una iniciativa que comenzó como una propuesta del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), formado el año pasado y que hoy integran 64 entidades empresariales del agro, entre ellas las entidades de la Mesa de Enlace, exportadores, avícolas, frigoríficos, bolsas de cereales y cámaras de economías regionales, entre otras. En 2020, con foco en pasar a la propuesta con algo superador para fomentar la agroindustria, se constituyó el CAA y rápidamente se elaboró un plan al que se denominó «Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora, Inclusiva y Federal».

En el CAA están entidades adheridas que representan el 99% del Producto Bruto Agroindustrial, el 75% de las exportaciones totales y el 18% del PBI nacional. Su programa, a cinco años de vigencia con prórroga a otros cinco, contiene una serie de herramientas impositivas, técnicas y financieras que, destacan en el CAA, tienen efectos fiscales neutros y no requieren subsidios del Estado. Entre otras, amortización acelerada para las inversiones, devolución del IVA de inversiones con condiciones especiales, incentivos a los gastos en semillas, fertilizantes, mejora para la hacienda. El CAA destaca que es posible aumentar las exportaciones y, a la vez, seguir atendiendo el mercado interno sin inconvenientes.

Con foco en lograr apoyo y ponerlo a consideración del sector político, mantuvo casi una treintena de reuniones generales, sin contar otras numerosas más a nivel técnico. Encuentros al más alto nivel político, incluso, de manera separada, con el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Todo eso en apenas unos meses, sobre la segunda mitad de 2020 y parte de 2021. Hubo también numerosas reuniones con funcionarios del gabinete económico.

Luego de que el 1° de marzo pasado, durante la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso, el jefe de Estado comprometiera el envío de la ley, en abril último el CAA y funcionarios de Economía y Agricultura avanzaron en definiciones técnicas. Sin embargo, el proyecto sigue sin arribar al Congreso y el CAA ya reiteró el reclamo a Fernández.

«La ley de inversión agroindustrial es la base de una nueva política de nuevos empleos, nuevas inversiones y de mayor producción y exportación. Es federal porque impactará en todo el país, es inclusiva porque todos los productores y producciones se verán beneficiadas, es sustentable porque se harán inversiones protegiendo el ambiente, es exportadora porque crecerán las ventas al mundo en más de 15.000 millones de dólares anuales y es fiscalmente sólida porque no pide subsidios ni hay costo porque habrá más recaudación. No impulsar (la ley) es no trabajar en favor de un país federal con equidad», señaló a LA NACION Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC). Esta es una de las entidades que integran el CAA.

La respuesta del Ministerio de Economía
Desde el Ministerio de Economía, que conduce Martín Guzmán dijeron, ante una consulta del Diario La Nación, que la ley «se va a presentar cuando se presente en el Congreso el programa con el Fondo Monetario Internacional». Añadieron: «La idea es que se valide en el Parlamento».

En este contexto, en la cartera de Economía señalaron: «Se continúa trabajando bajo la conducción de Economía, los equipos técnicos del ministro y el ministro intercede en las cuestiones clave. El proyecto sigue avanzando como dijo el ministro para que haya reglas de juego claras para un sector fundamental para la economía argentina, generadora de divisas y de exportaciones». Fuente: Diario La Nación.

Actualidad y Mercados

Te puede interesar:

Menú