Córdoba: los alquileres suben en cantidad de quintales, pero bajan en dólares

La primera estimación de arrendamientos agrícolas para la campaña 2022/23 en la provincia refleja valores en alza respecto al ciclo agrícola anterior.

El valor promedio de la hectárea es de 11,5 quintales de soja, una variación del 4,5% respecto a la campaña previa, según un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA). “Se trata el valor más elevado desde la campaña 2011/12″, sostiene la entidad. “Si se considera que la fijación de precio de estos quintales de soja se da al momento de la cosecha, se estima que el costo del arrendamiento de la campaña 2022/23 sería de 440 dólares por hectárea, a partir de un precio de 38,25 dólares por quintal a mayo 2023. Este valor sería 6% menor al alquiler que se estaría pagando en la campaña actual (466 dólares por hectárea), ya que el precio de la soja a mayo 2022 es de 42,4 dólares por quintal”, comparó la entidad.

Cuáles son las modalidad de pago

Con respecto a la modalidad de arrendamiento, la más utilizada para la campaña 2022/23 es la de quintales fijos por hectárea, que generalmente son entregados en dólares, y en menor medida, en grano físico.

Por otro lado, dado que la modalidad más frecuente es la de pedir quintales de soja por hectárea, desde la BCCBA a través de su Departamento de Economía se relevó el momento en el que se suele fijar el precio de los contratos. Lo más común es decidir el precio durante la cosecha (28%), ya sea tomando un promedio de los primeros días de mayo o cuando se finalizan las labores de trilla.

La segunda modalidad más frecuente es la de establecer pagos mensuales (19%) y si bien depende del contrato, la mayoría opta por tomar un promedio de las cotizaciones de soja de la última semana del mes; mientras que otros utilizan un promedio mensual del disponible.

La tercera opción más común es la de establecer el precio del quintal antes de la siembra o a la hora de firmar el contrato (18%), sin embargo, algunos optan por tomar el precio de la oleaginosa en el mercado disponible, mientras que otros toman el precio a cosecha en el mercado de futuros.

Dónde suben y dónde bajas los valores

Los alquileres son, en promedio, más baratos en el norte y el centro-oeste de la provincia, encontrando los promedios departamentales más bajos en Rio Seco y Tulumba con 9,8 quintales por hectárea. Por otro lado, los alquileres aumentan conforme nos movemos hacia el este provincial, especialmente cerca de la zona núcleo productiva, encontrando los arrendamientos más caros en Marcos Juárez y Unión con un valor promedio de 17,3 y 14,3 quintales por hectárea respectivamente.

Dentro de algunos departamentos, además, hay gran variabilidad en los rendimientos a lo largo de la superficie.

Según la BCCBA, uno de los departamentos donde más se distingue es Unión, que presenta arrendamientos de entre 10,8 y 17 quintales por hectárea donde las tierras tienen un mayor valor al centro-este del departamento, alrededor de las localidades de Colonia Bismarck, Wenceslao Escalante y Justiniano Posse.

Si se comparan los alquileres con el año anterior, se observa que más allá del aumento del valor promedio de los arrendamientos a nivel provincial, en 8 de los 17 departamentos analizados se registraron caídas moderadas de 0,6 quintales por hectárea en promedio.

El departamento con mayor caída en los quintales de soja requeridos fue Gran San Martín (0,6 quintales por hectárea), y se observó una leve caída en los arrendamientos de Unión y Marcos Juárez (0,2 quintales promedio).

Por otro lado, 9 departamentos registraron aumentos en el costo de alquiler de la tierra, donde el departamento con el mayor incremento promedio fue Río Seco, con una suba de 0,8 quintales.

Le siguen los departamentos de Colón con un aumento de 0,7 quintales y General Roca, Presidente Roque Sáenz Peña, Río Primero y San Justo, con aumentos promedio de 0,5 quintales por hectárea.

A nivel localidad, los alquileres varían de acuerdo con su ubicación geográfica, condiciones del suelo y climáticas, tamaño de los lotes, infraestructura circundante, entre otros. El promedio de arrendamiento por localidad más bajo es de 8,7 quintales por hectárea y se encuentra en Río Seco, mientras que el más alto es de 18,7 quintales y se encuentra en la localidad de Camilo Aldao en Marcos Juárez, seguido por Cruz Alta y Leones con promedios de 18,6 quintales. De todas formas, al este de Marcos Juárez se han observado valores de hasta 22 quintales, precisa el informe.

Los alquileres en Córdoba, más caro que en otras provincias

La institución cuenta con una red de colaboradores que comprende las zonas agrícolas de las provincias de Santiago del Estero, Tucumán, San Luis y La Pampa.

Dentro de las provincias mencionadas, Córdoba cuenta con valores más altos de alquiler de la tierra, debido al rendimiento del suelo y la cercanía con los puertos.

En la zona de Tucumán y el oeste de Santiago del Estero se observan diferencias en los valores promedio de los arrendamientos para departamentos vecinos, que van desde 4,5 quintales en Jiménez a nueve quintales en la Cruz Alta.

El este de Santiago del Estero presenta valores más armónicos, que fluctúan entre 6,7 y 9 quintales. En Alberdi el alquiler promedio es de 8 quintales, mientras que en Moreno es de 6,7 quintales y aumenta a medida que nos movemos hacia el sur, llegando a los 9 quintales en Rivadavia.

En La Pampa el valor del arrendamiento desciende rápidamente hacia el sur, llegando a 5 quintales en Atreucó. Por otro lado, San Luis es la provincia con los promedios departamentales más bajos, entre 5 y 8 quintales.

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú