LA HISTORIA DE JEROME CASE (Capítulo 11)

CASE y sus automóviles de calle y competición.

POR: José Luis Amado -Periodista Agropecuario e Investigador-

Otra historia poco conocida de la empresa CASE es la que está relacionada a la fabricación de automóviles y a la propiedad de un equipo de competición.

Esta incursión de la compañía fabricante de tractores, trilladoras y herramientas agrícolas comenzó en 1910 cuando la J.I. Case Threshing Machine Co., adquiere la empresa Pierce Motors Co. y comienza a construir autos de lujo en la planta de South Clark Street. De hecho, allí funcionó la planta fabril de autos de CASE hasta 1927.

Pero en el medio, y para promocionar sus vehículos, CASE incursionó en el automovilismo deportivo, tal es así que llegó a participar de la primera competencia de autos de la famosa “500 Millas de Indianápolis”, la cual se realizó en el año 1911.

Los automóviles CASE podrían haber sido clasificados fácilmente entre lo mejor de lo mejor, pero no fue así por dos razones:
-En primer lugar, la J.I. Case Threshing Machine Co., entró en el negocio de la venta de autos en un momento muy competitivo.
-En segundo lugar, CASE produjo autos durante 17 años y en vez de inventar su propio automóvil, CASE compró a un fabricante de automóviles que, si bien era una empresa relativamente conocida, no tenía los avales que sí tenía la marca CASE.

Puntualmente en 1910, CASE compró la empresa automotriz Pierce Motors (fundada en 1893 en Racine, Wisconsin), y en 1911 comenzó la producción de un automóvil de cuatro cilindros. Los motores elegidos para ese auto eran de 25 CV para el modelo R, de 30 CV para el modelo S y de 40 CV para el CASE modelo O. Todos estos motores eran de 2 cilindros y se producían en la propia fábrica y el resto de los componentes eran fabricados por proveedores. Los motores se mantuvieron prácticamente sin cambios hasta 1918 en que los autos CASE comenzaron a utilizar motores Continental de seis cilindros y 30 Hp de potencia. Esto fue así hasta 1927, en que se dejó de fabricar autos.

Otro dato interesante es que los modelos R y S eran de conducción a la izquierda mientras que el O, que fue descontinuado en 1915, era de conducción a la derecha. También estos autos a diferencia de los Ford, Chevrolet y Dodge, eran muy equipados, pues ya en nivel estándar incluía gato para elevar al auto, herramientas útiles, un kit de la reparación de neumáticos e incluso un reloj.

Aunque las ventas anuales de automóviles CASE se mantuvieron en el rango de 2000 a 2500 unidades por año, los vehículos nunca llamaron la atención del público general. Una de las razones por la cual la marca no tenía el éxito que merecían sus autos quizás tenía que ver en que CASE promocionaba sus autos en su red de distribuidores de maquinaria agrícola. Lo cual, si bien le permitía llegar a sus clientes rurales, esto lo alejaba del cliente de las grandes urbes americanas.

El precio, también pudo haber sido un problema, ya que los modelos de CASE se ofrecieron desde los 1250 a 2500 dólares la unidad, en un momento en que el modelo Ford T estaba muy por debajo de esos precios (400 dólares) y encima en vez de aumentar, Ford los bajaba cada vez más. Otra desventaja de los CASE cars era que estaban construidos a mano, no montado en una línea de producción como los Ford.

Incluso había otras desventajas. Indican algunos historiadores, que para un agricultor era más importante adquirir una máquina agrícola que lo ayude en sus labores, que un auto que solo utilizaría para ir a los poblados y a la iglesia. Esto hizo que el automóvil de CASE fuera demasiado lujoso para los agricultores y demasiado oneroso para los habitantes de las ciudades. Se ofrecían en tres estilos de carrocería: turismo, sedán y «deportivo» del tipo descapotable con cuatro plazas.

Se estima que CASE, a lo largo de los 17 años en fabricó autos, construyó un total de 27000 automóviles, siendo el año que más vendió el año 1916, cuando vendió unos 3000 autos.

En 1927, la empresa con base en Racing, Wisconsin, salió del negocio de automóviles para enfocarse en lo mejor que sabía hacer: fabricar maquinaria y herramientas para todos los agricultores del mundo.

Finalmente hay que indicar que hay un dicho en Estados Unidos que dice: “Es más fácil que te caiga un rayo a que veas un auto marca CASE”, esto es a cuento que se estima que existen solo 100 autos CASE en todo el mundo. Tal es así que del CASE modelo X Suburban Coupe del año 1925 con motor Continental existe solo uno.

El equipo CASE
Una de las estrategias iniciales que utilizó CASE para promocionar sus autos fue presentarlo en las 500 Millas de Indianápolis y para ello contrató a uno de los mejores equipos de competición de aquella época. De esta forma los autos de CASE se presentaron en las carreras de Indianápolis de los años 1911, 1912 y 1913.

Una de las curiosidades más destacadas es el nombre elegido para el equipo de competición. Pues se llamó “Jay Eye See”, es decir tenía el mismo nombre que el famoso caballo de trote de Jerome I. Case y, como explicamos en el capítulo 9 de esta historia; “Jay Eye See” no es otra cosa que la fonética de las letras J – I – C (Jerome Increase Case). Es decir, los dos nombres y apellido del fundador de la empresa.

Indican historiadores que CASE construyó tres autos para la Indy 500 de 1911 (la primera Indy 500 de la historia). Los tres básicamente idénticos, con motores construidos por la Wisconsin Engine Co., de 4,6 litros de cilindrada.

El primer piloto contratado por CASE para conducir el auto llamado “Jay Eye See” fue Lewis Strang, pero poco después falleció en un accidente callejero y no pudo correr el auto. Luego, la empresa, contrató a otro muy conocido de nombre Louis Disbrow, quien tuvo la responsabilidad de conducir el auto de CASE, que tenía una potencia de motor de 290 HP, en un circuito extremadamente peligroso como el de Indianápolis.

Louis Disbrow corrió las tres primeras carreras que se llevaron a cabo en Indianápolis, aquí vale una aclaración. Estas fueron las tres primeras competencias que inauguraron el famoso circuito americano, por lo que el auto del equipo CASE fue uno de los autos que inauguró ese autódromo. Cabe destacar que en las dos primeras carreras, la de 1911 y 1912, no pudo terminarlas, pero en la de 1913 llegó en el puesto octavo. Esta fue su última competencia, aunque los autos CASE se siguieron fabricando hasta 1927 en que se abandonó definitivamente el proyecto automóvil.


Al volante está Joe Nikrent y con él Fred Horey, quien fue su mecánico en las 500 Millas de Indianápolis en 1913.

NOTA: Si vas a levantar esta publicación, por favor respetá nuestro trabajo y citá la fuente, utilizá un link a la nota y mencioná a su autor. Gracias.

Jerome Case

Te puede interesar:

Menú