Trabajadores rurales rechazan la mecanización de la cosecha de yerba

Representantes de la producción que integran el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) aclararon que desde esa entidad no están a favor de la mecanización de la cosecha y advierten que lo único que se impulsó es un proyecto de evaluación.

En este sentido, Nelson Dalcolmo, director del INYM, advirtió que “se acordó con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) fue encarar un programa de evaluación de la planta bajo distintos sistemas de cosecha, tanto manual como mecanizado”.

“El programa dura cuatro años y durante el segundo no arrojó resultados por el efecto de la seca y en definitiva para nosotros, es un resultado. Si la seca no dejó avanzar el proyecto, es un resultado”, advirtió el dirigente.

Desde el sector advierten que siempre la preocupación es cuidar la planta y por eso se impulsan todo este tipo de evaluaciones que apuntan también a adaptar el manejo de los yerbales. “Todas las cuestiones que nos interesan le encomendamos al INTA como agente de investigación”, analizó Dalcolmo.

Por otra parte, sobre la finalización de la cosecha, el dirigente advirtió que algunos secadores están parando y otros ya han finalizado. Asimismo, contó que la evaluación de la cosecha gruesa se realizará el 20 de octubre.

“La zona más afectada fue la zona sur de Misiones y toda la parte productiva de corrientes. Ahí algunos yerbales no fueron cosechados por efecto de la seca y algunos incendios. Lo que salvó fue la parte centro y norte de Misiones, ahí no se registraron grandes inconvenientes”, indicó Dalcolmo.

Por otra parte el director del INYM advirtió que todavía no está definido el laudo y posiblemente salga la semana que viene, según informaciones extraoficiales. En este marco, desde el sector advierten que fue muy importante la actitud del gobierno de Misiones para defender el precio del producto, “sería importante que todos los gobernadores lo hagan pero lastimosamente, en Corrientes no pasó”, dijo.

Comunicado

En el marco de la información difundida recientemente que da cuenta de ensayos con máquinas cosechadoras de yerba mate, los representantes de los sectores de Trabajadores Rurales, Carmelo Rojas, y de la Producción, Nelson Dalcolmo, Claudio Marcelo Hacklander y Jonas Petterson, en el Directorio del INYM, comunican que no avalan la mecanización de la cosecha de yerba mate.

“A lo largo de toda su historia, con más de 120 años de cultivo sistemático, la yerba mate se caracterizó siempre por ser una actividad inclusiva y distributiva, sinónimo de arraigo rural, generadora de fuentes de trabajo en todos los estratos sociales (desde la cosecha hasta la industrialización) y dinamizadora de la economía en todos los pueblos de la zona productora (Misiones y nordeste de Corrientes)”, expresaron.

“Para dimensionar la importancia del sector, cabe recordar que en el escenario actual interactúan 15.000 tareferos, 12.500 productores, 49 cooperativas, 197 secaderos y 102 molinos y molinos – fraccionadores, con sus respectivos empleados”, explicaron.

“Quienes representamos a los cosecheros y a los productores de yerba mate bregamos por afianzar ese escenario, propiciando una productividad sustentable y el empleo digno, para dar certidumbre y una mejor calidad de vida a los trabajadores”, advirtieron.

Entendemos que “la mecanización de la cosecha se contrapone a esos objetivos, por cuanto representa desplazamiento de mano de obra y, en consecuencia, crisis social, además de desconocerse el impacto del uso de estas máquinas en el ciclo productivo de las plantas y en la calidad del producto final”, sentenciaron. Fuente: Primera Edición de Misiones

Agricultura, Destacadas

Te puede interesar:

Menú