Un joven venadense creó un helicóptero no tripulado

Nicolás Marinelli es un joven de la ciudad santafesina de Venado tuerto y creó el helicóptero denominado RUAS. Hoy ese desarrollo se va a utilizar en distintas prestaciones agrícolas y en materia de seguridad, tal es así que ya fue incorporado al Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe.

La historia nació en 2014 cuando Nicolás Roggero comenzó como un hobbie a diseñar y preparar un helicóptero chico, destinado específicamente a la parte agrícola. Comenzaron a hacer pruebas de aplicación aérea, para luego ir evolucionando y automatizando helicópteros más pequeños que hoy pasaron a ser parte del equipo del Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

Al ver que la capacidad era muy pequeña de los helicópteros chicos para las extensiones que trabajan en el país, empiezan a trabajar con Cicaré (la fábrica de helicópteros de Argentina) y desde allí comenzaron con lo que hoy evolucionó, y es “Ruas”. Desde 2019 se asociaron con Marinelli Technology, Cicaré e INVAP para desarrollar el RUAS donde se abrieron las líneas de negocio, no solo al agro sino también en salud, seguridad y defensa.

“El equipo es un helicóptero contrarrotante, no es uno de los que estamos acostumbrados a ver, convencional, con un rotor de cola. Tiene un rotor inferior y otro superior, o sea dos rotores principales. El helicóptero tiene las dimensiones de tres metros sesenta de diámetro el rotor, tiene cuatro metros con veinte centímetros de largo. En total tiene una capacidad de carga de poder llevar carga útil de 60 kilos y una autonomía mayor a las dos horas y media.

El helicóptero tiene tres modos de vuelo. El que es manual (que en realidad no es manual directo, está asistido y estabilizado), un modo semi automático y un modo totalmente automático donde uno le carga un plan de vuelo a la computadora de emisión del helicóptero, despega automáticamente, va a hacer su trabajo y vuelve al punto donde uno le dijo que tenía que aterrizar o vuelve al punto donde salió totalmente autónomo, sin necesidad de intervención de nadie. La motorización es a combustión, no es eléctrica para poder brindarle mayor autonomía”, detalló Marinelli sobre las características técnicas de los equipos.

Seguridad rural
El Ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna al respecto de esta incorporación dijo: “Santa Fe es la primera provincia que tiene un convenio de desarrollo científico con el INVAP. Hemos desarrollado un dron que se llama Ruas que es un en una especie de helicóptero no tripulado que tiene una capacidad increíble para transmitir imágenes, sonido, video. Va a cubrir junto a otro equipamiento que son unidades móviles que se insertan en el campo, también con drones fijos que van a posibilitar que los Pumas (Guardia Rural) no anden dispersos por ahí buscando el delito. Esos drones van a hacer la investigación criminal, cubren muchísimas hectáreas y también lo vamos a utilizar para las rutas y para los accesos a las ciudades. Así que es una buena noticia y creemos que a mitad del año que viene los tendremos funcionando”.

“Creo que lo de los drones son un adelanto que va a ser copiado por otras fuerzas porque ahorra tiempo. Da un panorama que no lo podemos tener por tierra, así que creo que es una incorporación novedosa y muy positiva” expresó el ex presidente de CARSFE, Carlos Castagnani.

Las primeras pruebas del helicóptero
“El helicóptero como tiene buena capacidad de carga, podemos adaptar tecnologías ya conocidas hoy en el sector para la aplicación selectiva de malezas, más tecnología que estamos desarrollando para hacer a una aplicación aún más selectiva y a mayor velocidad. La idea es el ahorro tanto de combustible como del uso del fitosanitario y del agua, reduciendo las huellas en el impacto ambiental” expresó Marinelli y sobre los sensores de verde dijo: “nosotros lo demostramos en su momento con WeedSeeker. Esa es una tecnología que está preparada para pulverizadoras terrestres, pero como nosotros podemos tener un rango amplio de velocidades a la cual podemos volar, se puede adaptar tranquilamente la velocidad del helicóptero a la del sensado del WeedSeeker y puede trabajar de una manera selectiva directa. Además el helicóptero tiene la capacidad de relevar 5.000 hectáreas por hora y hacer mapas de prescripción de malezas para poder ir a aplicar en los sitios específicos.

Ese es uno de los modos. La ventaja que tenemos en esta vinculación de empresas es que podemos integrar la tecnología que más le convenga al cliente o desarrollar tecnologías específicas para ciertos clientes estratégicos. En realidad, el helicóptero es el que porta la herramienta como la mayoría de los drones, lo que nos importa es el producto final que obtenemos de la carga útil que lleva el helicóptero, en este caso la calidad de aplicación, la aplicación selectiva, con imágenes o la imagen del mapa que obtenemos de esas cámaras. Es un módulo que se le va intercambiando al helicóptero, el módulo para aplicación, un módulo para fotografía o cualquiera de estas herramientas que nos permiten ser más eficientes en la agricultura” concluyó Nicolas Marinelli. Fuente: Tranquera Abierta por Radio Jota FM 98.3

Destacadas, Tecnología

Te puede interesar:

Menú