Enojo con Vicentin por parte del abogado de los acreedores

La propuesta de pago de Vicentin a los acreedores “es una afrenta, es ignominiosa y representa licuar la deuda en un 100%”, dijo el abogado que representa a los acreedores comerciales de la agroexportadora concursada, Gustavo Feldman al analizar la presentación que realizó la compañía ante el juzgado civil y comercial de Reconquista para saldar la deuda de u$s 1.400 millones que tiene con más de 1.700 acreedores, con una quita de capital del 75% y un plazo de repago de 20 años.

El documento que presentó la firma ante la Justicia admite que la misma se lleva a cabo “al sólo efecto de cumplir con este acto procesal perentorio”. De hecho, la compañía concursada pidió anteriormente un pedido de prórroga hasta el 31 de marzo de 2022 para presentar un plan de pagos.

El contenido de la propuesta es inaceptable por los principales acreedores, el Banco Nación y entidades financieras internacionales, como así también para la mayoría de los acreedores granarios. “El monto testimonial es da risa por un lado y por otro es una afrenta”, dijo Feldman en diálogo con LT8 porque “si se trata es testimonial, como dicen, es falso testimonio”, agregó

El letrado, que lleva adelante una causa penal por presunto delito de estafa en los tribunales de Rosario contra los directivos de la agroexportadora, señaló hace diez meses ya había advertido que la propuesta que iba a presentar Vicentin implicaba una “licuación del 92 o 93% de la deuda”. Es decir “pagar un 75% de una deuda pesificada en 20 años es prácticamente licuarla en un 100%”, agregó.

De ese modo, Feldman señaló que esto representa “la continuidad de la estafa a través de la farsa que se lleva adelante en Reconquista, que es el concurso de acreedores”, dijo cuestionando el accionar del juez Fabián Lorenzini en ese proceso.

“Esto confirma una estrategia judicial llevada adelante con la connivencia del juez Lorenzini y la sindicatura del concurso”, dijo y planteó que la contracara de eso viene siendo la denuncia penal que patrocina en Rosario, sobre la cual planteó habrá novedades este mes con una convocatoria a imputativa.

“La causa penal es el único medio viable para desentrañar qué pasó y para tener una chance verdadera de ver donde están todos estos millones de dólares fugados”, agregó Feldman.

En esa causa, se investigan delitos de estafa. “Acá hubo un plan estafatorio y hubo un desfalco rotundo”, dijo Feldman y recordó que esa es también la conclusión a la que llegaron los auditores forenses que analizaron el caso.

“Lo que fue una presunción después del default y del concurso, se va concretando”, indicó y recordó el testimonio del presidente de la Nación, Alberto Fernández cuando en una reunión el ex directivo de Vicentin hoy fallecido Sergio Nardelli le dijo que muchas empresas vinculadas eran sellos para tomar deuda. “Se va configurando el escenario estafatorio planteado en la denuncia del año pasado”, agregó el letrado.

También recordó que por la magnitud cuantitativa y cualitativa del default, “nosotros presumíamos que hubo una coordinación previa con divisiones de roles y funciones, asignaciones de tareas, para llegar a lo que se llegó”, dijo. Y como prueba de eso planteó que Vicentin “estafó a nada menos que la banca extranjera en u$s 400 millones”, entidades que “no son improvisadas y aún así no pudieron localizar hacia donde se fueron esos fondos”, planteó.

“Acá hubo una maniobra de estafa, no se puede decir que fue una suma de eventos desafortunados”, concluyó el letrado.

La propuesta de Vicentin también es considerada sólo de forma ya que el instrumento con el cual la empresa pagaría el 25% de la deuda bruta que mantiene, sin intereses compensatorios ni punitorios, sería en Obligaciones Negociables (ON) en dólares y pesos y a 20 años. La Comisión Nacional de Valores (CNV) debería aprobar su emisión, que no tiene otro papel similar de una empresa argentina en el mercado de capitales local, lo cual haría difícil encontrar compradores.

Vicentin entró en default en diciembre de 2019. En abril pasado, el Banco Central suspendió a la empresa para la operación en el mercado de cambios luego de confirmar que mantiene una deuda de u$s 40 millones por exportaciones realizadas en 2019 que nunca fueron liquidadas. Fuente Diario La Capital

Actualidad y Mercados

Te puede interesar:

Menú