El Gobierno analiza cobrar un canon a los agricultores que siembren soja y trigo

Son las dos especies más difundidas entre las que que se pueden resembrar con buenos rindes. El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, impulsa cambios en la ley de 1973, para reconocer a los semilleros fitomejoradores.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, reinstaló la posibilidad de que los agricultores argentinos paguen un canon por la soja y el trigo que siembren cada año. El objetivo es que las empresas que invierten en mejoramiento de semillas puedan recuperar sus costos y apuesten por mayor tecnología.

Actualmente, según la normativa vigente desde 1973, los productores agropecuarios siembran soja y trigo y no están obligados a pagar por las semillas. Es porque se trata de cultivos que se pueden volver a implantar con los granos que se cosecharon con anterioridad. En el futuro, en cambio, habría obligación de pagar por lo sembrado en cada hectárea, incluso por el denominado uso propio, tal como se denomina a la resiembra con el fruto de la propia cosecha.

La propuesta fue planteada por Domínguez en una reunión con representantes de la industria semillera que se realizó este martes, con la intención de avanzar en un nuevo esquema legal. También participaron el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Matías Lestani, y el presidente del Instituto Nacional de Semillas (Inase), Obdulio San Martín, entre otros funcionarios nacionales.

Vale destacar que aproximadamente el 35% del mercado de soja en la Argentina está conformado por semillas legales y fiscalizadas, mientras que por ejemplo en Brasil, ese porcentaje alcanza el 70%, en Estados Unidos, un 95%, y en Uruguay, un 100%.

Uno de los argumentos del Gobierno es que la Argentina está perdiendo competitividad y rendimiento en la producción de los cultivos ya que las empresas no invierten ni generan la tecnología necesaria que podría aumentar la productividad del sector agroindustrial.

En ese sentido, Antonio Aracre, CEO de Syngenta, fue uno de los ejecutivos que participaron de la reunión en el ministerio de Agricultura y quien demostró su satisfacción con la posible medida.

“Ansiosos por escuchar al ministro Julián Domínguez y esperando lo que puede ser el anuncio más importante y disruptivo de los últimos 20 años para el futuro del agro en Argentina”, escribió en su cuenta personal de Twitter.

Una ley que data hace casi 50 años
La actual Ley de Semillas fue creada hace casi 50 años, cuando las condiciones de producción nacionales eran totalmente distintas a la actualidad. En ese sentido, el titular de la cartera agropecuaria se refirió en varias ocasiones a una modificación y actualización de la normativa que permita al productor argentino “ponerse al ritmo de los países de la región”.

Sin embargo, para concretarlo, debe contar con la aprobación del Congreso y ante la imposibilidad de hacerlo, el oficialismo busca lograr un acuerdo con las compañías para impulsar el cobro de regalías a los agricultores.

Recientemente, un grupo de firmas lanzó el programa “Sembrá Evolución”, un nuevo modelo de negocios para que los productores tengan acceso a todas las variedades de soja que incorporan tecnología Enlist, que resiste a los herbicidas glifosato, glufosinato de amonio y 2,4-D.

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú