La soja se cotizó en alza luego del informe del USDA

El tiempo seco y caluroso que afecta los cultivos de soja en el sur de Brasil y en buena parte de las tierras agrícolas de la Argentina y de Paraguay fue ayer el principal fundamento tomado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para recortar en su informe mensual de estimaciones agrícolas la oferta de la oleaginosa de la campaña 2021/2022 en los tres países.

Ese informe dio lugar a la suba de precios en la Bolsa de Chicago, donde el grano grueso se mantiene arriba de la barrera de los 500 dólares por tonelada. Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron alzas de US$4,69 y de 4,68 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 514,14 y de 517,44 dólares por tonelada. Desde el 30 de noviembre último estas posiciones suman ganancias del 14,1 y del 14 por ciento en comparación con los 450,67 y con los 453,88 dólares vigentes entonces.

Según las estimaciones publicadas ayer, el USDA prevé la cosecha de soja de Brasil en 139 millones de toneladas, por debajo de los 144 millones proyectados en diciembre, pero por encima de los 140,50 millones calculados anteayer por la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura brasileño, que en su trabajo mensual ajustó su expectativa desde los 142,79 millones de toneladas del mes pasado. Para ambos organismos aún sigue latente la chance de que Brasil logre una cosecha récord, algo que durante la semana pasada fue cuestionado por buena parte de los estimadores privados, que ubicaron la producción en un rango de 133 a 137 millones de toneladas.

Respecto de la Argentina, el USDA ayer ajustó su estimación de cosecha de soja de 49,50 a 46,50 millones de toneladas, un volumen que aún se ubica arriba de los 44 millones de toneladas previstos por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y de un rango manejado por los privados que va de 43 a 45 millones de toneladas.

Por último, el stock final de soja en el nivel mundial fue calculado por el USDA en 95,20 millones de toneladas, un 6,7% debajo de los 102 millones previstos en diciembre y también debajo de los 99,93 millones calculados por los operadores. El nuevo dato resulta el más bajo desde los 78,62 millones del ciclo 2015/2016.

Recortes también para el maíz
La producción sudamericana de maíz también fue reducida por el USDA en sus estimaciones mensuales, como consecuencia del tiempo seco. En efecto, para Brasil el organismo ajustó su expectativa de 118 a 115 millones de toneladas y para la Argentina, de 54,50 a 54 millones. Pero pese a estos ajustes, las exportaciones fueron proyectadas sin cambios, en 43 y en 39 millones de toneladas, respectivamente.

Para Estados Unidos el USDA elevó de 382,59 a 383,94 millones de toneladas el volumen de la cosecha y de 37,94 a 39,11 millones las existencias finales, dato este último que superó los 37,39 millones previstos por los privados.

En buena medida por esa razón, y por la posibilidad de que durante la semana próxima llegue un alivio parcial para los cultivos argentinos con lluvias previstas sobre buena parte de las zonas agrícolas, los precios del maíz cerraron con leves bajas en Chicago, donde las posiciones marzo y mayo resignaron US$0,78 y 0,69, al quedar con valores de 235,82 y de 236,50 dólares por tonelada.

Con la recolección de trigo argentino prácticamente terminada, ayer el USDA elevó de 20 a 20,50 millones de toneladas su estimación de cosecha, dato que se mantuvo debajo de los 22,10 millones de toneladas proyectados por el Ministerio de Agricultura. Además, el organismo estadounidense mantuvo en 13,50 millones de toneladas su cálculo sobre las exportaciones, también debajo de los 14,50 millones previstos por Agricultura.

Valores en el mercado local
En el mercado doméstico los precios de la soja también cerraron ayer con tendencia positiva, dado que los compradores pagaron hasta 390 dólares por tonelada de la oleaginosa con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, 5 dólares más que el miércoles. El equivalente de la nueva propuesta, de 40.357 pesos, superó los 38.397 pesos calculados por la Bolsa de Comercio de Rosario como la capacidad teórica de pago de la industria aceitera exportadora. Esto pone de manifiesto la necesidad que tienen las fábricas de conseguir grano para procesar.

Las pizarras del Matba Rofex mostraron alzas de US$1 y de 2,50 sobre las posiciones enero y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 390,50 y de 366,50 dólares por tonelada.

Por tonelada de maíz disponible los exportadores elevaron sus propuestas para el Gran Rosario de 225 a 230 dólares por tonelada y de 245 a 250 dólares para Necochea. Para Bahía Blanca los interesados mantuvieron sus ofertas en 250 dólares.

En el Matba Rofex las posiciones enero y abril del maíz perdieron US$0,10 y 0,50, en tanto que sus ajustes fueron de 232 y de 222,50 dólares por tonelada.

Los precios del trigo mostraron altibajos ayer en el mercado local, donde los exportadores ajustaron sus ofertas de 237 a 235 dólares por tonelada disponible para el Gran Rosario, mientras que la elevaron de 230 a 235 dólares para Necochea. El mismo valor fue propuesto en Bahía Blanca, donde no implicó cambios.

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú