¿Cuánto tiene que llover para salvar los rindes de soja?

Según estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario tendrían que llover entre 120 y 180 mm en los próximos 15 días para recuperar condiciones óptimas.

La semana arrancó con una lluvia suave refrescando buena parte de la zona núcleo agrícola, siembre una buena noticia en un contexto de sequía y en pleno avance de la siembra de soja. Pero la gran pregunta que surge es si será suficiente para que los perfiles se recuperen y para que los cultivos puedan aspirar a rendimientos razonables.

La primera variable que entra en juego es el atraso en la fecha de siembra de soja que el déficit hídrico ya generó.

“En un buen año, este atraso en la fecha de siembra significaría entre un 10 a un 15% de caída respecto a los rindes potenciales. Hay estudios que sugieren que la caída en rinde puede llegar hasta los 30 kg/ha/día sembrando después del 15/11. Pero como estamos un año restrictivo, esta demora podría ser una ventaja y asegurar pisos de rindes. Pero necesitamos una mejora en las reservas de agua y no la tenemos”, explica en un informe reciente de la Bolsa de Comercio de Rosario un ingeniero que es especialista y ha hecho ensayos en la zona de Pergamino.

Según la BCR, la pregunta del potencial actual de la soja está ligada a saber cuál es el déficit en el perfil de los suelos. En el primer metro del suelo y siguiendo la necesidad de una pradera permanente, tendrían que llover entre 120 y 180 mm en los próximos 15 días para recuperar condiciones óptimas.

«Pero hay otra limitante: la falta de agua en profundidad, o sea después del primer metro del perfil del suelo y cómo han bajado las napas, quedando fuera de la capacidad efectiva que tienen las raíces. Cuánta agua hace falta para resolver esto es mucho más complejo de responder. Esta pregunta se volvió muy importante porque desde hace dos años atrás hay una faltante que se viene arrastrando por las dos “Niñas” que hubo con anterioridad. Por eso, volúmenes de lluvias modestos y heterogéneos cómo el que dejó la última tormenta no son significativos para cambiar las condiciones de sequía de este ciclo 2022/23», explica la entidad.

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú