Si el Gobierno sigue con el «cepo», el campo irá al paro

Si el Gobierno sigue con el cupo, el campo anunciará medidas de fuerza. En el filo del plazo para la finalización de las restricciones a las ventas externas de carne, la Mesa de Enlace se prepara para lanzar un cese de comercialización de hacienda, que podría extenderse a granos.

La Mesa de Enlace se prepara para anunciar un cese de comercialización de hacienda, ante la decisión del Gobierno nacional de extender hasta fin de año las restricciones a las ventas externas de carne vacuna. Las entidades gremiales del campo tomarán esta determinación –si se confirma la prórroga de la medida- en el marco de una reunión que tendrán mañana en horas del mediodía en Santa Fe, junto a ruralistas de esa provincia.

Según se pudo averiguar, el actual sistema de cupos seguirá vigente hasta diciembre, con alguna revisión para liberar de manera gradual volúmenes de vaca con destino a China. El sector privado estima que desde el inicio del «Cepo» exportador, el negocio ganadero perdió 1.084 millones de dólares.

El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Gabriel De Raedemaeker, señaló que junto al resto de las entidades buscarán elaborar una estrategia unificada. “Tenemos que intensificar el reclamo, de mínima será un cese de comercialización y veremos si lo extendemos a granos”, reconoció en diálogo con BAE Negocios. Y agregó: “A lo sumo pueden ir liberando algún porcentaje, hay que ver si sacan del cupo a la vaca conserva”. Uno de los puntos que analizarán mañana las gremiales del campo, es si anuncian la medida de fuerza para después de las elecciones PASO del 12 de septiembre.

En la previa al encuentro, la Sociedad Rural Argentina (SRA) presentó un documento, en donde evaluaron que tras dos meses de implementarse los cupos, la cadena de valor ganadera perdió 1.084 millones de dólares. De acuerdo a este cálculo, los productores sufrieron un recorte en su rentabilidad por 411 millones de dólares y 240 millones de dólares en exportaciones no realizadas, entre los principales rubros afectados.

Los analistas ganaderos, en tanto, advirtieron que el mercado más castigado por esa política fue China y proyectaron que hasta diciembre no se verán cambios en la política oficial, más allá de concesiones, como se hizo con el cupo Kosher. A mediados de agosto, la cartera de Desarrollo Productivo anunció la reapertura de 3.500 toneladas mensuales de esa cuota con destino a Israel.

En paralelo a las entidades del campo, la Mesa de las Carnes también reclamó al Gobierno que levante las restricciones a las ventas externas de carne vacuna. En un documento firmado por las 34 entidades que componen el espacio, presidido por Dardo Chiesa, advirtieron que la continuidad de la medida representa un impacto negativo para toda la cadena de valor de la carne vacuna.

Según señalaron, estas restricciones afectan a «los trabajadores de la industria frigorífica, donde hay múltiples reportes de suspensiones, reducciones horarias, adelantos de vacaciones y parada de frigoríficos», como así también a los que «se dedican a la genética, cría, invernada, alimentación en corrales, transporte y comercialización».

Destacadas, Ganadería

Te puede interesar:

Menú