Hay contexto favorable para transformar carne y leche en maquinaria

En septiembre de 2021 se necesitó 20% menos de kilos de carne que en igual fecha de 2020 para comprar una Rotoenfadadora con sistema procesador de fibra y 1,20 m de ancho de labor.

POR: Ezequiel Pezzoni. El autor es responsable de maquinaria de AZ-Group.

En efecto, la adquisición se podía concretar con el equivalente a 40.000 kilos de novillo en ese mes vs. 50.000 kilos en septiembre de 2020. Corresponde aclarar que los cálculos tomaron como referencia el Índice de Novillo en el Mercado de Liniers y valores promedio de distintos modelos de enfardadoras.

Un comportamiento similar se puede observar con la segadora acondicionadora de cuatro metros de ancho de labor.

La relación carne/máquinas forrajeras favorable es consecuencia, principalmente, del aumento del precio de la carne durante fines de 2020 y 2021, que superó al índice de inflación, mientras que las máquinas tuvieron menor ritmo de actualización de los precios de venta.

Tambo
Para los tamberos, la relación de septiembre de 2021, entre los litros de leche necesarios para comprar una rotoenfadadora con procesador de fibra, es la mejor desde principios de 2019, motorizada principalmente por la recuperación de los precios de la leche.

Así, en septiembre de 2021 se requerían 206.170 litros del producto para adquirir la máquina vs 284.725, que eran necesarios en noviembre de 2020 y 235.202 litros en marzo de 2019. La situación conveniente se repite con las otras máquinas forrajeras consideradas.

Los datos presentados muestran que se está dando un buen momento para que los productores de carne y leche actualicen sus equipos para el tratamiento de forraje, luego de varios años en los cuales las relaciones eran desfavorables, principalmente por los bajos precios de los productos.

Destacadas, Lechería

Te puede interesar:

Menú